"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

miércoles, marzo 01, 2006

Crichton denuncia a la secta pseudoecologista

Cuando se habla de literatura comprometida se piensa en Saramago pero no en Michael Crichton. Sin embargo, el norteamericano, como otros autores de best sellers, introduce puntos de vista morales y políticos alternativos a través de tramas sencillas y lineales. Porque vivimos en sociedades volcadas al mercado como fuente de información, en las que una gran masa de población son los determinantes de las políticas y no una pequeña élite, Crichton asume que sus novelas detectivescas, en las que prima una imaginación muy documentada de gran alcance popular, pueden contribuir a conformar, en cierto grado, a la opinión pública.

Como ha declarado, Crichton defiende un punto de visto ilustrado y procientífico sobre los distintos temas que trata, huyendo de la paranoia y la mixtificación a la que contribuyen sistemáticamente distintos grupos de influencia, desde Greenpeace al feminismo hembrista pasando por las Iglesias evangélicas, cristianas o musulmanas.

En Estado de Miedo



su objetivo es el desmantelamiento de la superstición instalada en el ecologismo oficial, constituida a medio camino entre la secta y el negocio-puro-y-duro. Se puede interpretar la novela, cuya trama simplicísima se reduce al desmantelamiento de los ataques ecoterroristas de una organización tipo PETA, como una explicación de El ecologista escéptico de Lomborg para aquellos que no tienen capacidad o ganas de adentrarse en los innumerables datos que tanto el danés como otros científicos han ido revelando en los últimos años, poniendo en cuestión el dogma del calentamiento del planeta.

Por ello, Estado de Miedo es un best seller peculiar porque hace múltiples referencias a artículos de revistas especializadas, son numerosas las notas a pie de página, así como el uso de gráficos para mostrar que la presunta tendencia de calentamiento del planeta es muy discutible, tanto por la disparidad de los datos como por la discusión sobre las causas.

Un caso paradigmático, y que me sorprendió (junto al dato de que las especies más venenosas del mundo viven en Australia), fue el del DDT. Según el héroe científico anti-pseudoecologista de Crichton la presión de los grupos ecologistas contra el uso del DDT, un insecticida eficaz y barato, ha provocado que la malaria, una enfermedad transmitida por los mosquistos, haya aumentado en los últimos años, cuando estaba siendo eficientemente combatida. Si las Iglesias son, en cierta forma, responsables de la extensión del SIDA en el Tercer Mundo por su negativa a admitir el condón como una forma de prevención sexual, las organizaciones ecologistas serían equivalentemente responsables de la muerte de millones de personas, a las que le habrían prohibido el acceso a un producto necesario basándose en unos datos exagerados y alarmistas (respecto al uso del DDT en la agricultura y su potencial cancerígeno)





Dentro de la estupidez habitual de los best sellers, tipo Dan Brown, el mérito de las de Crichton es que se ponen de lado del pensamiento racional y constituyen un buen ejemplo pedagógico, en la relación entre la rapidez de la trama y la exposición de los argumentos, sobre la metodología científica: desde la pasión por la verdad hasta la necesidad de argumentar con datos las creencias.

Compra la camiseta



Las adaptaciones cinematográficas de las obras de Crichton han sido numerosas, y en algunos casos (La amenaza de Andrómeda, Parque Jurásico) excelentes. Esperemos que en este caso, si la hay, merezca la pena. Incluso a lo mejor dirigida por él mismo. No estaría mal después Coma o de la divertida y freak Almas de metal.



1 comentario:

jiang dijo...

Sometimes in the Shadow of Legend game, after winning the enemies, they will understand to share the shadow of legend Gold as their trophy. A beautiful and rich sol gold environment coupled with an engrossing storyline in this Shadow of Legend game. A once beautiful and lush world and the first process you have to buy shadow of legend Gold, the game in fact is full of creatures and inhabitants. He constant warring left the fate of the inhabitants with cheap shadow of legend Gold of Agnes at the hands of the gods. Shadow of legend and the necessary or useful shadow of legend money is the answer for you.