"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

jueves, diciembre 01, 2005

Luz de mi vida, fuego de mis entrañas

Cada lector va montando en su mente la película que haría. Con Lolita imaginé a Cary Grant como un Humbert Humbert ideal, un ángel endemoniado; a Janet Leigh como la mamá interpuesta, enamorada e histérica; a Brooke Shields como la nínfula inocentemente perversa. Es de esas novelas que rezas para que nunca la adapten (Sobre los acantilados de mármol de Jünger, Ada o el ardor del Nabokov, los relatos de Borges)



Y si la trasponen a la pantalla que al menos sea alguien del talento de Kubrick. El cineasta norteamericano contó con la colaboración en el guión del mismísimo ruso, cuya aportación entusiasmó a Kubrick a pesar de que la película diseñada por el novelista duraba sobre el papel una siete horas. Los dos acordaron aumentar la edad de Lo-Lolita-Lo de los doce a los quince años (aunque Sue Lyon parece tener diecisiete)



Con José Antonio Vigara (en su siempre interesante y artístico blog) he mantenido una pequeña discusión porque a él no le ha gustado la trasposición de Kubrick (traduttore-tradittore). De paso critico la adaptación que hizo Visconti de Muerte en Venecia (negativamente) y la que realizó de El Gatopardo (positivamente).

Finalmente James Mason, Shelley Winters, Sue Lyon y Peter Sellers estuvieron magníficos. Kubrick supo imprimirle la atmósfera alucinada y el torrencial humor oblicuo que constituyen la esencia de esa novela erótica inmortal.

Lolita, light of my life, fire of my loins. My sin, my soul. Lo-lee-ta: the tip of the tongue taking a trip of three steps down the palate to tap, at three, on the teeth. Lo. Lee. Ta.

She was Lo, plain Lo, in the morning, standing four feet ten in one sock. She was Lola in slacks. She was Dolly at school. She was Dolores on the dotted line. But in my arms she was always Lolita





Nuestra pequeña Lo acaba de cumplir cincuenta años. En su momento, las principales editoriales rechazaron el manuscrito: “No aparecen personas buenas en el libro”, “La segunda parte es muy larga”, “Estimado caballero: ¿Pretende usted que me metan en la cárcel?” Un pequeña editorial francesa, de Maurice Girodias, y una crítica entusiasta de Graham Greene (que tuvo que soportar a los repr-imidos/esores de turno tacharle de "pornógrafo"), la catapultaron a la gloria.

4 comentarios:

Vigi dijo...

Sigo sin ver la atmósfera de la novela en el filme de Kubrick, sin embargo Muerte en Venecia de Visconti es un regalo para la vista y para el oído, además de estar muy bien construída.

Armando dijo...

Aún sigo deleitándome con la sensación que tuve al leer aquel primer párrafo -en español-, y recuerdo que no podía esperar a ver que me depararía aquella lectura, ah! todavía me excitan esas líneas!

Vigi dijo...

Estoy contigo Armando

jiang dijo...

You will get a beautiful cloth which in the game if we want to need the beautiful cloth, we can use our own Scions Of Fate gold to buy. The one I owned on my character is one of my friends sent to me the necessary SOF gold. Sometimes we can share the trophy as the necessary Scions Of Fate money together, and we do quest together. I do not have enough confidence and cheap SOF gold about my weak memory. First I have to buy sof gold to improve my pet which I have a lovely leopard in this game.