"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

viernes, julio 15, 2005

Dos grandes revistas: Cahiers du Cinéma y Rouge

Incorporo dos links al blog. Las dos revistas de más prestigio actualmente, la venerable Cahiers du Cinéma, que periódicamente renace de sus cenizas, y la más novedosa Rouge, proveniente de Australia, un país emergente en todos los aspectos, especialmente en lo que a teoría y crítica cinematográfica refiere.


Empecemos por la más joven. Rouge se llama así por una pintura de de Gérard Fromanger (concretamente ésta), y es un experimento dirigido por Adrian Martin, Helen Bandis y Grant McDonald, cabezas visibles de la crítica en inglés, junto a Jonathan Rosenbaum o Joe Morgensten. Rouge en su austeridad estética, menos-es-más, se sustenta primordialmente sobre la palabra de sus escribidores, aunque articulándolas de manera sabia, no meramente ilustradora, con las imágenes. Dos lenguajes, el verbal y el icónico que se combinan para hacer emerger una realidad transformada, más rica y compleja. Y es que el cine desde sus inicios ha ido asociado al comentario, a la interpretación, a la retórica verbal. Ningún otro arte se somete a una disección tan apasionada y viva por parte del público.

Rouge también es un síntoma de la época globalizada en la que vivimos. Si los Cahiers son esecialmente franceses, Rouge es virtualmente cosmopolita. Y es que con la explosión de nacionalidades en las pantallas cinematográficas es un imperativo estético el que se crucen las miradas y los lenguajes de las diferentes partes del mundo. Sin caer en la cacofonía. Y eso es lo que consigue la dirección de Adrian Martin, que respetando la pluralidad de sus intervinientes ha sabido dotar a Rouge de una línea editorial coherente, abierta a la experimentación y al riesgo artístico.

Así podemos disfrutar desde montajes de Jonas Mekas sobre el último concierto de Elvis Presley hasta artículos de Hou Hsiao-hsien, pasando por reivindicaciones de lo más cañí del cine español por Álvaro Arroba o las siempre interesantes aportaciones de Miguel Marías, el más internacional de nuestros críticos.

¿Qué decir de los Cahiers du Cinéma? El salto a la dirección de varios de sus críticos más eminentes en los años 60 supuso una pequeña revolución cinematográfica en la que todavía surfeamos. La Santísima Trinidad de aquel desafío a las normas ideológicas de la crítica académica, Godard (Padre: tronante y tunante) - Truffaut (Hijo: frágil e inestable) - Rohmer (Espíritu Santo: ligero e inasible), produjo un asalto a las normas establecidas que significó el establecimiento del cine como el arte de referencia del siglo XX.

Han tardado los Cahiers en abrirse a Internet, pero finalmente han comprendido que si no han podido ser los primeros al menos sí que podrán abrirse un hueco en un mercado cada vez más competitivo y de más calidad.

1 comentario:

jiang dijo...

You will get a beautiful cloth which in the game if we want to need the beautiful cloth, we can use our own Scions Of Fate gold to buy. The one I owned on my character is one of my friends sent to me the necessary SOF gold. Sometimes we can share the trophy as the necessary Scions Of Fate money together, and we do quest together. I do not have enough confidence and cheap SOF gold about my weak memory. First I have to buy sof gold to improve my pet which I have a lovely leopard in this game.