"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

lunes, mayo 30, 2005

De la gran ilusión al gran desengaño

Al igual que hay un himno europeo, si hubiese que elegir una película representativa de Europa propondría La gran ilusión de Jean Renoir. Compleja, dura, hermosa película, en ella Renoir nos cuenta las peripecias de unos aviadores franceses hechos prisioneros durante la Primera Guerra Mundial (la película fue rodada en 1937, es decir en la víspera de la Segunda) por los alemanes, que los encarcelan en un castillo, teniendo por jefe nada más y nada menos que a von Stroheim.

.


La relación entre el aristócrata francés, magnífico Pierre Fresnay ("mi esposa y yo siempre nos hemos tratado de usted" le explica a un sorprendido burgués de su regimiento), que es el jefe de los franceses y su homólogo de clase alemán, de una intimidad mucho más estrecha que la que mantienen con sus compatriotas de diferente clase social (con Jean Gabin encarnando al francés "popular"), explica mejor que los más sesudos análisis de Alain Touraine o Pierre Bordieu el divorcio entre las endogámicas clases dirigentes políticas en Francia y Alemania y sus respectivos pueblos. Imaginemos la bronca que le estará echando en estos momentos Valery a Jacques: "Ya te lo decía yo, que eres tonto, quién te manda consultar a esos mastuerzos del populacho que, como siempre, han ido a emborracharse con cerveza a la plaza de la Bastilla"

Pero volvamos a la película. El sorprendente, por pesimista y amargo en su ambigüedad, final de la película puede ser una premonición de la incomprensión entre pueblos, razas, lenguas, religiones que puede hacer volar por los aires este polvorín llamado Europa, que finalmente, como en el film de Renoir, me temo que habrá sido sólo una gran ilusión

.

Pío Cabanillas era un político de centro durante la transición. Era famoso porque ganase quien ganase él siempre ganaba, pero de verdad. Como Martín Villa, que desde que tiene uso de razón no se ha bajado de un coche más o menos oficial.

Mi caso es el mismo con respecto al referendo francés, pero al contrario. Ganase quien ganase, sabía que la posición que defiendo iba a perder.

Si ganaba el la Europa burocrática, elefantiasica y esclava de una lógica estatalista, además de bendecir el dominio casi absoluto del eje decadente franco-alemán, daría un paso más hacia esta lenta e inexorable parodia de la caída del Imperio Europeo que estamos presenciado-viviendo.

Si ganaba el no, como ha sido el caso, una amalgama heteróclita de grupúsculos irracionalistas de la extrema izquierda (ATTAC y demás místicos charlatanes de la New Age) y la extrema derecha (chauvinistas, tradicionalistas y otros de la tribu Old Age) alzarían su voz pidiendo más elefantiasis, burocracia y estatalismo Europa hacia el solipsimo moral, la autarquía económica, la indigencia cultural . Ganase el sí o el no, una Europa liberal, fléxible, fuerte, dinámica, racional y, en consecuencia, capaz de plantar cara en la globalización a los EEUU y el sureste asiático es cada vez más una utopía.

El European Dream poco a poco se va convirtiendo en una espantosa pesadilla. O una ilusión óptica, que nos tiene tan mareados que ya no sabemos si vamos o volvemos.


.

1 comentario:

jiang dijo...

You will get a beautiful cloth which in the game if we want to need the beautiful cloth, we can use our own Scions Of Fate gold to buy. The one I owned on my character is one of my friends sent to me the necessary SOF gold. Sometimes we can share the trophy as the necessary Scions Of Fate money together, and we do quest together. I do not have enough confidence and cheap SOF gold about my weak memory. First I have to buy sof gold to improve my pet which I have a lovely leopard in this game.