"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

lunes, septiembre 04, 2006

Florencia. Post scriptum 2 (spaghetti)

No en todos las trattorias se come buena pasta ni hay pizza en condiciones. Por último, una serie de direcciones de lugares con una buena relación calidad-precio.

Angel’s. En Via Proconsolo, entre el Duomo y el Bargello, combina los altos techos pintados y las columnas de mármol con una decoración minimalista. Al mediodía una estupenda pasta a 8 euros. Por la noche la pasta es aún mejor, el doble, pero cuesta el triple.

El Mercado Central, en San Lorenzo. Un gran y vistoso mercado de frutas, quesos y carnes que merece la pena visitarse. En su interior el Nerbone tiene unos platos muy baratos. La trippa fiorentina, como los callos pero no tan pesados, a cinco euros, la pasta a cuatro, las ensaladas a tres. Se come en mesas corridas lo que da oportunidad de conocer a gente del barrio, por ejemplo, Pier Luigi nos cuenta como ha salvado la vida de milagro en la Rep. Dominicana, donde se habían ido a pasar la jubilación su mujer y él, cuando unos ladrones invadieron su casa y le diero un machetazo. Ahora residen en Bélgica (los jubilados italianos se van a Nicaragua, Panama o Croacia).

La mejor pizza y calzone es la de Udi, en la Piazza Savonarola (la pasta, sin embargo, es muy mala). A diez minutos del centro merece visitar la plaza, amplia y con la estatua de Girolamo asustando aún a los niños y a las palomas. Sólo italianos, no guiris. Después se puede aprovechar el quiosco instalado en la plaza para tomar una copilla, en una especie de botellón civilizado (valga la contradicción en los términos) con los vecinos que bajan a la plaza incluso con sus propias sillas.

El cocktail por antonomasia es el de La dolce vita, un pub fashion en la Piazza del Carmine. Se puede emplear la tarde en visitar la Capella Brancacci para admirar los frescos de Masolino, Masaccio y Lippi, y luego codearse con el pijerío italiano (valga la redundancia) treintañero. Está de moda ahora en los pubs como La dolce vita tomarse el aperitivo, que consiste en un buffet libre a partir de las siete y media y hasta las nueve y media, únicamente abonando una consumición (siete euros)

Si se quiere cambiar de dieta tras tanta pizza y pasta, aunque no me canso, hay un interesante japonés en Via dei Mille. Vale la pena el sushi y el sashimi pero hay que evitar il pesce giaponesse a la grigia. Por seis euros te sirven dos, ¡dos!, boquerones que la camarera, ¿sarcástica?, te aconseja comer enteros. Por ese precio para dejarse la raspa. Si al menos estuvieran deconstruidos... El postre es conveniente dejarlo para la pasticceria-gelateria Banducci, cien metros más allá del japonés en dirección al estadio Artemio Franchi. Mis favoritos: el de zuppa inglese y el de babá (un pastel napolitano).

Para tomarse un panino hay un pequeño bar sin nombre cerca de la Galleria dell’Accademia, en la Via degli Alfani, que los hace al momento según el gusto del personal. Muy cerca, y con una cómoda terraza, y también muy barato en el bar Lelé, en la esquina de la Piazza della SS Annuziata con Gino Capponi. Apropiado para desayunar: cappuccino con dolce, 1,50 euro

En Florencia no he tomado ningún capuccino extraordinario (sí en Siena, en la cafetería Giannini. Y en Pisa, en una cafetería que hay en una gran glorieta a la salida de la estación de trenes), aunque se supone que el mejor es de Gigi, en la Piazza della Repubblica (en la barra 1 euro, sentado en la terraza mogollón). Es curioso que mientras que el decreto antitabaco, más duro que el español, fue aceptado sin mayores problemas hubo una revuelta popular contra la ley que prohibía los azucareros a granel en la barra de los bares y obligaba a sustituirlos por bolsitas.

Otra interesante opción es tomarse un café en las cafeterías de las grandes librerías como Feltrinelli (via Cavour) o Edison (mi favorita, Piazza della Repubblica). Aunque prefiero leer libros en formato electrónico los italianos conservan un aroma, al menos los de la editorial Adelphi, similar al de los libros de texto de nuestra infancia. Roberto Calasso no para, tras K. ha publicado uno nuevo en el que habla, entre otros, de Hitchcock. Y sobre el nuevo cine italiano que tanto da que hablar la revista Micromega va a sacar un número especial en septiembre.

En estas cafeterías también hay acceso wifi a Internet, pero bastante caro. Para navegar un rato a precio aceptable (1,5 euro la hora) hay que pasarse por los Internet Point de los indios alrededor del Mercado de ropa de San Lorenzo, por ejemplo en Via Guelfa.

PD. Para los que les gustan leer mientras comen. La variedad de periódicos en Italia es mayor que en España. El Corriere della Sera (Milán) es el mejor, junto a la Repubblica (Roma) que es como El País. Si se quiere periódicos más radicales a la derecha se encuentra Libero, mientras que a la izquierda puede elegir entre L’Unità, fundado por Gramsci, o Liberazione.

En Florencia se reparte gratuitamente en las puertas de las cafeterías Il Firenze, un periódico populista que sirve para estar al tanto de lo que pasa en la ciudad.

13 comentarios:

Ignacio dijo...

Estoy leyendo lo nuevo de Calasso, que se va haciendo más grande e imprescindible con el tiempo. El artículo inicial es soberbio, me voy a tatuar esa respuesta de Sócrates.

¿Has leído a su maestro (de Calasso) Elèmire Zolla?

Ignacio dijo...

Por cierto, en la vena felliniana, a mí me gustó (más por estilo que por menú) un bar llamado Cabiria en Piazza del Santo Spirito.

Revertiano dijo...

¿Has pensado en concursar en algún certamen de relatos de viajes?
Te dan el primer premio, seguro.
Lo del santo que no protegió ("ni nada") a la chica del estrangulamiento "cingalese" 'in mezzo alla chiesa' me ha llegado al alma.
Ahora he visto la foto de Pisa, me la enviaste al trabajo. Muchas gracias.
Y pronto tienes dos citas inexcusables: la anhelada crítica de "Alatriste" y el meneo de "La Mula". Ya hablaremos.

Libertariano dijo...

No, no conocía a Zolla, me lo apunto ya.

El Cabiria está muy bien, y la plaza es fantástica, con esa iglesia tan austera y minimalista en su inmensidad (no he entrado) Por cierto, el bar que pone mesas en la terraza dispone de un wifi gratuito...

La próxima vez que vaya a Florencia me pillaré un apartamento por esa zona que me pareció muy bohemio (esta vez he estado por Piazza Cure, un barrio familiar con inmigración tranquila)

Me pongo a buscar certámenes de relatos de viajes :-) me he dejado unos cuantos post en el blogger. La verdad es que con Italia tengo mucho "feeling", que dicen los snobs

Al Alatriste le tengo ganas, aunque voy con el colmillo un poco retorcido. No por Mortensen, que es un monstruo. Estoy repasando a Quevedo y los muros de la patria mía...

Este inicio de curso cinematográfico se presenta prometedor

Saludos

Ignacio dijo...

Pues Zolla es tal vez más grande, aunque más incómodo e incomprensible. Es un místico, aunque no tengo muy claro si creía en algún dios.

En Italia lo marginó la siniestra sinistra, claro, pero el tiempo lo va sacando.

Y por el hilo de Zolla se llega a su mujer, la maravillosa Cristina Campo... pero eso otro día.

(Tengo que ir a Florencia con tiempo y fuera de temporada)

Libertariano dijo...

Ah! Un místico... Trato de no frecuentarlos, son gente peligrosa.

Últimos coletazos italianos: Tengo el meme Vespa entre ceja y ceja. Una LX de 125, automática (ya te digo, nada de mística... de las marchas), roja... así podré decir que tengo un descapotable, italiano y rojo.

Ignacio dijo...

No me quiero hacer pesado con el profesor Zolla, pero cuando digo que es un místico no hay que tomarme al pie de la letra. Es un erudito y un pensador, maneja los instrumentos de la razón como pocos (en un librito llamado "Il velo del telaio" analiza precisamente los distintos modos de razonamiento de las distintas culturas); sus métodos de mitología comparada son los que hemos aprendido a apreciar en Calasso.

Se puede aprender mucho de él y disfrutarlo aunque no gusten sus conclusiones.

Finis Hispaniae dijo...

Elèmire Zolla es un rollo patatero, no hay quien lo aguante. Para leer chorradas me quedo con Julius Evola.

¿He leído bien? ¿No citas "Il Foglio" de Giuliano Ferrara? ¿Estás de coña?

Libertariano dijo...

Il Foglio está citado, en imagen, en Florencia I. Mi compañero de piso, un comercial italiano de derecha que según me confesó no había votado a Berlusca (parece que nadie lo ha votado ) cuando me vio con IL Foglio me advirtió, medio en broma, que en Florencia, citta rossa, tuviera cuidado de mostrarlo demasiado

El estado de la prensa italiana es peculiar por su pluralidad. Tantos periódicos de izquierda y derecha ???? No llegué a enterarme de si era un asunto de subvenciones, no creo que vendan lo suficiente.

Finis Hispaniae dijo...

Sí, ya lo vi en la foto. Pero "Il Foglio" es el único periódico liberal italiano (y el mejor). Es verdad que Feltri, el director de "Libero" también defiende ideas liberales, pero su periódico es un tabloide, mientras que "Il Foglio" es una especie de "Guardian Weekly" del liberalismo que sale a diario. Lo paga Berlusconi, por eso se mantiene. Entiendo que, desde que te hiciste prodiano, eso te da repelús.

Lo de tener cuidado por llevar "Il Foglio" bajo el brazo (aunque dicho "medio en broma") forma parte de esa izquierda italiana sectaria y violenta, iliberal, tan parecida a la española (no entiendo cómo te gusta). Yo lo llevo a diario "and proud of it". En este sentido, en Italia la gente es más valiente y libre que España. Es como llevar el ABC por San Sebastián... La palabra "pluralidad" (que usas) da la medida de lo que va de Italia a España.

Libertariano dijo...

Realmente me he hecho definitivamente "prodiano" en Italia al verlo aburrir a las ovejas. Lejos de las estridencias de los líderes carismáticos, peligrosísimos salvo en países anglosajones, Prodi está llevando un saneamiento y una liberalización de la economía italiana mucho más intensa que la ejercida por Berlusconi. La crítica más repetida es que así se beneficia la Coop, la cooperativa "roja", lo que da un poco la idea del nivel de la derecha italiana.

Además Prodi maneja con mano de hierro en guante de seda a la paleoizquierda de su país. Bertinotti reconociendo su equivocación respecto a la invasión soviética de Hungría es un buen ejemplo de lo que se consigue dándole un cargo institucional.

Y luego su altura como hombre de EStado, al liderar la invasión europea del Líbano haciendo de contrapeso a la de EEUU, ha sido también ejemplar. Va a retirar las tropas de Irak, cierto, pero con una cadencia y de acuerdo con Bush, de forma que éste no ha alzado una ceja.

Il Foglio, que me he comprado unas cuantas veces, es "raro-raro-raro" Más que un periódico es como dices un semanario-diario, ya que los artículos culturales y de largo recorrido tienen más presencia que los típicos del día a día. Me ha sorprendido su apoyo a la medida del indulto, incluso yendo más allá al plantear un sistema de penas alternativo a las cárceles. En esto ha sido también muy hábil Prodi, al solucionar el tema de la masificación de las cárceles "comprando" a la derecha con un indulto también a los delicuentes de "cuello blanco".

La oposición de Berlusconi está siendo bastante "constructiva", ya que se da cuenta que mejor que la crispación es la estrategia del "gotaagota" y que necesita limar las aristas de su perfil de brabucón para contrarrestar el perfil de sabio serio de Prodi. Algo de lo que también se ha dado cuenta Fini, que creo podría ser en un futuro muy cercano la alternativa al caballero histrión.

Un saludo liberal, sea a la izquierda o a la derecha

Finis Hispaniae dijo...

Saludos liberales siempre. Pero gobierno de Prodi, nunca.

Fini es el eterno recambio. Se labró buena imagen cuando Berlusconi lo nombró Ministro de Asuntos Exteriores.

Por lo demás, Bertinotti (comunismo chic caviar) me preocupa menos que d´Alema, Fassino o Pecoraro Scanio, verdaderos chekistas, que compararía con Rubalcaba, Caldera y Zerolo, respectivamente...

jiang dijo...

Runes of Magic is a Massively Multiplayer Online Role playing Game without monthly costs all kinds of Rom Gold and free to download. The premise is that you have played this game and understand the necessary Runes of Magic Gold in the Runes of Magic game. Perhaps the first monster I saw taken down in the demo can gain those varieties of Runes of Magic money. Characters choose one class; the important one is that we have to buy Rom Gold first. You can switch freely between the two classes, but you can only use primary abilities from your primary class, along with cheap Runes of Magic Gold, secondary abilities from your secondary class.