"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

miércoles, enero 24, 2007

Pintar o hacer el amor, de los hermanos Larrieu

Las mujeres francesas son la auténtica, la única o acaso más original, excepción cultural del país vecino. Y la reserva espiritual de Occidente. Follan como hetairas, beben como cosacos pero sin perder jamás la línea y la distinción.





Las películas de Renoir, Godard o Carax pueden ser mejores o peores, la hierba puede crecer más o menos rápido, pero al salir mujeres francesas habrá siempre un momento de contemplación que merecerá la pena. Truffaut detestaba las películas de guerra porque en ellas no hay mujeres (ante Master and Commander se hubiera rendido).

Pintar o hacer el amor es un buen ejemplo.






Comedia epicúrea en la que el intercambio de parejas se configura como la evolución natural del matrimonio burgués, Daniel Auiteuil y Sergi López, cuarentones de feliz tripa cervecera, tienen la suerte de disfrutar de los encantos maduros de Sabine Azéma y las efusiones juveniles de Amira Casar.





Y si fuera poca atracción el paisaje otoñal desde la decoradísima casa de campo, las suaves canciones y la naturalidad de los diálogos, sin caer jamás en la afectación o la vulgaridad, se nos ofrece una lección magistral de uso del bidé que hubiera hecho temblar de emoción al mismísimo don Luis Buñuel, que sabía un rato de estas Belles de jour.

Auteuil y Azéma le pillan el tranquillo a la cosa y acogen en su hogar,libertino hogar, a la pareja de arquitectos formada por Philippe Katherine y Hélène de Saint-Père. Cuando el único prejubilado en el mundo que no se aburre acopaña a la rubia seductora al baño, ésta lo invita a presenciar su toilette. El momento bidé es una de las grandes y gozosas secuencias del cine contemporáneo. He dudado en capturar el momento en que la francesa convierte el artilugio de limpieza en un trono. Pero he recordado que no soy un caballero.









Ahora que ha salido la edición en dvd se puede, se debe, ver en el francés original, otro de los atributos que ellas dominan como ninguna.

Post Data. N., fan fatal de Robert Mitchum, me avisa del precedente de Donen, con Cary Grant. Pero Debora Kerr no tenía pinta de saber usar (bien) el bidé.

5 comentarios:

Armando dijo...

Mon Dieu!
Un buen amigo dice exactamente lo mismo!
Claro que él lo resume en apenas una palabra: viciosillas...

Anónimo dijo...

Y que lo digas!!!Donde se ponga una franchute!!!!!!ajjajaja!!!!!!
Yo tampoco soy un señor, así que me ha encantado el trono-bidé!!!!!!

Un saludo.

mariana dijo...

Todo lo que se dice en la entrada está muy bien, pero a mí esta película me aburrió soberanamente.

Finis hispaniae dijo...

La película es mala y aburrida, un típico rollo burgués francés con tías en pelotas.
Qué bostezo produce y qué cutrerío lo del bidé, por Dios.

My Online Game dijo...

Runes of Magic is a Massively Multiplayer Online Role playing Game without monthly costs all kinds of Rom Gold and free to download. The premise is that you have played this game and understand the necessary Runes of Magic Gold in the Runes of Magic game. Perhaps the first monster I saw taken down in the demo can gain those varieties of Runes of Magic money. Characters choose one class; the important one is that we have to buy Rom Gold first. You can switch freely between the two classes, but you can only use primary abilities from your primary class, along with cheap Runes of Magic Gold, secondary abilities from your secondary class.