"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

lunes, mayo 09, 2005

De documentales (I): sobre los "gusanos" cubanos

Lo mejor de este fin de semana en TV ha venido de la mano de los documentales. El juego de Cuba es una extraordinaria visión sobre la isla, su pueblo y los diversos regímenes que ha sufrido, a través de ese incomprensible (para mi) deporte que es el "beisból" (pronunciado a la cubana).



El documental ha sido realizado por Manuel Martín Cuenca, con guión de Alejandro Hernández. Ambos tienen evidentes simpatías por la Revolución, aunque a Hernández le tienen prohibida la entrada en la isla y ambos han visto como las autoridades comunistas han prohibido la exhibición del documental en Cuba. Pero el equilibrio y la amplitud de miras que muestran ambos se sobrepone a su posible parcialidad, y dejan que todos los actores de la trágica opereta caribeña se expresen con libertad.

Es precisamente el ocultamiento de los documentalistas la condición para que se vaya produciendo, paulatina y dolorosamente, el desvelamiento de la verdad, a través de los intersticios de los doloridos relatos de unos y otros. No es de extrañar, por tanto, que el viento de la libertad que sopla en esta película haya molestado a los rottweilers de la represión cubana.




Algunos de los peloteros cubanos explican la situación del deporte en Cuba desde su perspectiva de exiliados: «La pelota de Cuba tiene dos caras. Existe una para la arena interna­cional, que puede resultar atractiva. Pero hay otra interna que es cruel e insoportable. Los peloteros cubanos se están asfixiando con lo que está sucediendo... Hemos llegado con juventud a este país y no nos faltarán ganas de luchar... Por supuesto que la meta es llegar a las Grandes Ligas. Para nosotros, lo peor ha queda­do atrás"

"Lo peor ha quedado atrás"... Como señaló Alejandro Hernández, cuando huyes de la isla automáticamente desapareces. "Es como si Raúl se fuese al Manchester, y de repente en España se borrase todo rastro del jugador por el Madrid, la selección, etc... Es imposible, claro"

Es divertido, aunque triste, la forma comunista de distribución que se muestra en el documental. Para el partido entre una selección cubana y un equipo norteamericano, que hizo caso omiso del embargo, se había creado una expectación sin precedentes entre los cubanos. El problema: sólo había cincuenta mil entradas. Frente al mecanismo de precios, ¿qué hizo el aparato del gobierno? Pues repartir las entradas con criterios igualitarios, es decir, tantas para los estudiantes, tantas para las amas de casa, y así con el resto de los "colectivos". En el documental vemos como los aficionados auténticos se quedan sin entradas, y gritan su desesperación contra los enchufados del partido. Martín Cuenta filma el partido y a varias personas del público que, efectivamente, no tienen ni idea de lo que están viendo.

Pero quizás las imágenes más desoladoras se dan cuando el director entrevista a unas adolescentes, preguntándoles por los que están en contra del régimen de Castro, a lo que ellas responden, bellas, inocentes y sectarias, que son "gusanos". "¿Y los balseros?", insiste el director. "Los balseros son también gusanos"

.

6 comentarios:

Klaus Meyer dijo...

"Es precisamente el ocultamiento de los documentalistas la condición para que se vaya produciendo, paulatina y dolorosamente, el desvelamiento de la verdad"

En este punto no se qué pensar. Si bien "Fresa y Chocolate" (realizada en Cuba) revelaba la homofobia de los militantes comunistas (ojo, no del gobierno o El Patido), o la posterior del mismo director (no recuerdo el título) que narraba las peripecias de una familia cubana, debido al "período especial", para enterrar a su abuela, no se que influencia real hayan tenido para abrir ojos y conciencias sobre la realidad cubana. La homofobia puede achacarse a individuos y la penuria al embargo.

Igualmente con "Antes que anochezca" basada en la novela de Reinaldo Arenas, en retrospectiva no veo que la homofobia padecida por el personaje principal, interpretado por Javier Bardem, fuera achacable al régimen.

Libertariano dijo...

Me refería Klaus a la verdad interna al documental, no que fuese a abrir los ojos a nadie.

Si los mismos documentalistas, que han sufrido la censura y la persecución de la tiranía, medio la disculpaban...

Por cierto, Julian Schnabel, pésimo pintor y patético cineasta, cuando recogió en Venecia el León por Antes que anochezca fue muy crítico con dictadores como... ¡Franco!

Y olé

Klaus Meyer dijo...

"Por cierto, Julian Schnabel, pésimo pintor y patético cineasta, cuando recogió en Venecia el León por Antes que anochezca fue muy crítico con dictadores como... ¡Franco!"

Ya decía yo...

eGandalph dijo...

No sé que pensar de lo que escribe klaus meyer; no estoy claro si estamos ante un ejercicio de ironía.

Por si acaso, quiero expresar que los muchos males que aquejan a la sociedad cubana siempre encuentran justificación oficial en los otros o los de más allá. El gobierno, cualquier funcionario o militante o director de prisión o periodista estatal, repetiría las palabras de klaus meyer. Como bien dicen, la homofobia puede achacarse a individuos y la penuria al embargo. Pero da la casualidad de que en Cuba la homosexualidad fue (y en alguna medida lo es aún) un delito, es decir, mucha gente fue a la cárcel por sus preferencias sexuales o por su amaneramiento; y al ambargo norteamericano (supongo que a ese se refiere el meyer) es un chiste para los cubanos, que sufrimos en primerísimo lugar el bloqueo del gobierno a nuestras libertades y derechos más elementales.

Libertariano dijo...

Las palabras de Meyer no era de justificación, sino todo lo contrario. Venía a decir que en las películas a las que se refiere realmente no criticaban el regimen, ya que lo exculpaban.

En ese sentido, Gandalf, funcionarían dichas películas exactamente como esos sicarios del castrismo a los que te refieres, a pesar de que superficialmente parecen críticas al sistema.

Yo no lo tengo tan claro como Meyer, pero en cualquier caso, por otros comentarios suyos, te aseguro que detesta tanto o más que yo la dictadura que sufrís los cubanos.

Un saludo y ojalá se acabe pronto la pesadilla

jiang dijo...

You will get a beautiful cloth which in the game if we want to need the beautiful cloth, we can use our own Scions Of Fate gold to buy. The one I owned on my character is one of my friends sent to me the necessary SOF gold. Sometimes we can share the trophy as the necessary Scions Of Fate money together, and we do quest together. I do not have enough confidence and cheap SOF gold about my weak memory. First I have to buy sof gold to improve my pet which I have a lovely leopard in this game.