"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

viernes, marzo 11, 2005

El amor y la muerte

Cierto aroma a pederastia, combinado con la previsibilidad de las películas de fantasmas, está relegando injustamente a Reencarnación, de Glazer y Nicole Kidman, con guión de Carriere (el habitual de Buñuel) al limbo de películas para adolescentes, entre los que naturalmente no va a tener ningún éxito.



Como dijo Nando Salvá en Dias de Cine (más bien Noches golfas de cine) una pieza de cámara con el núcleo de intensidad de una ópera. Y tiene razón. En la secuencia de la ópera (Wagner) el primer plano de la Kidman -prodigiosa en toda la película (y bellísima con su pelo corto y esas piernas ligeramente musculadas, y esa figura tan estilizada)- es para que Bergman la esté llamando ya y después morirse -¿otro testamento con la Kidman y Cruise?, la pareja mortal-





La secuencia inicial es de una gran precisión formal, ¡ojo que lleva los cordones sueltos!, con un ritmo videclipero que revela los orígenes de Jonathan Glazer, quizás el director británico con más talento.

La película transcurre en un suspiro, y con La mujer del obispo (la de Cary Grant, por supuesto), El fantasma y la señora Muir y Jennie una de las películas de amor fou ultraterrenal más elegantes, hermosas y suigeneris.

Por otro lado, la ambientación del mundo patricio neoyorkino actual está fielmente retratado (ese "papel pintado" ) y le presta a la abracadabrante historia un trasfondo de verosimilitud que en otras circunstancias sería imposible. Como todas estas pelis de espíritus, sea El sexto sentido o Donnie Darko, todo está traido un poco por los pelos y se necesita cierto "poner entre paréntesis" el instinto de verosimilitud. Aunque ésta tiene a su favor que el toque ultraterrenal está resuelto como un drama existencial en la pura inmanencia.

Yo ya sabía, hacia el primer tercio, más o menos de lo que iba el asunto (creí que había enterrado el diario de Sean), pero aún así lo que me interesaba era la intensidad de la creencia del niño y la necesidad de creer de Kidman, que compone un papel de mujer-dependiente impresionante, con un par de rasgos (genial cuando se pone de rodillas delante de su prometido y le besa la mano).




Esta película es para irla saboreando y destripando poco a poco. Hay un último comentario de Lauren Bacall al niño que nos da la clave sobre el marido ausente (sobre el que Glazer no comete el inmenso fallo de Almodóvar en Todo sobre mi madre)




Ese último comentario de la Bacall explica mucho de ese ambiente insano (uno de los aspectos que me gustan del film, con su esteticismo que se corresponde con cierta podedumbre moral que asoma por debajo de la aparente perfección de sus vidas lujosas) en relación a Sean y a su relación con su mujer, su hermano (excepcional Peter Stormare) y su cuñada (Anne Heche, bellísima remedando a Veronica Lake)



No es sorprendente que el 2004 haya sido un año tan bueno para el cine yanqui, viendo la procedencia "multicultural" de los que han realizado esta película: Glazer británico, Carriere francés y Kidman australiana. Así se puede, para que vayamos aprendiendo.

1 comentario:

jiang dijo...

Runes of Magic is a Massively Multiplayer Online Role playing Game without monthly costs all kinds of Rom Gold and free to download. The premise is that you have played this game and understand the necessary Runes of Magic Gold in the Runes of Magic game. Perhaps the first monster I saw taken down in the demo can gain those varieties of Runes of Magic money. Characters choose one class; the important one is that we have to buy Rom Gold first. You can switch freely between the two classes, but you can only use primary abilities from your primary class, along with cheap Runes of Magic Gold, secondary abilities from your secondary class.