"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

viernes, enero 21, 2005

¿Crisis? Subvención frente a imaginación

Cada año se repite la misma cantinela, lo mal que le va al "cine español". También le va mal al "cine europeo", así el "cine francés" ha perdido más de un millón y medio de espectadores.

Antonio Felez, productor, en el artículo mencionado lo tiene claro: frente a la competencia estadounidense sólo cabe una solución: la subvención del Estado. No es de extrañar con que esta predisposición ¿genética? de nuestros "artistas" a ser financiados por ese gran crítico cinematográfico que es el Estado Español muestren tantas simpatías hacia las tendencias políticas más proclives a pagarles sus caros juguetes.

El mundillo del cine español, y europeo, se ha convertido uno de los lobbies más importantes a la hora de conseguir fondos económicos del Gobierno de turno a cambio de su apoyo, evidentemente no desinteresado. Es díficil encontrar una película europea no financiada a través de Eurimages, de las distintas televisiones públicas o directamente del Estado.

De esta manera los que finalmente realizan las películas no son aquellos que tienen más talento artístico sino aquellos que se saben arrimar mejor al donante estatal, creando una red clientelar alrededor de intereses políticos. Por otra parte, esta subordinación al poder político origina un adormecimiento de las conciencias, satisfechas de sí mismas y pendientes de complacer a la mano que le da de comer, originando unos productos banales y predecibles.

El rechazo del público español refleja un auténtico conflicto entre los consumidores-espectadores y los productores-directores-guionistas-actores. Los consumidores rechazan el tipo de cine onanista refugiado en la torre de marfil que graciosamente ha construido para los cineastas adictos al régimen el Ministerio de Cultura y Televisión Española.

Al cine español le falta riesgo, calidad, compromiso con el público. La mayor parte de sus integrantes son unos analfabetos tecnológicos, ignorantes de la industria, empuñadores de pancartas con las que tratan de ocultar su falta de capital intelectual.

Al cine español le falta fogarse en los mercados internacionales. Comprender el potencial del español como una lengua que traspasa fronteras y que tiene en Hispanoamérica un potencial de crecimiento enorme (los argentinos sí que lo han visto, y ahí está su producción, desde los éxitos comerciales, como 9 reinas, hasta las maravillas de riesgo, como la espeluznante La niña santa).



Asumir que el cine es un híbrido de arte e industria, y que la profesionalidad de un cineasta pasa por saber vender su producto, sin avergonzarse de ello. Abandonar su elitismo de pacotilla, mezclándose con los distintos públicos objetivos a los que podría diversificar su producción. En resumen, desprenderse de la caspa rancia de su pose progre e integrarse en el cosmopolitismo globalizador al que están subidos los norteamericanos (como siempre), pero también los taiwaneses y los chinos.

5 comentarios:

Topgun dijo...

Libertariano, ayer cuando oí la noticia en la radio estaba conduciendo y pense en ti. Ya de noche busque en tu blog algún comentario; no lo encontre. Ésta mañana, otros vecinos de redliberal trataron el tema,pero tampoco encontre tu comentario . ¿Qué raro? pense.

Bueno, la duda por fín se desvelo. Valio la pena esperar. Tio !! estás que te sales en este artículo. El mejor del mes sin duda. Cojonudo!

LouReedCensored dijo...

De acuerdo con el anterior, éste es un muy buen artículo. Además, la noticia, ES UNA GRAN NOTICIA. Que conste que no me rio de que una industria pierda clientes, ni me rio de que a algunos les pueda ir mal. Me rio por el hecho de que el cine español actual pierda espectadores es una gran noticia para todos los que no comulgamos con el pensamiento único. De todas formas, nos meteran esas peliculillas en todas las televisiones públicas o privadas y seguiremos siendo masacrados con su miserable ideología, sino en el cine, en las series de TV, refugio perfecto para seguir vomitándonos su ideología totalitaria. Véanse; Cuentame, 7 vidas, Los Serrano, Lobos, etc, etc.
Gran noticia, si señor.

Libertariano dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios.

Anónimo dijo...

LouReedcensured, tu también estás genial en "Cocaine", yo la conseguí cuando estaba prohibida en España (me la trajo un primo de Andorra, uf! hace un montón).
A ver si Santi se anima y explica que está pasando con 'Cuentame'. Serie costumbrista muy bien hecha pero que ahora parece un documental (malo) político. Antes me gustaba (como a la mayoría) pero ahora ya no. ¿Porqué será?

Libertariano dijo...

No hay dinero en el mundo que me obligue a ver un capítulo de "Cuéntame". Coincido contigo en que, por los trailes ¡ojo!, parece estar correctamente realizada pero el costumbrismo es que me mata y la voz en off del chico es un recurso más viejo que el bigote de Imanol Arias.

Lo que me da un poco de pena es que no puedo seguir la nueva temporada de "Urgencias", una serie cinemática dónde las haya y que a ratos alcanza una "suciedad" estimable. Sin embargo las series más presuntamente "negras" como 2 metros bajo tierra y Los soprano me parecen bastante blanditas bajo esa apariencia de sarcasmo y cinismo.

Entre las comedias "Sexo en NY" es cargante, pero me parece que Frasier, Seinfeld, incluso Friends son bastantes buenas (una cámara que filmara las reunines de los guionistas sería genial).

El único costumbrismo que soporto es el de los Simpsons y el de South Park. Costumbrismo con mala follá, vamos.

PD. Además soy objetor televisivo a TVE y CanalSur ;-)