"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

viernes, octubre 12, 2007

El nombre de España, su cielo, sus ojos.


El soldadito español en el restaurante. Ni una palabra de francés y ese deseo de calor humano cuando se dirige a mí. Campesino de Extremadura, soldado republicano, campo de concentración de Argelés, alistado en el ejército francés. Cuando pronuncia el nombre de España todo su cielo está presente en sus ojos. Tiene ocho días de permiso. Vino a París, que lo destruyó en pocas horas. Sin saber una palabra de francés, perdiéndose en el metro, extranjero; extranjero a todo lo que no sea su tierra, su dicha será volver a encontrar sus amigos del regimiento. Y aun si debe morir bajo un cielo encapotado, en medio del lodazal, será al menos junto a los hombres de su tierra.

Esto escribió Albert Camus en Carnets, marzo de 1940. Hoy es 12 de octubre de 2007. Patriotismo, me preguntas. Memoria, me cuestionas. En un punto indefinido entre el silencio y el ruido estruendoso, más cerca del primero.




El cielo gira, Mercedes Álvarez.

PD. Abril 1940.
El padre franciscano: ¿No creéis, por lo tanto, en nada, Don Juan?
Don Juan: Sí, padre, en tres cosas.
P: ¿Se puede saber cuáles?
DJ: Creo en el coraje, la inteligencia y en las mujeres.
P: Habrá, por lo tanto, que desesperar de vos.
DJ: Sí, si hay que lamentar a un hombre feliz.


PD. Mayo, 1940. El extranjero está terminado

3 comentarios:

Revertiano dijo...

"Delenda est Numantia -Zapaterus dixit- atque Hispania".

Hispanii plus non sunt sed animae subventionatae.
Hispanii non pugnant per unum futurum in unitatibus, unica bibent et "otra de gambas" qauerunt.

Berlin Smith dijo...

Sugestivo, brillante..

Anónimo dijo...

Una sorpresa la mar de agradable encontrar esta pequeña maravilla de blog. Y además de cine: me reconcilia con mis años jóvenes cuando en vez de asistir a clase me iba a la filmoteca... Y además, fan de Rhomer...Y además, tan sencillo de expresión, sin "dobles lecturas"... Ya ¡ay!, no me entusiasma tanto el cine. Las buenas películas las vi enésimas veces, y las de ahora, si no es con un par de wiskis...
Me quedé en el cine en el que los temas escabrosos simplemente se aludían, había elipsis en las que el ruido de un puerta al cerrarse decía más que lo explícito.
No soy un puritano: me gustan las escenas eróticas, pero sólo si están bien hechas (es decir, sólo si no son españolas). Tiene gracia que, los de EEUU, patria del purianismo, sean los mejores en filmar una escena de amor tórrido, o picante, o romántica. Os voy a decir una cosa: hasta sus series televisivas son mejores que la mejor peli española con todos sus premios y us subvenciones.
Bueno, y sobre el Ché: es triste que sea un icono entre los jóvenes occidentales al cabo de los años. Es triste que su leyenda perviva porque su realiad fue sórdida y sangrante. Mató a inocentes. Cuando en "el hombre que mató a Liberty Valance" un periodista dice: "cuando la leyenda es mejor que la verdad, se publica la leyenda", no se refería al tipo de leyenda del ché. La leyenda siempre ha tenido más vida que la mediocre verdad, pero se refería a la leyenda del heroismo del Bien contra el Mal. Cuando se creía en esas cosas. Ahora decididamente se ha elegido el mal, y de él se hace leyenda, de la que siempre hay ávidos consumidores. Ejemplo: Lady Di. Un saludo, Luis HA