"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

lunes, septiembre 12, 2005

¿¡Viva Zapatero!?

Por las distintas crónicas del Festival da la impresión de que ha habido más pena que gloria, en cualquier caso áurea mediocridad. Menos al final, en que un documental de la humorista italiana Sabina Guzzanti ha suscitado un clamor de entusiasmo entre crítica y público: ¡Viva Zapatero!



Resulta que Zapatero es el nuevo ídolo de la izquierda mundial. Convertido Tony Blair en un facha thatcheriano y Lula da Silva corrompido su gobierno y su partido hasta la médula (aunque Forges, con su lucidez y profundidad habitual, nos aclaró que era un complot judeo-masónico-capitalista), ZP se alza como el Don Quijote de la Alianza de Civilizaciones, versión sosegada y talantosa de mayo del 68 ("revolución" sobre la que se ha vuelto a mixtificar en el Festival su presunta inocencia y autenticidad)

¡Viva Zapatero! (pronúnciese con acento mexicano y un chupito de tequila en la mano, ya que quiere ser recordatario de otro gran libertador de los oprimidos: ¡Viva Zapata!), es una denuncia del sistema político-televisivo que ha implantado Silvio Berlusconi en Italia. Discutible el inmenso poder mediático que tiene el italiano, es un sarcasmo que la italiana ponga a Zapatero como modelo de honestidad mediática. El presidente español que ha continuado con la tradición hispánica de asalto a la RTVE, aunque eso sí con una caradura aún mayor si cabe que gobiernos precedentes en su pretensión de honestidad respecto a los medios públicos, y de apoyo en el gigante mediático (radio, televisión, prensa, editoriales que incluyen libros de texto) cuyo nombre ni siquiera un presidente del Gobierno se atreve a nombrar (ergo: yo tampoco), y al que favorece descaradamente. Además en las Comunidades donde gobierna el PSOE la instrumentalización de las redes de difusión pública es fundamental para perpetuarse en el poder, manteniendo a la población según el pan y circo, en este caso, fútbol y payasadas, cuyo modelo se puede encontrar en Canal Sur de Andalucía, que tiene dos canales, ampliamente deficitarios en la que es una de las regiones más pobres de España y Europa.

Guzzanti se apunta, según las crónicas, al estilo Michael Moore (es decir, entre la grosería, la demagogia, el cinismo, la desinformación y la vulgaridad cinematográfica). El origen del documental se encuentra en la cancelación de su programa de humor , muy crítico con Berlusconi, en la RAI. Al parecer, según la Guzzanti la libertad de prensa en Italia es comparable a la de Mongolia (como nadie sabe muy bien cual es el nivel de libertad de expresión en Mongolia la comparación de Guzzanti es una muestra de racismo semejante a la que comete Michael Moore cuando se burla en Farenheit 9/11 de países como Marruecos (todos simios), Rumanía (una pandilla de vámpiros) e incluso Holanda (unos drogatas)). La versión de la Guzzanti.





Se queja la Guzzanti de la depuración de periodistas críticos, lo que le parece un signo del descenso de Italia a los abismos del fascismo berlusconiano. ¿Habrá oído hablar la bufona (dicho sea con todo el respeto) italiana de Sánchez-Dragó y la eliminación de su programa de libros, Negro sobre blanco, por su querencia derechista y su sustitución por un periodista afín al gobierno socialista? ¿sabrá del desembarco de artistas, intelectuales y periodistas afines al socialismo en todos los programas, siendo que muchos de ellos ya trabajaban en RTVE y no habían sido despedidos por el gobierno de derechas (por ejemplo, el estupendo programa Días de Cine, cuyo presentador Antonio Gasset, un clásico de la TVE, no se ahorró en tiempos de Aznar violentas e irónicas puyas contra el gobierno)?

Marco Müller, quizás para maquillar lo que ha sido un Festival plano y aburrido, lo presentó personalmente, por sorpresa, al finalizar el Festival. En Italia un documental sobre (contra) George Bush no habría tenido una aceptación entusiasta a priori conseguida de forma más fácil.

Por otra parte, algunas de las mediocridades del Festival ya están en la cartelera. Así la última película de Terry Gilliam, completamente prescindible, y un canto a la heroicidad cotidiana en tiempos de depresión (Cinderella man, de Ron Howard). La película de Ang Lee, un director todoterreno y buen artesano, se llevó el León de oro y la película de Clooney (todo un pleno norteamericano) sobre los años oscuros de la represión macarthista en los EE.UU. también obtuvo un gran éxito. Espero especialmente a Abel Ferrara, un director católico y caótico, con un sentido cinematográfico agudísimo, y especialista en descensos al infierno.

El resto del palmarés:

León de Oro a la mejor película Brokeback mountain, de Ang Lee

Gran Premio del Jurado Mary, de Abel Ferrara

Premio Especial al Director Philippe Garrel por Les amants réguliers

Osella a la mejor contribución técnica William Lubtchansky por la fotografía de Les amants

Osella al mejor guión George Clooney & Grant Heslov por Good night, and good luck

Copa Volpi a la mejor actriz Giovanna Mezzogiorno por La bestia nel cuore

Copa Volpi al mejor actor David Strathairn por Good night, and good luck

Premio Marcello Mastroianni al actor o actriz revelación Ménothy Cesar por Vers le sud

León de Oro Especial Isabelle Huppert

VENECIA ÓPERA PRIMA
León del futuro-Premio Luigi De Laurentiis a la mejor ópera prima 13 (Tzameti), de Gela Babluani

SECCIÓN HORIZONTES
Premio Venecia Horizontes East of paradise, de Lech Kowalski

Documental Horizontes Pervye na lune (The first on the moon), de Aleksey Fedortchenko

SECCIÓN CORTO CORTISSIMO
León d'Argento Citroën Xiaozhan (Small station), de Lin Chien-ping

Mención especial Layla Afel, de Leon Prudovsky

Premio UIP mejor corto europeo Butterflies, de Max Jacoby

6 comentarios:

Sirajoyfueraliberal dijo...

Más de lo mismo: 'los nuestros son mejores'.

¿Qué pasaría si en Italia gobernara un empleado de Berlusconi y le adjudicase un canal en abierto y legalizara sus emisoras de radio ilegales?

La izquierda va a piñón fijo. Los nuestros son los únicos válidos y el resto son unos fascistas.

Coase

more dijo...

ZP no es sólo el ídolo de la izquierda mundial. Hablando de Italia, hay mucho radical al que se le va la cabeza cuando habla de nuestro alianzador de civilizaciones: http://1972.splinder.com/1126183868#5652699

Cancelado dijo...

Ayer, en uno de los Telediarios de TVE1, ese presentador que luce canas (no es una falta de respeto hacia él, desconozco cuál es su nombre), al referirse a las premiadas películas de Ang Lee y de George Clooney dijo algo así como que no eran las típicas producciones de Hollywood, y remató: "afortunadamente para nosotros". No tengo claro a quiénes se refería con ese "nosotros".

Vigi dijo...

Sí en el mundo del arte ha pasado lo mismo, en la mayoría de instituciones se han cambiado a los altos cargos por otros afines al PSOE. E igualmente la administración ha favorecido a artistas "progres" como Miquel Barceló, que curiosamente sus etapas de mayor auge coinciden con los periodos de gobierno socialistas.

LouReedCensored dijo...

¿Qué se puede esperar de un país que tiene a Don Pepone y a Don Camilo codo con codo?. Un paseo por las Iglesias de Venecia les darán una idea de lo que hablo. Cuánta razón tiene la Fallaci!.

Anónimo dijo...

eres un faxa hijo d puta, sabelotodo baboso