"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

martes, marzo 01, 2005

Andaluces ¿levantaos? El día después

El 28 de febrero de 1980 se cambió el rumbo discriminatorio con el que se había diseñado el Estado de las Autonomías en la Constitución de 1978. En vez de la asimetría entre comunidades, que favorecía a las “históricas” Cataluña, País Vasco y Galicia, el referéndum convocado en Andalucía (éste sí legal) introdujo el denominado “café para todos”, es decir, que al igual que en una democracia la igualdad de los ciudadanos es un presupuesto indiscutible, de manera análoga la igualdad jurídico-formal entre las comunidades que componen el Estado debería ser efectiva.

Veinticinco años después, sin embargo, el giro federalista que lideró Andalucía, sendero al que se sumaron el resto de comunidades que habían sido discriminadas, se está diluyendo ante las exigencias confederalistas asimétricas que los nacionalistas catalanes y vascos están imponiendo en España, aprovechándose de la debilidad institucional del gobierno nacional y la pobreza de atributos (intelectuales) del Presidente del gobierno.



En aquel momento la rebelión andaluza fue posible gracias a la existencia de un clase política andaluza pujante, lúcida y vigorosa, que no dudaba en enfrentarse a los líderes de su partido cuando sus principios, democráticos no nacionalistas, así lo exigían. Rafael Escuredo en el PSOE, Alejandro Rojas Marcos y Luis Uruñuela en el Partido Andalucista, Manuel Clavero Arevalo o Manuel Jiménez de Parga en UCD... Clavero que era ministro incluso dimitió ante la postura ambigua de su partido. Y el pueblo andaluz estuvo a la altura de las circunstancias, saliendo a las calles y a las urnas a decir “No” a los privilegios de los de siempre.

Hoy en día, sin embargo, tras treinta años de poder ininterrumpido del PSOE la sociedad andaluza está aletargada y embrutecida por el constante bombardeo de folclorismo y mixtificación (entre las sevillanas y Al-andalus) a cargo de Canal Sur (televisión y radio, varios canales), acompañado de una política de subvenciones y favoritismos que han comprado el vasallaje y el silencio de los anteriormente críticos. Por otra parte, aquella clase política se ha ido jubilando o quemando en el ejercicio del poder, y los que quedan, a nivel autonómico y estatal, son pálidas sombras, cuando no patéticas, de aquellas (era triste ver agitarse a Alfonso Guerra en el Parlamento cuando el lehendakari echaba por tierra, ante la impasible mirada azul de ZP, su memorable reflexión

Ya nunca más se cuestionará el Estado en España y las tendencias centrífugas han desaparecido para siempre.


en su libro La década socialista.

Ante el desafío que supone el plan Ibarretxe y el plan Maragall con respecto al federalismo simétrico, que respete la igualdad de las comunidades ante la ley, esta vez no creo que podamos contar con Andalucía como parapeto de los constitucionalistas. Y no hay señales que desde ninguna otra comunidad se esté dispuesto a relevar en la defensa de la democracia federal.

El seguidismo de Andalucía y su postración actual va a continuar ya que como en todos estos años no ha conseguido salir del furgón de cola de España y Europa va a seguir viviendo de la solidaridad activa de ambas. Y la solidaridad-pasiva crea una sociedad dependiente, inmadura, irresponsable, proclive al populismo carismático. Dicho seguidismo se repite en el planteamiento de un nuevo estatuto de cuya necesidad sólo se dan cuenta los políticos, naturalmente para conseguir mayor cuota de poder, del cual luego no se muestran responsables (un mal endémico de este Estado de las Autonomías). Una reforma realmente importante consistiría en la limitación del mandato presidencial para evitar el establecimiento de sultanatos políticos y lealtades mafiosas. Me apuesto lo que se quiera a que de limitación en los mandatos "ná de ná".

Y lo que es peor. Lejos del andalucismo discreto y elegante de Lorca Machado o Juan Ramón Jiménez se promueve un andalucismo de himno y pandereta, proclive a remedar los tics histriónicos de los nacionalismos extremos.

Lejos está el tiempo en que Cernuda escribía:

El andaluz

Sombra hecha de luz,
que templando repele,
es fuego con nieve
el andaluz.

Enigma al trasluz,
pues va entre gente solo,
es amor con odio
el andaluz.

Oh hermano mío, tú.
Dios, que te crea,
será quién comprenda
al andaluz.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hace tiempo que te leo y cada vez con mayor admiración. El problema que planteas sobre los nacionalismos es complicado y soy bastante pesimista al respecto. Un problema entre élites políticas que afecta poco a la convivencia entre las personas. Sentí hace poco a Herrero de Miñón comentar que el actual planteamiento catalán y vasco sirve para reconocer la asimetría que de "facto" viene en la constitución con los términos nacionalidades y regiones.
Asi que un planteamiento liberal federalista tiene ya una base jurídica muy difícil en esta Constitución. El modelo autónómico ha reforzado el clientelismo, la inseguridad jurídica del ciudadano y una administración ineficiente. Y como muy bien apuntas en algunas regiones ha ahogado la iniciativas personales con la limosna de la subvención. !Más competencias para las personas y menos para los gobernantes y los Estados!
Belio

Luis Rull Muñoz dijo...

Buen comentario, aunque olvidas que un buen argumento podría ser aquel que desautoriza esta descentralización por la mala implementación de la misma, no por la (implícita)idiotez / incapacidad / inmoralidad de la clase política andaluza. El principio de subsidiariedad es, desde mi punto de vista, donde está el punto de toque. Demostrar que la centralización, como principio general, genera más ventajas que desventajas, es la tarea interesante. Otra cosa es la forma en la que la autonomía andaluza se ha desarrollado...

jiang dijo...

Runes of Magic is a Massively Multiplayer Online Role playing Game without monthly costs all kinds of Rom Gold and free to download. The premise is that you have played this game and understand the necessary Runes of Magic Gold in the Runes of Magic game. Perhaps the first monster I saw taken down in the demo can gain those varieties of Runes of Magic money. Characters choose one class; the important one is that we have to buy Rom Gold first. You can switch freely between the two classes, but you can only use primary abilities from your primary class, along with cheap Runes of Magic Gold, secondary abilities from your secondary class.