"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

jueves, enero 17, 2008

El anarquista y el obispo de Roma

Si no fuera terrible sería cómico: nada menos que el Papa Benedicto XVI ante la Santa Inquisición (Progresista). Paul Feyerabend y Joseph Ratzinger se alistaron en el Ejército nazi. El primero, por estética, el segundo, por obligación. Feyerabend fue todo su vida un poco bocazas, a Ratzinger también le pierden de vez en cuando los excesos verbales. Feyerabend cuenta en sus memorias, Matando el tiempo, como quien no quiere la cosa, que Hayek le quiso fichar para Friburgo y que el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Joseph Ratzinger, había citado de su Tratado contra el método a propósito de Galileo:

“En la época de Galileo, la Iglesia permaneció mucho más fiel a la razón que el mismo Galileo. El juicio contra Galileo fue razonable y justo”


A Ratzinger le ha costado cara la cita del libertario epistemólogo que estuvo siempre rodeado de más o menos liberales, en lo político y lo epistemológico, como Hayek, Popper o Lakatos. El problema de Feyerabend es que quiso ser siempre una mosca cojonera lo que le llevó a expresarse rematadamente mal, de forma excesiva y caricaturesca. Mejor que anarquista, como gustaba de calificarse, podría ser etiquetado como “liberal salvaje” o, aún mejor, “liberal gamberro”. El método que proponía para la acción científica era el mismo del liberalismo clásico: "laissez faire, laissez passer"

Que una pandilla de metomentodos de izquierda (El País aclara que son la ya típica troupe de feministas, gayslesbianas y ateos de andar por casa. En la mencionada autobiografía, una de las mejores que he leído, el mayor cabreo del muy tolerante Feyerabend resulta ser contra la feminista Hilary Rose, a la que acusaba de terrorismo intelectual totalitario. O sea, que era tonta) de la Universidad de la Sapienza hayan tenido éxito a la hora de censurar a Ratzinger, apoyándose en la cita de Feyerabend sobre el caso Galileo, muestra como ningún otro ejemplo la decadencia intelectual y la miseria política de Roma-Italia-Europa. Y no tanto por el número, realmente ha sido una minoría bullshit, sino porque de nuevo se ha demostrado que ante la fuerza bruta los europeos no somos capaces de ofrecer otra solución que el modelo de la triste y débil alianza de civilizaciones en el diálogo a-lo-loco con los sátrapas del planeta. Es decir, que intentamos comprar con euros la paz y la libertad por la que no somos capaces de luchar (siempre nos quedará para sacarnos las castañas del fuego la V Flota estadounidense)

Tanto Feyerabend como Ratzinger, desde polos opuestos, son dos humanistas, preocupados por el nihilismo, que ambos identifican con el fundamentalismo de la razón. Otra cosa es que para resolver el problema del totalitarismo racionalista Feyerabend se sumergiera de cabeza en el magma postmoderno y Ratzinger pretenda una vuelta a la Edad Media.

Pero ahora sólo cabe solidarizarse con la víctima de la persecución de la Inquisición Políticamente Correcta. Y multiplicar el discurso censurado.



... che cosa è la ragione? Come può un’affermazione – soprattutto una norma morale – dimostrarsi "ragionevole"? A questo punto vorrei per il momento solo brevemente rilevare che John Rawls, pur negando a dottrine religiose comprensive il carattere della ragione "pubblica", vede tuttavia nella loro ragione "non pubblica" almeno una ragione che non potrebbe, nel nome di una razionalità secolaristicamente indurita, essere semplicemente disconosciuta a coloro che la sostengono. Egli vede un criterio di questa ragionevolezza fra l’altro nel fatto che simili dottrine derivano da una tradizione responsabile e motivata, in cui nel corso di lunghi tempi sono state sviluppate argomentazioni sufficientemente buone a sostegno della relativa dottrina. In questa affermazione mi sembra importante il riconoscimento che l’esperienza e la dimostrazione nel corso di generazioni, il fondo storico dell’umana sapienza, sono anche un segno della sua ragionevolezza e del suo perdurante significato.

Di fronte ad una ragione a-storica che cerca di autocostruirsi soltanto in una razionalità a-storica, la sapienza dell’umanità come tale – la sapienza delle grandi tradizioni religiose – è da valorizzare come realtà che non si può impunemente gettare nel cestino della storia delle idee.








Secuencia vergonzosa de la película Galileo en la que Liliana Cavani muestra, una vez más, su estulticia intelectual a la par que su inepcia cinematográfica.



PD. Feyerabend, Tratado contra el método,

"Galileo sustituye una interpretación natural por otra muy diferente y que hasta entonces era, al menos en parte, una interpretación innatural... En efecto Galileo emplea la propaganda. Emplea trucos psicológicos además de las razones intelectuales que tenga que ofrecer. Estos trucos tienen gran éxito: le conducen a la victoria. Pero oscurecen la nueva actitud hacia la experiencia que se está forjando y posponen durante siglos la posibilidad de una filosofía razonable. Oscurecen el hecho de que la experiencia sobre la que Galileo quiere basar el punto de vista copernicano no es sino el resultado de su propia y fértil imaginación, el hecho de que esa experiencia ha sido inventada. Oscurecen eso hecho insinuando que los nuevos resultados que emergen son conocidos y admtidos por todos, y que sólo hace falta fijar nuestra atención sobre ellos para que aparezcan como la expresión más obvia de la verdad... Expresándonos de forma paradójica, aunque no incorrecta, podríamos decir que Galileo inventó una experiencia que tiene ingredientes metafísicos"

9 comentarios:

Ayer dijo...

No recuerdo en estos momentos quién, pero es alguien muy reputado y poco sospechoso de connivencia con la Iglesia CAtólica, decía que la metedura de pata de Galileo era más política que otra cosa. Se la jugó por bocazas, por desafiar la autoridad del Papa. Galileo puso a este en una situación imposible de la que habría sido muy fácil salir si le hubiera dado la gana.

Lo cierto es que el relato completo de lo que sucedió avala esta explicación. Se podrá argumentar contra un sistema en el que alguien pueda sufrir persecución por un desafío a la autoridad, pero no que la persecución fue por la opinión científica. Cuando los cardenales "no querían mirar por el telescopio" no es que rechazaran los datos sino que esos datos no venían a cuento respecto de lo que se discutía. Por cierto, que los libros de Galileo son interesantes en la medida que el lector tenga muy bien comprendida la teoría de Newton, porque meteduras de pata tiene bastantes.

Es bastante tonto o malvado juzgar a nadie por críticas muy acertadas a Galileo.

Gwen dijo...

pues juzgar a Galileo (o leer a Galileo) con Newton como referencia, no veas

GUILLE da MAUS dijo...

El texto original de la entrevista al entonces cardenal Ratzinger, trataba sobre la critica a la modernidad desde la modernidad misma. Citando a Feyerabend y Von Weiszacker, Ratzinger advierte sobre la desconfianza hacia la ciencia y señala que la fe no puede nacer del resentimiento y del ataque a la razón.

Se repite el incidente de Ratisbona donde sacan de contexto las citas del Papa.

Ayer dijo...

"pues juzgar a Galileo (o leer a Galileo) con Newton como referencia, no veas"

Juzgarlo no. Pero tenerlo muy bien entendido, sí. No sé por qué hay que padecer sus textos de propaganda sin la debida preparación.

Gwen dijo...

A cada cual hay que leerlo en su contexto Ayer, lo que dices de leer a Galileo con Newton bien entendido lleva a pensar que te crees que la gente lee a Galileo como la suprema verdad, y no como un científico de un siglo muy pasado que desafió la autoridad del Papa, lo cual, tal y como estaban las cosas entonces, no me parece mal.
Sin formación se debería leer Tintin. El resto, especialmente los periódicos... con formación.

antoniog @ techsalesgroup.es dijo...

Hola Santiago,
Te estaría muy agradecido si pudieras facilitarme una dirección de contacto para hacerte llegar un comunicado de prensa sobre el estreno de un film.

Antonio Guerrero

\\\\\\\\\\\\\\\\\[à] dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
\\\\\\\\\\\\\\\\\[à] dijo...

Querría matizar que Feyeraben....ya sé que todo el mundo se 'apunta al carro' de tacharlo de bocazas....pero me parece que muy a menud (casi siempre) esto se hace 'de oídas'....situándose precisamente dentro del propio logocentrismo al que crítica Feyerabend para interpretarlo....
y claro....la confusión es mayúscula,
el insulto fácil
y todos (o casi) contentos.


((a 'guille de maus'.....
estás seguro que atesora(ba) más resentimiento Feyerabend que Ratzinger...
la desconfianza de la ciencia de Feyerabend es hacia 'una manera de hacer' ciencia....que no la única...ahi es donde empieza la crítica al método...
el problema está entre (creer) tener razón y 'atacar' las demás razones, razonando....
o 'no entrar en razon'.

y otra tenerd

praxis rarita dijo...

Hola! hace tiempo que trato de encontrar la cita en la que Hilary Rose arremete contra el párrafo de Feyerabend en el que identifica la ciencia anarquista con una cortesana complaciente. En la autobiografía de Feyerabend, éste se hace eco de la crítica, pero no aporta la cita del artículo o libro en el que aparece. ¿Por casualidad podría indicarme la referencia?

Muchas gracias!

Saludos desde Madrid.

Olaya.