"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

lunes, octubre 10, 2005

Cataluña: Unidad de Destino en lo Particular

Me refería hace unos días, ¡Qué vienen los catalanes!, a la compra de Endesa por Gas Natural. Los catalanes siguen lanzados sobre “Madrid”. Esta vez sin razón. Para mi sorpresa, retórica, en el Estatuto no se define a Cataluña como “Nación de naciones”. Sí, se hace referencia al Valle de Arán como “realidad nacional” pero se ignora que en Cataluña hay dos naciones fuertes que coexisten, y que una de ellas está siendo ninguneada por la otra.

Antes de aclarar la Cataluña plural que el texto estatutario niega, he de precisar que el término nación tiene, al menos, dos significaciones (de aquí el lío conceptual en el que se halla el Presidente de la Nación Española, que ni está ni se le espera). Por un lado, está la Nación política, depositaria de la soberanía y de la que surge la legitimidad de los derechos y deberes constitucionales. Por otra lado, la nación cultural que aquí asimilaremos (aunque es más complejo) a una lengua propia. En la versión de Pujol, el catalán es el nervio de la nación catalana.

La única forma de hacer coherente el artículo que afirma que España es una unidad indivisible y el que afirma que es una Nación de naciones es considerando que el primer término Nación es referida a la Nación política, fuente de soberanía y de derechos. En consecuencia, las “naciones” referidas en ningún caso pueden ser entendidas como naciones políticas, ya que esto daría lugar a una contradicción en los términos como apuntaba Vidal Quadras, en cuanto que sería equivalente al concepto del “conjunto de todos los conjuntos que no se pertenecen a sí mismos”. La expresión “Nación de naciones”, en su ambiguedad semántica es una bomba de relojería si no hay al frente del Estado una persona con calibre suficiente para entender la diferencia. Y Rodríguez Zapatero ha demostrado con largura que más allá de frases hechas no es un hombre dado a los conceptos.

Cataluña puede ser entendida como nación cultural, no política. Y a su vez como nación de naciones, porque la nacionalidad cultural catalana (como la española) está a su vez constituida por al menos tres naciones: la española, la catalana y la de Arán. La mayoritaria nación en el seno de la nación catalana es la nación española, es decir, la que se expresa en español. El español es el idioma propio de Cataluña, junto al catalán y al aranés, pero está más extendido y, por tanto, debiera ser el idioma común de los catalanes, como también lo es dentro del conjunto de España. Otra cosa es que pueda ser, si así lo considera una política intervencionista de corte socialdemócrata o socialista, subvencionado. Pero el hecho es, como muestran los periódicos catalanes mayoritariamente editados en español o los novelistas e intelectuales más reconocidos, que la nación cultural española es la más fuerte y dominante, en calidad y cantidad, dentro de lo que es Cataluña. Que Cataluña es, esencialmente en lo cultural, incluso más española que catalana (lo mismo se puede decir, por cierto, del País Vasco y Galicia, por no hablar de Andalucía)

Que el catalán sea la única lengua vehicular dentro del Parlamento catalán es una ofensa y un desprecio de unos políticos enquistados en sus privilegios. Que se esté planteando por parte de la izquierda totalitaria de ERC y adláteres la introducción de las lenguas minoritarias dentro del Parlamento español cuando ellos llevan a cabo una política represora de la nación lingüística española dentro de Cataluña no hace sino evidenciar su grado de sectarismo y resentimiento hacia lo que es España como nación cultural. Para ello no han hecho sino propagar el rumor-mito de que la nación catalana de expresión catalana fue oprimida por la nación catalana de expresión española (bueno, ellos hablan de "Madrid", entidad abstracta llena de gallegos, asturianos, vascos e incluso catalanes), lo que ha sido desmentido con hechos, por ejemplo, por el malogrado Lodares.

El Estatuto ahora presentado debe ser rechazado por el Congreso español, sede de la soberanía de la Nación política Española, por represor, intervencionista, chantajista, unilateral, centralista e, incluso, imperialista al pretender construir, al menos como horizonte de posibilidad, una Cataluña exclusivamente catalana, arrancando mediante una labor de zapa y persecución el componente nacional español de Cataluña que, insisto, es mayoritario.

La Cataluña Una-Grande-Libre (los ecos franquistas no son sólo metafóricos) del trío tribalista Maragall-Mas-Carod debe encontrar una oposición firmemente democrática en el Parlamento español. La Unidad de Destino en lo Particular de los catalanistas es una muestra del paralelismo falangista, incluidas las camisas negras, de bastantes de sus miembros. Que el máximo dirigente en este, el Presidente Rodríguez Zapatero, haya demostrado una bajura intelectual y una gran debilidad de carácter es lo que da: miedo.

7 comentarios:

LouReedCensored dijo...

Los falangistas iban de azul. Algunos franquistas, de negro. Los nazis, de color pardo. ERC, entre marrón caca y violeta ano (esto último se lo debo a Camilo José Cela).

Libertariano dijo...

Cierto Lou, gracias por la precisión. Pero es que más falangistas estos tipos siniestros de ERC me recuerdan más bien a los mussolinianos, que es lo que tenía en la cabeza.

Por cierto, hay cierto revuelo en Italia con la canción de un tal Juanes titulada "Camisa negra" :-O

Libertariano dijo...

Cierto Lou, gracias por la precisión. Pero es que más falangistas estos tipos siniestros de ERC me recuerdan más bien a los mussolinianos, que es lo que tenía en la cabeza.

Por cierto, hay cierto revuelo en Italia con la canción de un tal Juanes titulada "Camisa negra" :-O

LouReedCensored dijo...

Lamentable. Lo de Juanes, digo.

Negrito dijo...

Y si no existiesen las naciones? y si esto fuese como lo de Dios...? Sé lo que es tener ganas de comer, de beber, de cagar, de... sé qué es el frío, el calor, la risa, la alegría... ¿pero dónde coño se siente la nación? Se lo podría preguntar a Carod pero hay cola, mejor a Acebes que lo sabe mejor y al pobre nadie le hace caso.

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
jiang dijo...

It is easy to control and pick up more all kinds of latale online gold and weapons or equipment which were dropped by those monsters. You will experience a wide range of attack and strikingly gorgeous combat effects with your own latale gold. You can also freely customize your character by equipping cool armors and weapons which those you must first have need to buy latale online gold and then you can have them. There is no doubt La Tale and its very cheap latale gold will attract female gamer and as well as young gamer eyeballs. You see my problem is that I do not what class is good or fun to play without any more necessary latale money.