"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

jueves, febrero 09, 2006

¿Esto es arte o basura pornografica?

La derecha y la izquierda, los socialistas y los conservadores, las feministas y las beatas, todos están de acuerdo: esto no es arte, es basura, una ofensa al buen gusto y a los no menos sagradas costumbres:




Los carteles sólo satisfacen las fantasías de sexo en grupo de los autores


Declaraciones típicamente derechistas, a cargo de Heinz-Christian Strache

Muestran a mujeres en situaciones sexistas y humillantes, mientras que los jefes de Estado Bush y Chirac y la Reina de Inglaterra son desautorizados de forma insuperable


Típicamente izquierdistas: socialdemócrata Barbara Prammer

Estos son algunos de los carteles encargados con motivo de la presidencia austríaca de Europa. Son discutibles, "no dejan indiferentes" que diría nuestro líder máximo, pero de ahí a prohibirlas hay un trecho que sólo las mentes estrechas y los talantes cobardes cruzan con desparpajo y sin mal conciencia.

Típicamente liberal (lo digo yo):
Lo que se merecían era una crítica sobre la forma y el contenido. Por ejemplo, en el caso de Carlos Aires, el autor español del menáge-a-trois político, porque la ironía empleada es facilona y vulgar, ya que busca el aplauso fácil de la crítica antiamericana convertida en un cliché. Los comisarios artísticos, esa denominación tan precisa para la burocracia que domina el mercado del arte y que ahora los cursis quieren sustituir por curator, han explicado que "se dirigen contra la globalización e ironizan la UE", lo que muestra una vez más que estos aprendices de Munzenberg tienen el cerebro de una ameba. Sobre la cuestión política es criticable que se emplee dinero público para la promoción institucional del arte, lo que comporta inevitablemente un oportunidad para los artistas-parásitos, pero una vez que se hace la convocatoria no caben censuras ideológicas.

La de Tanja Ostojic, también censurada, es mucho mejor, un rendido homenaje a Europa a través de su historia artística




He tenido oportunidad de ver en la galería Sandunga de Granada de el trabajo de Aires, una fotografías sarcásticas con enanos vestidos de toreros en las que se homenajea a Velázquez. Me pregunto, lo preguntaré, si la polémica le ha hecho subir la cotización. Éste cuesta/vale unos 2.000 euros, bonito marco incluido.



P.D. Las fotos de Carlos Aires están tomadas en una casa del Albaicín, muy cerca de la de ayer. Un poco más a la derecha, se hubiese visto la Alhambra. Horror: otra ofensa.

3 comentarios:

José Javier dijo...

Basura... simplemente basura

Marzo dijo...

>¿Esto es arte o basura pornográfica?

Hay otras posibilidades: que sea arte pornográfico, que no sea arte ni pornografía.

A mí la versión de Courbet me parece más bien arte y no pornografía. El de las caretas, ni una cosa ni otra.

Berlin Smith dijo...

¿y por qué la pornografía no podría ser arte?

¿quien decía que la literatura erótica era la que se leía con una sola mano?

Caretas... ha conseguido escandalizar, algo que abunda poco. Pero, por cierto, ¿y el pollo que se montó en plan caricaturas de mahoma? ¿entre los que se indignaron hay gente que defienda la publicación de las caricaturas?