"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

miércoles, agosto 29, 2007

Truffaut, cineasta liberal

Rosa Regás pensara que Truffaut era un peligroso neolib. Escribió el francés que

“La actitud más detestable de un hombre público es jugar con estas dos cartas: 1. El desprecio por la prensa. 2. “Ni siquiera la leo””

Rosa Regás, mujer pública, fue más allá: a la prensa que osaba criticar al gobierno de progreso la estigmatizó con la vil etiqueta de ser de extrema derecha. Mantuvimos un breve intercambio de emails sobre el asunto, en el que de forma muy educada no quiso entrar al trapo de identificarlos. Ahora parece que sí, además de coquetear con el victimismo feministoide. El gobierno que un día hizo guiños al populismo paleomarxista suelta lastre: las elecciones están a la vuelta de la esquina y los votantes de las urbanizaciones, antes liberales pequeño burgueses, se asustan con cualquier cosa. Con las piscinas, como señaló Orson Welles, no se juega.

Por si esta manía funesta de leer la prensa, sobre todo la que critica al gobierno de turno, no fuera suficiente para categorizar a Truffaut será interesante exponer la idea que tenía de la financiación del cine:

“Un verdadero cineasta de izquierdas debe desear que el cine dependa del Estado, que la cultura esté subvencionada. Yo prefiero que las películas se financien ellas mismas. Prefiero el juego normal del comercio, hacer un film y venderlo como un beneficio. Si el cine francés algún día se nacionalizara bajo un régimen socialista o liberal (¿Liberal, FranÇois?), eso sería un motivo suficiente para instalarme en otro país, en un lugar donde el cine dependa del sistema capitalista de inversiones y beneficios”

Y es que Truffaut era un auténtico liberal de izquierdas, comprometido con la democracia y la economía de mercado, alejadísimo del coqueteo político y económico con el intervencionismo atroz tan caro a tantos colegas de generación, maoístas que no sabían lo que era una vaca, anarquistas de salón, cristianos con metralleta, idealistas de la nada.

“No me considero de izquierdas porque no soy militante y no tengo actividades políticas, aunque pueda coincidir con las posiciones de la izquierda. Lo que me molesta de los intelectuales de izquierdas es que tengo la impresión de que son de izquierdas por malas razones: es decir, para parecer jóvenes, para parecer revolucionarios. Para mí, sólo hay una buena razón para ser de izquierdas: es lo más justo.”





4 comentarios:

Anónimo dijo...

Santiago, creo que te interesará este curso de verano que organiza la Universidad de Navarra

"Ficción y política"
http://www.unav.es/fcom/noticias/2007/08/17.htm

The Phoenix dijo...

psss no se si sea la mejor razón o una razón de peso porque conozco mucha gente que, de izquierda o no, por querer ser "lo más justo" o hacer "lo más justo" terminan también siendo "los más inflexibles", "los más intolerantes".

Y aquí en mi facultad (Filosofía y Letras, UNAM), muchos que se consideran de izquierda, se sienten con una suficiencia y una superioridad morales que bueno, quien quiera hacer una critica razonable a algunas posturas, lanzan inmediatamente, como armas arrojadizas, los califictivos de "reaccionario", etc.

Saludos. Llegando acá por el blog de Vigi.

Libertariano dijo...

Pues sí, me sirve el vínculo del curso en la UN.

Y completamente de acuerdo contigo Phoenix. Lo peor de la presunta superioridad moral y política de cierta izquierda, como de cierto cristianismo, es el corolario de que nos deben salvar a todos los demás, es decir, imponernos sus criterios morales apropiándose dle Estado.

Pero hay que comprender el clima de presión y chantaje que se vive, y se vivía, en Francia. Si no te declarabas de izquierdas estabas condenado al ostracismo cultural. Así que alguna salidad tenía que buscar a su liberalismo Truffaut, que por supuesto no tenía nada que ver con el esnobismo y la superficialidad de, por ejemplo, Godard, subido a todas las pseudorevoluciones por muy estúpidas que fueran.

Otro caso semejante al de Truffaut fue el de Rohmer, al que echaron a patadas de Cahier du Cinema por su "derechismo", es decir, que no era maoísta, foucaultiano o algo así.

Yo también he pasado por una Facultad de Filosofía, en Granada antes de la caída del Muro de Berlín comencé, y los comunistas, tanto en su versión laica como cristiana (la peor de todas, por insidiosa), tenían aún un fuerte predicamente. La vez en que he estado más cerca de que me partiesen la cara ha sido en una discusión sobre Marx, ya se sabe el Profeta, y en otra ocasión por parte de un grupo del Opus Dei tras asistir a una película "blasfema" de Godard.

Un saludo

My Online Game dijo...

You do not need any skills and more necessary rohan crone for a regular attack, but it still looks like you are using a skill. The armors and weapons which we can use our own rohan gold to buy our favorite is looking very nice. In some places you can not understand what you are doing and sometimes you did not know why and where need to spend the expensive and more rohan online crone. You can bring your own rohan money to buy Still Scroll from shop and use it on someone who you think might use bots in game. If he is confirmed to use bots later, you will get 3 equipments and some rohan online gold from him.