"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

sábado, marzo 05, 2005

Hitler, la rata en su laberinto

En Libertad Digital se ha publicado mi crítica de El Hundimiento, la película que relata los últimos días de Hitler, encerrado en su bunker. Hirschbiegel había ya llevado a la pantalla el célebre experimento de Stanford con estudiantes como conejillos de indias, en los roles de presos y carceleros. Con El hundimiento relata algo parecido, con Hitler en el papel de Gran Rata.

La película es bastante mediocre, llevando al cine el formato de serie de televisión "de lujo", con la que las cadenas estatales se suelen dar un baño "de prestigio".

Además es infame en el tratamiento que le da a Hitler, Goebbels y sus secuaces. En la crítica relato un par de deleznables regalos visuales. Ahora me centraré en otro momento despreciable, la muerte de Goebbels. Anteriormente no se ha cortado un pelo en toda clase de demostraciones morbosas de asesinatos, suicidios y demás barbarie. Sin embargo justo en el momento en que vamos a ver como Goebbels y su despreciable mujer se van a matar hace un rápido movimiento de cámara para hurtarnos ver la muerte del adlátere nazi, como ya antes se había vuelta mojigato al relatar en fuera de campo el suicidio de Hitler, del que no vemos su cadaver, contribuyendo así a la mitología sobre la no aparición de los restos del dictador.

Ya Daney había llevado a sus últimas consecuencias analíticas la conocida frase de Godard "Un travelling no es una cuestión técnica: es una elección moral", al comentar un travelling en la película Kapo de Pontecorvo, a partir del asco cinematográfico que le había producido a Rivette, que había escrito:

"Observen, en Kapo, el plano en que Riva se suicida tirándose sobre los alambres de púa electrificados: el hombre que en ese momento decide hacer un travelling hacia adelante para reencuadrar el cadáver en contrapicado, teniendo el cuidado de inscribir exactamente la mano levantada en un ángulo del encuadre final, ese hombre merece el más profundo desprecio"

6 comentarios:

Albert_Esplugas dijo...

“En el peor, no me extrañaría que se haya convertido en un filme de culto de la emergente extrema derecha germana.”

“No es que se llegue a una reivindicación implícita de su figura. Es más sutil. Lo que se plantea es la comprensión empática hacia el pobre desgraciado, enfermo y fuera de sí que muestra la película, y ya sabemos que la comprensión suele saltar, sin lógica, a la justificación, y de ésta a la glorificación.”

“Pocas veces tan pobres imágenes habrán hecho tanto daño.”

Vaya, pues no estoy nada de acuerdo. Me pareció una película excelente, y en absoluto la entendí como una “versión light de los últimos días de Hitler” que “muestra la lamentable trivialización de lo que significó el nazismo como emergencia del mal puro en el corazón del Occidente ilustrado.” Yo creo que se retrata a Hitler como el villano que era, y no vi ese sutil intento de motivar la comprensión de su figura, y mucho menos creo que pueda saltar uno de tal caracterización a su glorificación. Se me antojó todo muy creíble, en buena medida justamente porque no se presenta a una homogénea camarilla de nazis sádicos y viles de corazón. La realidad tiene muchos más matices. Me viene a la memoria “Los que vivimos” de Rand, uno de cuyos protagonistas es un individualista que equivocadamente está en el bando rojo. No es preciso creer que los políticos son malvados para censurarlos y condenar la intervención del gobierno. El régimen nazi puede merecernos el mayor de los desprecios sin necesidad de pensar que todos y cada uno de los burócratas que lo componían y todos y cada uno de los ciudadanos que lo apoyaban eran gente perversa. En fin, la lectura que haces de la película me parece un poco forzada.

Un saludo

Libertariano dijo...

Encantado de leerte Albert, tengo pendientes un par de discusiones pendientes contigo, como ya te comenté en su día.

Sobre la interpretación que hago de "El hundimiento" más que forzada yo la calificaría de "radical", en el sentido de ir a la raiz del problema de la representación moral de las imágenes, no en el sentido de una moral "externa" (es decir que no me guste el Potenkim o el Triunfo de la voluntad porque son profascistas) sino de una moral interna al propio film.

Así la indignación que me ha producido "El hundimiento" ha sido comparable a la que me han producido en los últimos tiempos "La pelota vasca" de Julio Meden o "Farenheit 9/11" de Michael Moore, como no me gustó nada en su momento, ciñendonos al tema nazi-alemán, "La vida es bella" o "La lista de Schindler".

Y es que "El hundimiento" comparte con "Mar adentro", de ahí la referencia a Spielberg, la "disneyzación" simplificadora que envuelve en algodón las aristas de la realidad.

Y aparte de la referencia a Die Zeit que hago en la crítica, hay un artículo furibundo de Win Wenders (realizador que por otro lado no me gusta nada) contra el film y desde los EEUU la crítica no ha sido menos dura. Así en el New York Times:

"''Downfall,'' which was based partly on a memoir Junge wrote with Melissa Müller (and also on the work of the German historian Joachim Fest), seems to accept her image of herself as a naïve young woman drawn to working for Hitler more by ''curiosity'' than by ideological zeal. As ''Blind Spot,'' an unnerving documentary about Junge (who lived until 2002) makes plain, this curiosity did not extend to what her boss was actually doing. But while ''Blind Spot,'' true to its title, allows you to intuit the layers of denial and selective memory that allowed Junge to live with herself, ''Downfall'' implicitly affirms her innocence, and extends it to the German people at large. When Goebbels and Hitler refuse to express compassion for their own civilians, and declare that the Germans have brought their fate upon themselves, the movie is sending its domestic audience the soothing message that ordinary Germans were above all the victims of Nazism"

Saludos

Albert_Esplugas dijo...

Gracias por tu comentario, Santiago. Me temo que tampoco coincidimos en la “La lista de Schindler”, “Mar adentro”, y “La vida es bella” :-S
Un saludo ;-)

Anónimo dijo...

Hola, iba de paso y veo este comentario tuyo sobre la pelicula el hundimiento, precisamente hoy la vi y encima de hacer esfuerzos por ajustar la pelicula a tu vision, simplificas mucho las cosas, la vida estimado, no es en blanco y negro, tiene sus matices como todo en la vida, en cuanto a hitler, no se como se porto mas que por la informacion que se recibe y siempre los triunfadores la cuentan segun sus intereses, pero pienso que el regimen nazi en nada se diferencia de lo que vivio la union sovietica o lo que vive ahora estados unidos, camarillas de seres una tanto despreciables, pero que en su momento no se vieron tal como los vemos ahora, en el caso de hitler pues si y de los sovieticos, pero en el caso de estados unidos aun se ve como lo presentan los medios un presidente aparantemente democratico pero que en la realidad no lo es, claro eso no aparece. te digo que mas que por hitler deberiamos estar preocupados por la persona que gobierna al pais mas grande del mundo que segun lo que narran los historiadores, de hitler el esta haciendo lo mismo. hitler ya murio pero bush esta vivo y haciendo lo que un dia hizo precisamente el aleman, pero ves pocas personas lo ven asi. de modo que dentro de agunas decadas veremos realmente, lo que ocurre ahora en su real magnitud, muchos alemanes dicen que no se dieron cuenta de lo que le hacian a los judios y los medios nunca lo dieron a conocer, igual pasa ahora, con prisiones secretas por el mundo que tiene estados unidos, pero la gran mayoria no lo cree porque los medios no lo informan.
asi que estimado amigo no estes preocupado por alguien que ya no nos puede hacer nada, preocupate de los vivos y de los ejemplos que siguen.
saludos

Anónimo dijo...

ese tipo fue un genio vivio y murio como un heroe, sus ideales fueron maravillosos y los mantuvo hasta su muerte murio con lealtad, hoy en dia nadie se jugaria por su patria como el

jiang dijo...

You will get a beautiful cloth which in the game if we want to need the beautiful cloth, we can use our own Scions Of Fate gold to buy. The one I owned on my character is one of my friends sent to me the necessary SOF gold. Sometimes we can share the trophy as the necessary Scions Of Fate money together, and we do quest together. I do not have enough confidence and cheap SOF gold about my weak memory. First I have to buy sof gold to improve my pet which I have a lovely leopard in this game.