"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

jueves, junio 19, 2008

Reseñar películas malas no es sólo una perdida de tiempo

sino también un peligro para el carácter. Auden hablaba originalmente de libros pero vale en cualquier caso. En ocasiones recibo comentarios. Algunos, los menos, ofensivos. Otros, por los que invito a cerveza, me felicitan. Hay quien me hace ver las influencias, como Escocés al recordarme un capítulo de Padre de familia que inconscientemente me sugirió una maldad. O, como la batería lanzada por Alvy Singer, me obligan a una autocrítica casi bolchevique para hacer explícitos los principios de la interpretación.

Cualquier obra de arte, por supuesto la cinematográfica, puede interesarnos, parecernos valiosa por (en este caso enumerados por Acero en El valor de la verdad)

  • El estilo empleado para llevarla a cabo
  • La elección de los medios o la dificultad de la técnica
  • La capacidad para mover al espectador a ser plenamente consciente de su propio caso
  • Inducirle a apreciar valores o actitudes que antes pasaba por alto
  • Su oportunidad o inoportunidad, por encima de otros valores, rasgos extrínsecos tanto al contenido como al formato de la representación
  • La habilidad desplegada para narrar una historia contando aparentemente otra
  • La visión que se precisa para hacer de un producto un intrigante objeto hermenéutico
  • Que la representación sea verdadera (fundamental en el caso de los documentales)
  • Otros (rellenar la línea de puntos……………………………………………………………………………………………)
Cuando he leído a grandes críticos que me han inspirado -de Borges a Robert Hughes, Arthur Danto, José Luis Guarner, Serge Daney, Jean Luc Godard o Vladimir Nabokov- no buscaba una confirmación de mis preferencias y opiniones sino una cierta iluminación a partir de una mirada original, que ayudase a mirar el objeto estético desde otra de sus perspectivas. Perspectiva formalista, sociológica, hermenéutica, política, minimalista, ética, cinéfila, fenomenológica, analítica, deconstruccionista, idiosincrática, metafísica, psicoanalítica. O unos cuántas ellas complementándose en un mix. O alguna otra. Me alegro cuando es el caso. Y cuando no, ¡qué le vamos a hacer!




8 comentarios:

Escocés dijo...

Gracias por la mención, Libertariano, pero sobrevaloras mi capacidad de influencia sobre el sub/inconsciente ajeno, aunque es posible que mi interés por el psicoanálisis (despertado a temprana edad) empiece a dar sus frutos. Miedo me da. :)

Desconocía que "The Critic" hubiera tenido serie propia. Recuerdo el capítulo de "Los Simpsons" en que aparece (uno de los que mas me gusta de la serie) y entonces pensaba que se trataba de la caricatura de una persona real de los USA.

Y no dediques mucho tiempo a la autocrítica, que se pierde para lo que importa, en tu caso traernos mas críticas de películas.

PD: revisionaré "Buenas noches..."

Libertymad dijo...

Mira guapo, desde reseñaste Rewind y me fui a verla con dos amigas (salimos a los 15 minutos) ya no confío en ti.

Mary White dijo...

Libertymad... no me extraña "eso" de ti, deberías haber ido CONMIGO. :P
Esa película es una maravilla.

Libertariano el director de cine Manolo Summers decía que un crítico de arte es un artista frustrado, un crítico literario es un escritor cobarde y un crítico de cine es un director frustrado. ¿Qué opinas?
(Lo pregunto sabiendo que tus lentejas las sacas de otro lado).

Libertariano dijo...

15 minutos!!!! Lo bueno, Liberty, empezaba en el 16.

Y no creas, escocés, un crítico debe ser un especialista en autocrítica, y en autoautocrítica (y así, hasta el infinito y más allá)

Manolo Summers era muy gracioso, una de las veces que más me he reído ha sido con un chiste sobre él mismo que contó en un programa de García Tola.

Pero la crítica es autónoma, aunque no independiente, de la actividad artística. Del mismo modo que la filosofía es una "sierva" de las ciencias. Pero tanto la crítica como la filosofía, a las que casualmente me dedico, son simbióticas que no parásitas. Es decir, han de servir positivamente y no negativamente a aquellos con los que se relaciona.

Luego están los críticos que consiguen hacer de sus críticas obras de arte en sí mismas. Joaquín Vidal en los toros, Bazin en la crítica cinematográfica o Saint Beuve en la literaria.

El comentario de Summers lo que sí evidencia es cierto resquemor de los autores hacia los críticos.

Saludos, María, ve preparando las cervezas

Recaredo Veredas dijo...

No sé si me gusta el crítico que busca la creación de una obra autónoma, independiente de la criticada. Puede conseguir resultados brillantes, pero siempre serán excepcionales, ya que la mayoría no posee suficiente mirada ni suficiente lenguaje. Buen blog y loable reivindicación del mejor cine.

Libertariano dijo...

Recaredo, gracias. La crítica siempre es autónoma respecto de la obra criticada. Otra cosa es que consiga un nivel de excelencia adecuado para además convertirse en "inmortal", esa extraña característica de la obra de arte. Lo que también sucede con las obras de arte propiamente dichas.

Saludos

Alvy Singer dijo...

Gracias por la mención. Me hace usted ponerme ¿rojo?

Mary White dijo...

Manolo (a quien conocí bastante bien por circunstancias personales) creo que se refería a cierto tipo de críiticos nada más. Estoy entre ambos, hay críiticos de medio pelo, como hay autores de medio pelo. La excelencia, sea el ámbito en el que estemos, es lo que es.

(¿se decide quien invita a quien este fin de semana? ando despistada por excesos (desafortunadamente) laborales).