"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

domingo, septiembre 28, 2008

Un chupito de J.T.S. Brown por Paul Newman

La primera vez que vi a Paul Newman me pareció un imbécil. Estaba pegado a una botella de whiskey y una muleta, despreciando como un gato capado a la gata más caliente que la pantalla ha visto, una Elizabeth Taylor en combinación blanca que desfogaba la energía sexual reprimida gritando a sus sobrinos: "¡monstruos cuellicortos!" Era yo muy pequeño porque lo recuerdo en blanco y negro, aún no había llegado el Mundial 82 que revolucionó el color de las televisiones.



En su película que prefiero también estaba pegado a la botella de whiskey, específicamente el bourbon J.T.S. Brown, y había cambiado la muleta por un taco de billar. Seguía despreciando a las tías, esta vez una cojita de cuerpo y alma, Piper Laurie. Y el gordo más ligero, Minnesota Fats, le pegaba la paliza de billar del siglo.

Cuando por la noche abrí el correo electrónico me encontré con un email de Carmelo Jordá pidiéndome un artículo para Libertad Digital. Había muerto.



3 comentarios:

Miguel A. dijo...

Un cack el tío. Yo le hice un homenaje en mi blog.

Un saludo

Revertiano dijo...

Y luego decían que "blue eyes" era Frankie (Sinatra). Hoy el grupo Zeta ha titulado muy bien, me imagino que en todos los periódicos de su grupo, con que se habían apagado los ojos azules del cine, o algo así. Independientemente del físico, que a más de uno ya le hubiera gustado igualar, este tipo era un auténtico monstruo del 7º, y parece que como persona era igual o mejor, cosa rara en Babilonia. En fin, uno menos. Los demás ya vamos encontrándonos huérfanos en este mundo cada vez que se va uno/a de ellos/as.

Vigi dijo...

Yo lo recuerdo también bebiendo como un descosido y zampando huevos!!!!

Un saludo.