"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

miércoles, junio 29, 2005

¡Es la política, estúpidos, es la política!


Los aficionados al cine y la política harían bien en echarle un vistazo a El ala oeste de la Casa Blanca. El lunes empezó su tercera temporada en TVE, que la emitió con nocturnidad y alevosía en La 2 y a las dos ¡de la madrugada!

A partir de unos guiones de Sorkin se nos describe al equipo más íntimo del Presidente Bartlet, un demócrata centrista y pragmático. Bill Clinton es fácilmente reconocible, aunque sin sus veleidades extramatrimoniales (por el momento). Esta serie haría las delicias de Maquiavelo, porque hace un retrato realista, ni sardónico ni ingenuo, de lo que puede ser una Administración estatal: el tira y afloja con diferentes grupos de presión, el duro golpe a la ideología que supone enfrentarse con la realidad, las ansias de poder, los conflictos personales, la importancia de la retórica, la influencia de la opinión pública a través de las encuestas.



Formalmente es impecable. Un estilo rápido, howardhawksiano, con personajes perfectamente dibujados que destacan por su profesionalidad (sobresale entre ellos Toby Ziegles, Director de Comunicaciones, un lenguaraz consejor aúlico, el único que en un momento dado se atreve a discutir con el Presidente... salvo su mujer, un remedo de Hillary). Especialmente brillantes los diálogos, inteligentes e indirectos, en la estirpe de los Mankiewicz, cargados de mala follá, la serie gana mucho cuando se pone tensa y negra, cuando tienen que entrar en las cloacas. Sin llegar a los extremos alucinantes del Presidente Palmer en 24, la serie es un manual de la Realpolitik, en la que los problemas concretos sirven para dar contenido a un discurso teórico que si no queda definitivamente hueco.



Me gustaría saber que le parece a Alberto Recarte (consejero del gabinete Suárez, creo) la serie, porque aunque naturalmente tendrá adornos de salón creo que, como en el caso de CSI Las Vegas otra serie extraordinaria, las libertades que se han permitido tienen más que ver con el glamour y la rapidez, sin que hayan afectado a lo que es el núcleo esencial del desempeño del poder.

Para una pequeña disección de los entresijos del poder monclovita hoy.

Y se puede complementar con el documental recién editado en España The fog of war, una entrevista realizada por Errol Morris a Robert McNamara, el que fuera secretario de Estado con Kennedy y Johnson durante la guerra de Vietnam. Aunque tengo mis reservas por la forma de proceder de Morris, ah! esa musiquita de Philip Glass y ese trasunto de Arte de la Guerra estilo Reader's Digest, el testimonio de Mcnamara es revelador.

PD. Enhorabuena a los responsables de la web. Una página de referencia para la serie en español. Otra en inglés.

PD. ¡Ojo! TVE, en su esquizofrenia habitual, emite la serie hoy miércoles a la 1 de la noche. Casi mejor que paso y espero a que la vendan en El Corte Inglés. En julio, coincidiendo con las rebajas, se pondrá a la venta la 1ª y la 2ª. El email para quejas:
consultas@rtve.es

5 comentarios:

Hairanakh dijo...

Te sigo desde hace días y cada vez me gusta más tu blog :-) Muy interesante la entrada (de la serie sólo he visto algún capítulo suelto; pero es que no tengo siquiera el mínimo de disciplina necesario para ver una serie en TV).
Saludos

h

Libertariano dijo...

Agradecido Hairanakd. Veo que eres un fan de Tolkien. Imagino que también la peli de Jackson. Acabo de zamparme las versiones extendidas y estoy pensando en escribir algo sobre la que me parece ahora el mejor fragmento. Un poco sorprendente, quizás.

Por cierto, mejores las originales que las extendidas. Y acabo de ver el trailer del King Kong que ha hecho Jackson y me ha gustado el mono. Veremos.

Hairanakh dijo...

Prefiero el libro a las películas, desde luego, pero no me quejo del trabajo de Jackson :-) Aunque yo prefiero las extendidas (quizás por puro "frikismo"). Espero impaciente ese post ;-)

Carmelo Jordá dijo...

Yo no sé si Santiago estará de acuerdo conmigo, pero SIEMPRE las versiones extendidas son peores que las que se estrenan (al menos es extremadamente raro lo contrario). A mí, que no soy nada "tolkienano", las películas me parecen bastante buenas y el conjunto de la saga me resulta un trabajo acojonante, pero he tenido que tragarme las "extended" (mi mujer está totalmente enganchada) y, sinceramente, no hacía falta alargarse más.

Libertariano dijo...

Menos es más, que decía Mies.

Y lo radicalizaría: hay que empezar a hacer versiones REDUCIDAS.

Porque lo de ESDLA no es nada comparada con Apocalisis Now Redux. O la chorrada que hizo Ridley Scott con Blade Runner.

La que más recortaría sería la segunda parte de ESDLA que no me parece que esté, en general, a la altura de la primera y la segunda, salvo la batalla final. Y el bosque, "quemarlo"