"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

lunes, septiembre 24, 2007

Homenaje a los Reyes y a la España constitucional

He firmado el Manifiesto por la Libertad de Expresión que promueven las Juventudes Liberales porque me gusta el espíritu aunque disiento de algunos aspectos de la letra. Sobre todo de las siguientes:


Exigimos nuestro derecho a quemar todo tipo de trapos, siempre que seamos sus legítimos propietarios y no contravengamos los reglamentos de seguridad antiincendios.

Eso es como ponerse delante del Escorial y decir "No es para tanto, un montón de ladrillos" Es lo que tiene el nivel semántico, que se eleva sobre el sintáctico y se combina con el pragmático para producir una dimensión, un mundo diferente, que aún no comprendemos del todo y que de una manera simplista puede llevar al nihilismo o a la mística.

Considerar una bandera, un escudo o una fotografía, un mero trapo o una mera imagen, mezcla el candor rabioso adolescente y la iconoclastia de los fanáticos con una filosofía de la representación pobre y simplona, sintomática del nivel cultural español que considera a Baudrillard o Zizek, por ejemplo, (buenos) filósofos estéticos.

Se puede uno reir de las creencias y símbolos que identifican a las comunidades o burlarse de las costumbres amatorias del Rey como hacen El Jueves o Faemino y Cansado (que en su último y brillante espectáculo, me cuentan, piden ayuda a Zapatero para desenterrar a su abuelita). Pero quermar la foto de alguien es una agresión, en este caso a los Reyes de España, y es un acto que va más allá de la libertad de expresión, convirtiéndose en un acto de gamberrismo y amenazas que debe estar castigado, al menos, con una sanción económica.

Durante la inquisición quemaban la efigie de los que no podían abrasar en su carne mortal. Sus herederos de estética gore-punk ladran la misma musiquilla.

Desde este blog me permito homenajear a los representantes máximos de la democracia española, uno de los ejemplos más sobresalientes y modélicos de la lucha por la libertad, la justicia y la dignidad en el último medio siglo.

PD. Creo que Savater haría mejor insistiendo en conexión con la España constitucional que en desmarcarse de la España metafísica. Porque como dice Antonio Elorza


Normalización en el empleo de la idea constitucional de España, tanto en el plano normativo como en el simbólico, y recuperación de los usos democráticos, son en consecuencia dos objetivos estrechamente ligados entre sí.


aunque aquí y ahora la mejor forma de ser republicano es ponerse del lado de la monarquía constitucional.

PD. Faemino y Cansado en la cola del cine

15 comentarios:

Mary White dijo...

Si es verdad que suena muy adolescente y lo que quieras lo del trapo. Y te admito que quemar una foto del Rey expresa un descontento de manera bastante radical y violenta contra la institución monárquica, hasta puedo admitir que es una agresión a la FIGURA del Rey... pero no es una agresión a la PERSONA del Rey. Ni siquiera es una amenaza. Lo de Rivera es una amenaza de muerte. Con visos de convertirse en realidad.
Me parecen dos cosas bastante diferentes. Mientras sí me creo que los vándalos que le han mandado la carta sean capaces de agredirle (y matarle), no creo que los 400 tipos o los 300 de 15 días después, que quemaron fotos de los reyes quisieran algo más que llamar la atención, y mandar un mensaje anti-monárquico. No creo que fueran a asaltar la Zarzuela. Incluso si entre ellos hay agresores reincidentes, como el detenido.
No es tanto porque tenga o no aprecio a los símbolos (todos los tenemos, qué tontería sería renegar de algo así), sino porque me fastidia que se le preste atención y se les haga el juego, porque no querían otra cosa más que llamar la atención y provocar. Y hemos entrado al trapo. La mayoría de los españoles es o monárquica o Juancarlista. Eso es un hecho. Esta gente tenía que pasar inadvertida, no son representativos, de hecho... es que no son nadie. Y si destruyen el mobiliario urbano a la cárcel por vándalos... pero no necesitamos héroes de este tipo, Santiago. ¡Es que no lo merecen!

Libertariano dijo...

Completamente de acuerdo contigo Mary White en que no son nadie. Pero la contundencia judicial debería haber sido mayor porque de otro modo se envalentonan y los 300 terminan imponiéndose a los 300.000.

En el metro de Barcelona en una ocasión se me encaró un tipo nacionalista porque estaba hablando con mis acompañantes de cuestiones políticas, coincidía que era el Día de la Constitución, y todo el mundo miró hacia otro lado. Y me recomendaron que no hablara de "esas cuestiones".

Esos 300 tienen acojonados a la inmensa mayoría, y si se atreven a quemar la foto del Rey, lo siguiente será pegarle un tiro en la pierna a Rivera. Y es que ni el Rey ni Rivera le importan un pito, sólo su odio a España en general, y a la E. constitucional en particular.

Por eso me pongo de parte del Rey, y no soy ni monárquico ni juarncarlino, y me pongo al lado de Rivera. Porque lo que me interesa es defender mi derecho a la libertad de expresión, de asociación y de lo que sea sin tener que preocuparme porque dialécticos de antorchas como el tal Roura esté más o menos cerca.

Un saludo Godiva

Revertiano dijo...

Sí, en definitiva, a parte de convicciones personales, lo justo y necesario es ponerse al lado de la víctima cuando la víctima representa la legalidad y la democracia (el Rey, Albert Rivera), y en contra de los energúmenos, sean quienes sean.

Bossjan dijo...

Absolutamente de acuerdo con libertariano y revertiano.A Mary White hacerle ver,que, seguro,que estos queman, sin más aparente intención que expresar un sentimiento político, un "trapo" con la imagen, en este caso del Rey de España....no quiero pensar que le harian a quién se atreviara,a ella misma por ejemplo,a quemar un "trapo" con la bandera del F.C.Barcelona o similar...

Y otra reflexión, que seria de Cataluña en una España republicana?,...no sé que quemarian dentro de unos años.

Mary White dijo...

Vaya, Libertariano, este párrafo:
"Desde este blog me permito homenajear a los representantes máximos de la democracia española, uno de los ejemplos más sobresalientes y modélicos de la lucha por la libertad, la justicia y la dignidad en el último medio siglo".
me despistó respecto a tu idea de la monarquía. Yo,humildemente no lo suscribo. Pero el debate no es tanto si monarquía y república como la quema de símbolos. Si se trata de una panda de espontáneos es diferente de si son violentos capaces de meterle un tiro a alguien. Quiero decir... lo que marca la diferencia (para mi) es lo creible de la amenaza.

Bossjan, nunca quemaría una bandera. Procuro respetar las creencias y símbolos ajenos. No me dice nada que esos tipos sientan el fútbol más dentro que la monarquía. Hay gente pá tó. Y personalmente me encantaría que alguno de estos nacionalistas le echara huevos y de verdad se independizaran CON TODAS LAS CONSECUENCIAS ECONÓMICAS que eso implica. Se iban a enterar los pobres catalanes, porque además de nacionalistas son más intervencionistas que el gobierno central e iban a arruinar el país. Yo como española, les cobraría por cada kw de energía que sacaran de mis empresas y mis saltos de agua, etc... me refiero a las centrales de alli pagadas con moneda española. Es que se iban a enterar...

Vigi dijo...

Me 'jode' que personas que tienen un ADN proveniente de tipos tan idiotas como Carlos IV o Fernando VII, tengan en la actualidad un nivel de inteligencia tan alto, y que desarrollen sus actividades con grandes garantías, asi que aunque uno es republicano (al menos en teoría) he de condenar las agresiones que se le hacen a su figura.

Macho ya ando por Córdoba, bueno también por Madrid, a ver si nos vemos y nos tomamos unas cañas después de ver alguna peli :)

Saul E. dijo...

La verdad es que no debería sorprenderme mucho y es que ya vi: “cristianos” matando a sus hermanos en nombre de un Dios bondadoso, ya vi “socialistas” monárquicos (conociendo que el fin del Socialismo es la emancipación de la sociedad y la elevación hasta una plenitud existencial liberándola de las ¡clases sociales!). Pero cual es mi sorpresa que la actualidad hipócrita-política de este país tan bonito y tan unido como es España se guardaba un as en la manga en la partida de la incongruencia ideológica. Después actuación de los cristianos asesinos, los socialistas monárquicos entran en el circo ibérico los liberales demócratas y monárquicos. Pero no quiero pecar de idiota y voy a pasar a describir lo que ya aprendí hace 5 años cuando estaba en 1º de la ESO o quizás más, cuando estaba en primaria. ¿ Qué es la democracia? Para no errar en mi pobre definición voy a utilizar el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua (esa organización formada por los más elevados genios de la lengua): “Doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno”. ¡OH! ¡Que bonita doctrina! Pero, ¿Qué pasa? ¿A caso puedo juzgar que un liberal sea demócrata? Pasemos a otra definición: “Forma de gobierno en que el poder supremo corresponde con carácter vitalicio a un príncipe, designado generalmente según orden hereditario y a veces por elección”. ¿Cómo? No, ciertamente, ¿Cómo puede ser un demócrata (favorable a la intervención del pueblo, a la elección por medio de sufragio universal al jefe del estado) ser a la vez monárquico o apoyar a un monarca (persona elegida democráticamente por los azares genéticos)? Ya es hora de llamar a las personas por su nombre y a las ideologías por el suyo; dejar el oportunismo de “yo soy de centro” o “yo soy un demócrata: ¡Viva el rey!!” y otros esperpentos lingüísticos.

“Desde este blog me permito homenajear a los representantes máximos de la democracia española, uno de los ejemplos más sobresalientes y modélicos de la lucha por la libertad, la justicia y la dignidad en el último medio siglo”. Libertariano, por esta frase tan grandilocuente, tan sublime que has escrito me permito decirte: desde la emoción en el recuerdo a Franco, ¡viva el rey!, ¡viva España! Pero perdona, pues no puedo moralmente jurar por Dios y por los santos evangelios guardar lealtad a los principios del movimiento nacional

No se… definitivamente este país nunca va dejar de sorprenderme…

Saul E. dijo...

Se me olvidó un link: http://www.youtube.com/watch?v=nt2rqbgsiv4&eurl=http%3A%2F%2Fanarkopilar%2Eblogspot%2Ecom%2F2007%2F06%2Fdesde%2Dal%2Democin%2Den%2Del%2Drecuerdo%2Dfranco%2Ehtml pues a nadie se le olvide que a su graciosa majestad no es rey por la gracia de Dios, si no por la gracia de otro gran personaje de la historia de España... sí, gran personaje...

Libertariano dijo...

Vigi, en cuanto tengas un rato nos tomamos en el "Fidias", te viene que ni pintado, un minutemaid al lado del Guadalquivir y mirando el skyline de la Mezquita.

Saul, tienes razón en que la frase es grandilocuente, pero es que me he tenido que poner a la altura (o a la bajura) de la quema de imágenes boca abajo, lo que no pasaba desde la Inquisición y más de cerca del franquismo.

Libertariano dijo...

Calculo Saúl que ahora estarás en 2 de bach o la universidad, según contemos y según te haya ido. El caso es que no analizas bien las definiciones que están bastante bien dadas las limitaciones de cualquier definición y los matices de la política.

La palabra clave en ambas es "poder", y quien lo ejerce. Ambaas son más bien aristotélicas aunque bastante neutrales. En la democracia directa que conoció Aristóteles el poder era ejercido directamente por el pueblo a través de Asambleas en las que todos los ciudadanos partipaban. A Aristóteles éste le parece, con razón, el peor sistema posible porque la democracia pura es equivalente, teórica y prácticamente, a la dictadura de la mayoría.

Pasaron siglos, resumiendo, y con la Rev. inglesa, la americana y la francesa se parió otro sistema democrático en el que control del poder por parte del pueblo se ejercía indirectamente, a través de los representantes. Además el poder se partió, para que cada una de sus partes contrapesase a las otras. Y en algunas de ellas, se conservó la institución monárquica como una tradición simbólica que ejercía una mera representación aunque una importante labor de equilibrio. Pero sin poder. Así Gran Bretaña, Suecia, Holanda (verla última y fantástica película de Verhoeven sobre la resistencia holandesa en la que únicamente salva de su crítica corrosiva a la institución monárquica), Bélgica, Japón y España.

Por el contrario, hay repúblicas dictatoriales en las que el Presidente de la república detenta el poder (es decir, lo posee ilegítimamente), con lo que podríamos llamar a dichos déspotas "monarcas". Los ejemplos más significativos son las repúblicas comunistas de Corea del Norte, hereditaria hacia el hijo, o Cuba, hereditaria hacia el hermano.

Te recomiendo el libro Principios de Filosofía Política de Raphael, para una comprensión más profunda de las cuestiones institucionales relativas a la organización dde los Estados.

Un saludo

Saul e. dijo...

Estoy en segundo de bachillerato, pero no por ello no puedo utilizar la razón como alguien que este en carrera o la haya ternimado, al fin y al cabo los bebés son los mejores filósofos, pues no han conocido aún el mundo y todo les sorprende, nada lo consideran normal...

“Y en algunas de ellas, se conservó la institución monárquica como una tradición simbólica que ejercía una mera representación aunque una importante labor de equilibrio.”

Las tradiciones, no por ser esto deben ser necesarias y menos un funcionario con carácter vitalicio. En España sobre todo, y que yo he oído muchas veces se consideran como poco trabajadores a los funcionarios (seguridad social, INEM…); mas no se por qué extraña razón no se considera el “Dios” de los vagos al rey. Sí, las tradiciones son muy bonitas: las ferias, los patios, incluso para otros torturar un animal clavándole espadas… Pero en este país que se cree está en una fase de modernismo pleno, ya Europa no empieza en los Pirineos, todavía seguimos conservando un engranaje de un sistema anacrónico. Quiero que por un momento, y es que para comprender a alguien tienes que pensar como él, te pongas en el lugar de alguien que consigue después de tantas y tantas luchas, ríos de sangre y montañas de sufrimiento llegar a la cúspide política, a la plasmación en la sociedad de los derechos humanos, aunque en este periodo daba mucho que desear, la democracia. Tras unas elecciones libres y democráticas, las sombras acechan el débil muro de la libertad y los peores presagios se hacen realidad: las tropas de Franco pinchan la bandera roja y gualda sobre un amasijo de cuerpos mutilados… las malvadas hordas rojos han sido aniquiladas por un ejército celestial, por la gracia de Dios… Sufres en el exilio, aunque la “izquierda” se está reorganizando en Francia. Ha llegado, el tan ansiado día, las lágrimas corren por tus mejillas cual dos gotas de agua en un mar de indiferencia, mas este ya no es tal, ya has sufrido mucho ya no existe la indiferencia, ya no eres un exiliado, puedes volver a tu tierra. ¡OH! ¡Es él! De nuevo él… tras 60 años los mismos siguen en el mismo sitio. Poder, ¿qué es poder? ¿Un verbo o un sustantivo? Quien tiene poder pude y el ciudadano Juan Carlos puede, es decir tiene poder, tiene poder real y poder legal, poder social y judicial y es que todos sabemos como son los grandes “elefantes blancos”. Bueno retomemos la historia de este ficticio combatiente por la libertad. Tras llegar a España te das cuenta de que después de expulsar la monarquía para lograr la tan ansiada, que no por ello menos ficticia, libertad la monarquía sigue en el mismo sitio de donde la expulsaste el PODER y puesta ahí no por las personas que lucharon por la libertad o la democracia, sino por los que lucharon por la dictadura y contra los derechos humanos, esos que están inherentes a todo hombre y mujer. El fin es predecible, es el fin de muchos ancianos en la actualidad, en la hermosa sociedad del bienestar y del libre comercio, esa gran “mano invisible”, esta vez social, que ya describió Adam Smith, coloca a cada individuo en su lugar y parece ser que en este país a los herederos ,y repito herederos pues la evidencia es innegable, de un régimen dictatorial y cruel los coloca como estandarte de las libertades y en la cima de la democracia y a los que han luchado por un verdadero régimen social igualitario los coloca en el olvido, en la parte de atrás del sistema, donde nadie los ve, donde nadie nunca los reclamará, y es que todos sabemos que la verdad es dura, dolorosa y difícil, es mejor seguir donde estamos y no cambiar nada. ¿El rey? Una bonita tradición que aporta un equilibrio perfecto. ¿Equilibrio entre qué?, no sé, a mi no me preguntes, soy un simple ciudadano…





“con lo que podríamos llamar a dichos déspotas "monarcas". Los ejemplos más significativos son las repúblicas comunistas de Corea del Norte, hereditaria hacia el hijo, o Cuba, hereditaria hacia el hermano.”

Creo que ya que te has tomado la molestia de poner entre comillas y muy acertadamente la palabra “monarcas” deberías haber hecho lo mismo con la palabra “comunistas” pues desde mi punto de vista no se puede considerar comunistas (como breve esbozo; personas cuya ideología tiene como final lograr la abolición de las clases para pasar a la realización del más antiguo de los deseos del hombre la libertad, basada en dos grandes pilares, también de los derechos humanos, igualdad y fraternidad) ¿Cómo considerad comunistas a personas como : Fidel Castro, Stalin o Mao? (sobre todo a la primera, que llegó a declarar después de la revolución que él no era comunista. Es paradójico, pero se hizo comunista gracias a EEUU. Como los niños chicos: ¿Tú eres capitalista? Ea, pues yo ahora soy comunista y más comunista que nadie) Queda bonita y sorprendente como una frase del Antiguo Testamento puede ser tan parecida a lo que ha ocurrido con Marx y su ideología. Jesús: “Muchos vendrán, y se harán pasar por mí y le dirán a la gente: "Yo soy el Mesías". Usarán mi nombre y lograrán engañar a muchos.” – hay que aclarar que Marx no es el Mesías, aunque quien sabe, quizás sí un profeta… En esta frase sólo hay que cambiar Jesús por Marx y ver el gran parecido con la realidad…-
Pero bueno creo que me he ido ya un poco, esto ya es otro tema… Soy un poco sensible que las personas llamen socialistas, comunistas o cristianos a personas que no lo merecen.

“Considerar una bandera, un escudo o una fotografía, un mero trapo o una mera imagen, mezcla el candor rabioso adolescente y la iconoclastia de los fanáticos con una filosofía de la representación pobre y simplona, sintomática del nivel cultural español”

En cuanto considerar la bandera como un trapo, hay personas que no es ya sólo que la consideren un trapo, sino que la consideran un insulto a su dignidad y a su inteligencia, pues es símbolo de un pasado de opresión y tiranía. Hace ya dos o tres meses escribí un texto que quizás vaya relacionado con esto de las banderas y demás delirios:


Hombre y patria, patria y hombre, empeñados en una lucha titánica. Mas ¿ acaso puede lo creado enfrentarse a su creador, acaso puede el producto enfrentarse a su productor? ¿Puede acaso lo imaginado salir de la imaginación y enfrentarse a su creador?. En la ciencia psicológica moderna cuando una persona convierte lo imaginado en su realidad, la persona entra en locura. Por lo tanto, ¿ qué es el patriota sino un loco que ha convertido lo imaginado en realidad?; pero esto va más allá, en este caso no sólo el ser convierte su imaginación en realidad, sino que la enfrenta consigo mismo estableciéndolo como algo ajeno a él.
Fronteras, banderas... y demás son meras imaginaciones que un día algún loco convirtió en realidad y miles de personas siguiendo a ese loco se convirtieron el locos. Hay que entender que tan sólo con la razón podemos llegar al verdadero estado ideal en el cual alcancemos la cumbre existencial, debemos desprendernos de pasiones y demás sentimientos que no hacen sino nublar la razón. El verdadero humano es la razón, el ser humano es sólo y exclusivamente razón, lo demás son envolturas que guardan la esencia. La patria es un invento, no existen patrias ni banderas al ser humano tan sólo lo separa del ser humano su potenciabilidad racional. Todo lo creado por el ser humano y ajeno a la razón tan sólo es un lastre para ésta pues nos separa de nuestra verdadera y pura esencia. La naturaleza del ser humano es la hermandad y fraternidad. Por lo tanto si las banderas y la patria dividen a los pueblos y los enfrenta, entonces la patria no es la naturaleza del ser humano, no es el lugar donde el hombre podrá reposar en su verdadera plenitud. Cuando desaparezcan las fronteras y las banderas el ser humano tomará conciencia de sí mismo, no será un ser enajenado y su estado de locura será suprimido por la simbiosis entre razón y realidad que construirá la sociedad igualitaria del futuro.



Paz, bien y socialismo

Beppe G. dijo...

Para mí, la quema de la cara del Rey es un hecho sin sentido. Estos jóvenes han llamado muchísimo la atención hasta el punto de que estemos aquí hablando del tema, pero no han llamado la atención sobre lo que reivindican, sino sobre el hecho vandálico en sí. Estos radicales son en su mayoría jóvenes, y cuando alguien es joven suele buscar algo contra lo que luchar, algo que dé sentido a su vida, y por eso pienso que hacen esto, mas allá de ninguna ideología o causa que persigan. Por ello se juntan un grupo de ellos, y lo único que se les ocurre es esto. En fin, no es que sea un seguidor de la monarquía, pero pienso que ha sido una figura bastante importante en nuestra historia reciente ( para bien y para mal ) y ,sobretodo, en nuestra transición, como para por lo menos tenerle el suficiente respeto. Si se quiere manifestar oposición a la monarquía se puede hacer de una forma mucho menos vandálica y radical, y así demostrar un poco más de sesera.

Libertariano dijo...

Resumiendo. Mientras haya Estado de Derecho y Democracia, la cuestión de si la Jefatura del Estado es para un Presi o un Rey es menor.

A más. Mientras que en España la mayor parte de los republicanos confesos sean una pandilla de adoradores de la República Cubana hay que defender la Monarquía con uñas y dientes, porque es sinónimo de EdeD y D. (ver supra)

Saludos, pax, libertad y poco socialismo

saul e. dijo...

Para la próxima puedes ahorrarte el presionar unas cuantas teclas; el socialismo engloba la libertad...

Libertariano dijo...

Como en el chiste cubano: "Socialismo o muerte (valga la redundancia)"

El término "socialismo" tiene múltiples significados, pero todos ellos tienen en común el vínculo con la "igualdad" como valor supremo al que se han de supeditar los demás. Incluida la libertad.

Por el contrario, para el liberalismo la "libertad" sería vector dominante, y la igualdad y los demás tendrían que ir a su rebufo.

Saludos