"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

martes, marzo 11, 2008

Neopecados

Tras un fin de semana en el que los españoles han elegido a Chiquilicuatre y Zapatero como representantes máximos no es de extrañar que haya soñado que a Antonio Gala le daban el Nobel de Literatura y a Benedicto XVI el de la Paz.

El Papa alemán piensa que el mejor modo de ganar la Paz es preparar la Guerra, en su vertiente moral. Por eso ha aumentado el catálogo del Mal, incorporando nuevos pecados "sociales", neopecados podríamos decir adaptados al maligno neoliberalismo materialista, ateo y madridista que tanto preocupa en el Vaticano porque, dicen, incrementa las desigualdades económicas y sociales.

Por ejemplo, y como titula El Mundo, quien no recicle basura irá al infierno. No deja de ser revelador del signo de los tiempos la coincidencia en la agenda social entre Chiquilicuatre, cuyas pullas políticas serán eliminadas en la versión final, Zapatero y Ratzinger. A contracorriente, los escépticos racionalistas, siempre dispuestos a poner un un argumento y una ironía en las ruedas del progresismo de salón pequeño burgués (aunque en el caso del Vaticano y la Moncloa los salones tengan el tamaño de campo de fútbol sala).

Azúa, desde Ginebra, ciudad emblemática de la pureza cívica y moral, nos anima al pecado de la inmundicia


A los diputados ecologistas habría que hacerles una razonable contrapropuesta: que los ginebrinos regresen a la sana costumbre de poner toda la basura junta y lo más revuelta posible, como lo que es, mera basura. Que dejen de comportarse civilizadamente. Que abandonen un ecologismo que no hace sino crear quebraderos de cabeza a la Administración. Y que polucionen como mandriles para dar trabajo a los hornos de Les Cheveniers. Que el ginebrino produzca múltiple asquerosa basura sucia en lugar de ir a buscarla por los burdeles mediterráneos, eso sí que sería patriotismo. Y todo lo demás es rezar el rosario en familia.


Y Sala i Martin, otro escéptico neoliberal, pide menos sensibilización y más evidencias

A pesar de su popularidad, nadie ha demostrado que los costes de separación de basuras (que incluyen las molestias que sufrimos los ciudadanos, el espacio que ocupan tantos containers en casas de 50 m2 y los gastos de recogida selectiva de residuos) sean inferiores a los beneficios sociales asociados a algún tipo de misteriosa externalidad que nadie ha conseguido medir...


cargando contra los neopecados ambientalistas, antes incluso de que se listasen,

Antes de que el establishment de la corrección política me condene a la pira purificadora, déjenme clarificar que no estoy sugiriendo que la gente no tenga derecho a reciclar. La gente tiene derecho a practicar los rituales que crean que mejor les acercan a sus dioses, sean éstos cristianos, musulmanes, paganos o medioambientales. Lo que es inaceptable es que alguna de estas religiones nos obligue a los infieles a participar en sus liturgias simplemente porque no creemos en ellas. Garantizar nuestra libertad manteniendo la separación entre estado e iglesia (y eso incluye a la iglesia medioambientalista) es mucho más importante para nuestro bienestar que la separación de la basura.



Amén

PD. En Futurama propusieron un método infalible para librarse de la basura: hacer una enorme pelota y mandarla al espacio. Tiene esta propuesta un pequeño problema: la pelota volverá para estrellarse contra el planeta. Pero dentro de 1.000 años. Que apechuguen los futurianos. El capítulo enterito en chevere versión latinoamericana


www.Tu.tv

7 comentarios:

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

Yo ya dije que este Papa era un viejo verde. Lo mejor es escuchar a Agapito Maestre y toda esa gentuza presumir de tener un Papa ecologista y que la Iglesia ha sido ecologista siempre y es más: es "el único ecologismo verdadero". Nulla salus, ya saben.

De vomitar.

Gwen dijo...

se han olvidado del poco ecologista episodio de la zarza ardiendo...

Revertiano dijo...

Y de la separación de las aguas (menuda catástrofe´para el biosistema marino), el reparto a disetro y siniestro de panes y peces (¿tenían la medida o eran pezqueñines?), la transformación del agua en vino (muy poco gracioso para valencianos y murcianos), etc.

Anónimo dijo...

Soy Negrito: He votado a Zapatero, quiero que vaya a Eurovisión el Chiqui-chiqui, y de ecología no discuto con vosotros porque no tenéis ni p... idea, ¿soy un pequeñoburgués?

Libertariano dijo...

Negrito, siervo de la gleba (soc) diría yo

Anónimo dijo...

Santiago pues no se olvide en esos nuevos pecados tambien esta el de poseer riquezas inmensas y a que se refieren con eso pues segun me explicaban no veian con buenos ojos eso de que existan empreasas que en bolsa cotizen el equivalente al pib de varias naciones pequeñas o peliculas que alcancen recuadaciones billonarias bueno pues a ver si se ponen el ejemplo y se despojan de todas las riquezas que el vaticano a acumulado desde 400 años.
Hablando en serio es una tonteria y solo muestra que no han superado el mito de que la riqueza de unos se consigue mediante la miseria de otros bueno se entiende los siervos del señor se limitan a extender la mano y no aprender del ejemplo de los laborioso monjes es que dicen que de hacerlo asi solo provocarian que el capitalismo se trague al mundo y el capital en el fondo es la ramera de babilonia.
Saquen sus conclusiones señores.

Anónimo dijo...

Gracias, no esperaba mejor cumplido. Se agradecerá como corresponde.