"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

jueves, noviembre 10, 2005

El dilema educativo: entre la excelencia y la extensión

Que el debate educativo en España se monopolice entre el Sindicato de Estudiantes y la Conferencia Episcopal es preocupante. Porque las exigencias de unos y otros son marginales respecto a las grandes cuestiones que deberían estar discutiéndose. Ni la organización marxista ni la Asamblea de los Obispos están preparados teóricamente, ni sus intereses van por ahí, para encarar las soluciones estructurales que necesita un sistema educativo que hace aguas (los artículos de Wonka, el sociólogo liberal, sobre educación, y sobre cualquier tema, son magníficos)

El Sindicato de Estudiantes pide más dinero y menos exigencia, lo que repercutiría, al no haber un control de eficiencia ni respecto al dinero empleado ni al estudio, en más de lo mismo: analfabetos funcionales con un título sin valor. La Conferencia Episcopal, y sus satélites de la enseñanza concertada, pide el mantenimiento de la catequesis como equivalente a una asignatura así como que se mantenga la subvención a la red de escuelas concertadas.

Los del Sindicato de Estudiantes no se han enterado, hay determinadas sustancias que no se deben consumir en demasía, del cambio de gobierno:



El Estado, entre la Escila estudiantil y la Caribdis episcopal, seguirá como en los últimos años, su política de apaños y remiendos, repartiendo un poco más de dinero a unos y otros, con lo que comprará la "paz social", mientras esconderá bajo la alfombra la "basura" de los resultados internacionales que nos dejan en evidencia.

No es algo inevitable, sin embargo. Tony Blair está emprendiendo una reforma radical del sistema educativo británico, y eso que RU es el único lugar en Europa en el que las Universidades aún tienen prestigio. Los parámetros básicos de la reforma de Blair son que los centros estatales (mal llamados en España "públicos")
  • podrán decidir de forma privada su forma de gestión
  • podrán seleccionar el alumnado y organizar los estudios

Una privatización del sistema educativo, como el que se ha realizado en otros sectores. Como titulaba un diario:

Variedad y elección, la receta de Blair para mejorar la enseñanza secundaria
Fundaciones, iglesias y grupos empresariales podrán hacerse cargo de colegios financiados por el Estado


Esta reforma no es sólo económica, es también moral y política. Estas reformas incentivan a los profesores y a los alumnos a la excelencia, sin perjuicio de la extensión de la educación. Este conflicto, entre la excelencia y la extensión, en España se ha resuelto reduciendo los niveles de excelencia para que la extensión sea universal, al precio, claro, de que los títulos no tengan valor alguno. Esta titulitis ha perjudicado sobre todo a las clases menos favorecidas, que no tienen recursos para escapar de un sistema perverso. Por otro lado, los gobiernos conservadores están hipotecados al lobby de la escuela concertada, mayoritariamente católica, que también tiene una clientela cautiva. Además, y esto vale para conservadores y socialdemócratas, la escuela concertada privada es un chollo, ya que le sale mucho más barata una plaza escolar en este sistema que en el estatal (puede haber también una cuestión ideológica: que realmente los conservadores y los socialistas crean, en el fondo, que necesitan la religión en la escuela como una forma de combatir la anomia.)

Una concepción más racional del conflicto excelencia-extensión la resolvió Jack Welch en General Electric con su famosa regla del 20-70-10, que no es más que la aplicación de la distribución normal de los fenómenos naturales al mundo de la empresa.

En España las propuestas de la tercera vía se han criticado en cuanto que "mala versión del capitalismo populista" de la Thatcher, ya que se convierte la educación en una "mera mercancía", relegando valores como "la justicia, la equidad o la tolerancia", en cuanto que "el mercado no coloca la educación o la cultura por encima del lucro". Habría que analizar la influencia de la tradicional ideología del "hidalgo y cristiano viejo", que desprecia el dinero como una cosa sucia y "judía", detrás de este socialismo ibérico, tan fácilmente envuelto en banderas morales que quiere imponer a todo el mundo.

Y, una pregunta que me hago, si no fuera por las subvenciones, ¿qué pasaría con organizaciones como el Sindicato de Estudiantes, o la mismísima Conferencia Episcopal?

9 comentarios:

Wonka dijo...

Gracias por los inmerecidos elogios. Respondiendo a tu última pregunta, yo diría que una institución como la Iglesia Católica necesita subvenciones (que son, en gran medida, decididas voluntariamente por los contribuyentes, marcando la casilla correspondiente) para sobrevivir sólo cuando el estado, con sus excesivos impuestos, desincentiva la filantropía privada (y otros usos libres de la riqueza acumulada privadamente). En cualquier caso, la Iglesia y sus colegios se han acostumbrado al régimen de subvenciones y se han vuelto excesivamente temerosos de sistemas escolares más libres.

Iván Moreno dijo...

Yo creo que aquí hay un par de confusiones. Es cierto que el Sindicato de Estudiantes ha convocado una manifestación. Pero en absoluto es la Conferencia Episcopal la que monopoliza la del sábado. Es más, ni siquiera forma parte de los organismos convocantes.

El otro fallo es que ni siquiera la postura de la Iglesia se limita a la asignatura de religión.

Siceramente, tu comentario, libertariano, recoge exactamente la idea que se intenta vender para criticar las manifestaciones: la protesta es sólo de la Iglesia y sólo por las clases de religión.

Por cierto: dentro de la Iglesia por supuesto que hay gente muy preparada sobre temas de educación. Más que nada porque es una de las dedicaciones principales de la Iglesia. Pensar que en la Iglesia no hay gente realmente preparada me parece un prejuicio bastante intolerable.

Un saludo

Iván Moreno dijo...

Wonka: Tienes toda la razón. Pero creo que más que a sistemas escolares más libres, a lo que la Iglesia tiene miedo es a sistemas escolares monopolizados por el Estado. Sobre todo si es un Estado que no dominen ellos (al menos si tenemos en cuenta su tradición educativa) ;).

Un saludo

Belio dijo...

Excelente post, Santiago.
La gran duda¿Qué slogan elegirías para manifestarte contra la LOE?El problema es llevar a la opinión pública estos debates y a veces sólo se pueden hacer con un poco de demagogia.Blair facilitó el trabajo en Gran Bretaña al declarar que no consentiría más mediocridad en la educación británica.
¿Cómo desenrededar la madeja de intereses de sindicatos, políticos, patronales, asociaciones de profesores etc que van en detrimento del individuo como usuario de la educación y del mérito como criterio para la promoción del profesorado?
No logro condensarlo en una frase sino es utilizando la opción del cheque escolar, que cumpliría el requisito de extensión universal del sistema educativo.
Contra la LOE, cheque escolar! por ejemplo

Pedro dijo...

No creo que el SEI pinte mucho en el debate escolar, es más, considero que no son sino una excrecencia del sistema que pone su nota de color en la manifestaciones y punto. Es como Izquierda Unida, vamos, un totum revolutum en el que caben las ideas más peregrinas siempre y cuando sean liberticidas. La Iglesia sí que tiene que decir en la educación, pero no significa en aboluto que la deba monopolizar. No quiero que ni el Estado ni la Iglesia me adoctrine si yo no lo pido. Lo que ocurre es que hoy por hoy el sistema de conciertos es el único que permite mínimamente que los padres puedan elegir los valores en los que se educan sus hijos. No es un sistema perfecto, pero es lo que hay. El debate debería estar en si la educación es un servicio público o no. Yo creo que no. Es un servicio de interés general, y debería ser obligatoria (como ya lo es) y gratuita (ya sabemos que no hay nada gratis) pero no en el sentido actual en el que el Estado financia directamente los centros públicos y concertados sino a través del cheque escolar. Quizá así espabile un poco la enseñanza pública y deje de degradarse continuamente gracias entre otros a los amigos del SEI. Qué futuro nos esperaría en sus manos.

Anónimo dijo...

Seguro que tenemos un sistema educativo tan malo?? Seguro?

http://divergencias.typepad.com/divergencias/2005/07/el_informe_pisa_2.html

Anónimo dijo...

Respondiendo a tu pregunta Santiago. Al sindicato de estudiantes, le vendría muy bien. Y la Iglesia seguiría siendo subvencionada como siempre. Por cierto la mani del SDE fue organizada por el Gobierno, pero la proxima seguro que también, ¿a quién beneficia? Yo que voto al PSOE, ya me están "poniendo"... Más vale dejar que paseen el brazo incorrupto de Sta. Teresa, no vaya a ser que salga un Le Pen y la jodemos(aquí me he puesto supermegaliberarl del PP).

Libertariano dijo...

¿Es realmente malo? Hasta El País está de acuerdo:

http://www.elpais.es/articulo/elpporsoc/20051111elpepisoc_3/Tes/Espa%F1a/retrocede/objetivos/educativos/UE/sit%FAa/%FAltimos/puestos

jiang dijo...

You need to go through long distances sometimes, making you buy a lot of Teleport scrolls with your Rose zuly just to go to the cities. The quests are OK and have a good storyline so far, and you will gain a good amount of experience by grinding and rose zulie too. Something I liked in this game was the nice design of the clothes can have from rose online zuly. There also armor also can gain from rose online zulie sets that can be wore by any class. Another nice thing that I would like to talk about, is that you can have nice Arua ROSE zuly in ROSE Online.