"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

domingo, septiembre 04, 2005

Transmissions

"Una alternativa espiritual a la soberanía del mercado... en un mundo dominado por el neoliberalismo usurpador" Así presenta Maria Joao Pires, la estupenda pianista portuguesa, Transmissions, un espectáculo que pretende fusionar música, circo, poesía, danza y teatro.

Subvencionada por una Caja de Ahorro española (la genial aportación nacional a las finanzas internacionales), se supone que la obra chorrea poesía, ternura e imaginación.

Son cinco las sesiones de las que se compone el espectáculo. Yo estuve en la cuarta, titulada L'enfance. En el escenario renacentista del Palacio de Carlos V, con la peculiar extrañeza que me produce ese patio como una plaza de toros, se alzan velas de tul y gasa. Como siempre tarde (reconozcámolo, la puntualidad y la limpieza no son virtudes patrias), un flautista a-lo-hindú nos introduce en un ambiente exótico y vaporoso. Cinco o seis niños se levantan y comienzan a bailar, bastante mal y sin gracia. Uno de ellos se dirige al piano para interpretar a Claude Debussy. Para los once años que tiene está bastante bien. A los veinte minutos miro el reloj. Mientras, un tipo vestido como si fuera budista escribe algo en un diario. Durante toda la obra escribe y escribe, sin hacer nada. A estas alturas el simbolismo se me escapa, el aburrimiento me aplasta. El resto del espectáculo, o mejor dicho de la función escolar transcurre idéntica: monótona, flácida, insípida, pueril.

Hacia el final el piano parece interpretar él solito Peer Gynt de Grieg, pero es que MJ Pires está tocando ¡desde detrás de una de las velas de tul! Invisible al público, Pires hace así una demostración de su sin par modestia (para no restar protagonismo al resto de intérpretes; además de los niños hay una bailarina pasable, y otros actores que se mueven espasmódicamente.)

A la hora y media, a punto de darme un infarto cerebral (estaba en mitad de una fila, imposible irme), termina la tortura infantil. Aplausos y algún bravo. Las mujeres sonríen encantadas. Bueno, la mía no. Creo que está un poco fastidiada porque la idea de ir fue suya. En su descargo he de decir que sólo conocíamos el repertorio de obras a interpretar (también Bartok, Copland, Ravel, Fauré), y creíamos que iba a ser un vulgar, burgués, capitalista (es un espectáculo solidario y comprometido pero cuesta treinta y cinco eurípides) y estándar recital de piano.

Me dejé caer por la cuesta de Gomerez hasta la heladería Los Italianos. La horchata me repuso el equilibrio corporal que la plasta espiritual me había destrozado. Cuando llegue a casa me puse a leer Plataforma de Houellebecq.

Se supone que la lógica materialista y destructiva de la globalización no debería permitir espectáculos como éste. Algo está fallando en el capitalismo.

1 comentario:

jiang dijo...

You need to go through long distances sometimes, making you buy a lot of Teleport scrolls with your Rose zuly just to go to the cities. The quests are OK and have a good storyline so far, and you will gain a good amount of experience by grinding and rose zulie too. Something I liked in this game was the nice design of the clothes can have from rose online zuly. There also armor also can gain from rose online zulie sets that can be wore by any class. Another nice thing that I would like to talk about, is that you can have nice Arua ROSE zuly in ROSE Online.