"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

lunes, febrero 11, 2008

No es país para viejos, de Joel y Ethan Coen

Se publica en Libertad Digital la crítica que realizo de No es país para viejos, la última película de los hermanos Coen, una adaptación de Cormarc McCarthy que comienza a tener éxito con las traslaciones a la pantalla de sus novelas tras el fiasco de Todos los caballos bellos y ante la próxima adaptación de su obra suprema, Meridiano de sangre, a cargo del irregular y en principio no muy prometedor Ridley Scott. Y la de su última entrega, La carretera.



Los cineastas y el escritor

PD. Javier Bardem ganó ayer su enésimo premio por su contundente interpretación.

PD. W. B. Yeats

NAVEGANDO HACIA BIZANCIO (SAILING TO BYZANTIUM)

I
That is no country for old men. The young
In one another's arms, birds in the trees
-Those dying generations - at their songs,
The salmon-falls, the mackerel-crowded seas,
Fish, flesh, or fowl, commend all summer long
Whatever is begotten, born, and dies.
Caught in that sensual music all neglect
Monuments of unageing intellect.
Aquel no es un país para hombres viejos. Los jóvenes
Tomados del brazo, las aves en los árboles
- Las generaciones que mueren - cantando,
Las cascadas de salmón, los mares repletos de atún,
Peces, animales, aves, encomian todo el verano
Todo aquello que se produce, nace, y muere.
Atrapado en esa música sensual todo ignora
Monumentos de intelecto que no envejece.
II
An aged man is but a paltry thing,
A tattered coat upon stick, unless
Soul clap its hands and sing, and louder sing
For every tatter in its mortal dress.
Nor is there singing school but studying
Monuments of its own magnificence;
And therefore I have sailed the seas and come
To the holy city of Bizantium.
Un hombre viejo no es más que una cosa miserable,
Un abrigo andrajoso sobre un bastón, a menos
Que el alma aplauda y cante, y cante más fuerte
Por cada arruga en su traje mortal.
Ni hay otra escuela de canto que el estudio
De monumentos de magnificencia única;
Y por eso he navegado los mares y he venido
A la santa ciudad de Bizancio.
III
O sages standing in God's holy fire
As in the gold mosaic of a wall,
Come from the holy fire, perne in a gyre,
And be the singing-masters of my soul.
Consume my heart away; sick with desire
And fastened to a dying animal
It knows not what it is; and gather me
Into the artifice of eternity.
Oh sabios que estais en el fuego sagrado de Dios
Y en el dorado mosaico de un muro,
Venid del fuego sacro, girad hasta mí,
Y sed los maestros de canto de mi alma.
Consumid mi corazón; enfermo de deseo
Y atado a un animal agonizante
No sabe ya lo que es; y llevadme
A la ilusión de la eternidad.
IV
Once out of nature I shall never take
My bodily form from any natural think,
But such a form as Grecian goldsmiths make
Of hammered gold and gold enamelling
To keep a drowsy Emperor awake;
Or set upon a golden bough to sing
To lords and ladies of Bizantium
Of what is past, or passing, or to come.
Una vez fuera de la naturaleza, no he de tomar
Mi forma de ninguna cosa natural,
Sino una forma como la que los herreros griegos hacen
De oro repujado y esmalte dorado
Para mantener despierto a un somnoliento Emperador;
O ponen en una rama dorada para que cante
A los señores y las damas de Bizancio
Sobre lo pasado, lo presente, o lo por venir.

10 comentarios:

Mr. Hyde dijo...

Libertariano, buena crítica para una gran película. El estilo de Cormac McCarthy le iba que ni pintado a los hermanos Coen. Consiguen lo que Peckinpah, violencia inmisericorde y poesía con el desierto de fondo.
Buena actuación de los tres protagonistas, con especial mención a Josh Brolin.
Está a la altura de Fargo, lo que es mucho decir.

Libertariano dijo...

De hecho Mr, Hyde podrían haberla titulado "Fargo, Texas" Con mucho menos humor, claro.

Estoy de acuerdo contigo en que Brolin está magistral. Últimamente está que se sale, también en American Gangster

Capi Vidal dijo...

¿Tanto les cuesta alabar al terrible "progre" Javier Bardem?

Su interpretación en esta película es, de lejos, la más sobresaliente. Con todos mis respetos al gran Tommy Lee Jones.

¡Señor, señor! Poquita objetividad y mucha ideología (algo de lo que suelen acusar ustedes, mis iluminados "liberales").

Libertariano dijo...

Según mi parecer el menos afortunado es Jones, excesivamente quejumbroso. Pero tanto Bardem, en su personaje siniestro, como Brolin, en una caracterización más normal y por tanto menos impactante pero no por ello menos honda, están espléndidos.

Libertariano dijo...

Por cierto capi vidal, ¿no lees las pd?

Ismael dijo...

De las virtudes de los Coen que no citas en tu crítica está su forma de usar el paisaje como personaje, un poco como hacían los clásicos del western como Anthony Mann, pero sin perder de vista a fotógrafos americanos posteriores. Por el estúpido motivo que sea recuerdo a Lorca diCorcia en muchos de los encuadres de los Coen.

De Bardem se ha escrito mucho pero hay que mojarse: Su flexibilidad como intérprete sumada a un físico tan contundente le ponen a jugar en la liga de Marlon Brando. Bardem es incluso más grande de lo que pensamos y con un poco de suerte en los próximos años su figura va a crecer aún más.

Es fascinante la lógica de su personaje. Sú último crimen es el más insoportable pero, ¡eh! Al fin y al cabo había ofrecido un trato y este había sido rechazado.

Josh Brolin magnífico pero ya lo estaba como el mayor de los Goonies.

Y sobre Lee Jones, me quedo con la última escena, la que para mí pone en órbita a los Coen como cineastas. Con todo lo terrible que pueda llegar a ser lo que sucede alrededor, nada pesa más que los fantasmas personales.

Anónimo dijo...

A mí Bardem me parece que está espectacular un papel de los que aparecen cada mucho mucho tiempo. Las frases te acojonan y si encima le acompaña esa mirada, esos gestos... Tiene razón coppola cuando dice que le parece el heredero de los Pacino y compañía que están apoltronados. Ahora hace falta que siga al mismo nivel y le ofrezcan buenos proyectos.

Brolin también está inmenso pero como dice libertariano el papel es menos vistoso o espectacular.

Jones es un tío que siempre parece auténtico, siempre dice mucho más de lo que parece con la mirada y los gestos. Lo que ocurre es que no es algo raro, lleva mucho haciéndolo.

Y los Coen por fin han hecho algo grande grande otra vez. Personalmente llevaba tiempo esperándolo.

Me encantan la historia y la violencia porque es inherente a la misma y la hace más grandiosa.

Libertariano dijo...

Pues totalmente de acuerdo con lo dicho por Ismael y mr. Anónimo respecto al paisaje, una constante en la filmo de los Coen, hasta la fuerza animal de Bardem. Será cosa de juntarlo ahora con Daniel Day-Lewis, otra bestia.

Ismael dijo...

Lo único que podría hacer perder el Oscar a los Coen.

Mar dijo...

Ay! querido maestro si yo pudiera contarle y usted quisiera escucharme...
El viernes voy a verla, estoy ansiosa e impaciente, soy una gran seguidora de los Coen y después de leer su esperada crítica en LD, ardo en ansias de verla.
Espero no tener demasiadas expectativas, porque creo que no hay ninguna pelicula de los Coen que me haya dejado indiferente, y creo haberlas visto casi todas!
Ya le contaré a ve que tal!!!

Besos con sabor a palomitas maestro