"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

jueves, junio 02, 2005

Amnistía Internacional minimiza el gulag

Si ayer denunciaba la equiparación de los israelíes con los nazis que hacía Mercedes Lezcano, hoy me topo con el último informe de Amnístia Internacional, en el que se compara Guantánamo con ¡el gulag soviético!

Según Irene Khan, la secretaria general:

Guantánamo se ha convertido en el gulag de nuestra época, consolidando la idea de que se puede detener a las personas sin recurso alguno a la ley.

Si Guantánamo evoca imágenes de la represión soviética...


Es evidente que se puede criticar la actuación israelí, o la prisión de Guantánamo (yo mismo lo he hecho). Pero, ¿a que viene una extrapolación tan brutal? Desde la Embajada de los EE.UU. se precisaba:

La comparación con los gulags de la era soviética sugiere o una notable falta de familiaridad con la historia o una notable voluntad de tergiversar la verdad. Éstos son los hechos sobre Guantánamo: los detenidos allí son combatientes enemigos, que no pertenecen a ningún ejército u organización de ningún país, que en la mayoría de los casos fueron capturados en los campos de batalla de Afganistán cuando trataban de atacar a los estadounidenses. Mientras duran las hostilidades, han sido retenidos debido al evidente peligro de que, si fueran puestos en libertad, continuarían tratando de perpetrar atentados terroristas contra Estados Unidos y sus aliados. Han recibido un trato humano y digno, atención médica, comidas apropiadas desde el punto de vista cultural y religioso y asistencia religiosa. Se está llevando a cabo un proceso de revisión y reconsideración judicial del estatus de los detenidos.

Las comparaciones odiosas como éstas surgen más del odio hacia lo que se critica que de una sincera solidaridad con las víctimas. En este caso late esa enfermedad moral y política que es el resentimiento hacia los EE.UU. Un antiamericanismo primario que proviene del odio hacia el país que más ha hecho por destruir las utopías totalitarias. Los Auschwitz y los gulags, desde los que se soñaba con la liberación que podrían realizar... EE.UU.