"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

jueves, noviembre 27, 2008

El acorazado Potemkin, al socorro de Chávez


Los españoles se preocupan porque llegan los petroleros rusos dispuestos a llevarse su oro negro pero lo que se le viene encima a los venezolanos es una flota rusa al completo, con el crucero nuclear Pedro el Grande a la cabeza. Y no es el Potemkin pero el acorazado Chabanenko habrá puesto a Obama y su seguramente flamante Secretaria de Estado al borde de un ataque de nervios. Y aún no han empezado.

La inmortal película de propaganda de Eisenstein se puede disfrutar completa en google video ya que es de dominio público (una de esas expresiones que en la SGAE consideran obscenas)




PD. Lenin y Hitler, grandes cinéfilos, lo tenían claro. Como dijo el primero:

De todas las artes, el cine es para nosotros la más importante



4 comentarios:

Por Tomás dijo...

Estimado Santiago:

Reconozco que el paralelismo histórico-cinematográfico es muy agudo y más, si cabe, tratándose del autor de El Acorazado Potemkin, de S.M. Eisenstein, el cineasta del régimen estalinista en quien, no por casualidad, pudo inspirarse Goebbels.

Si te parece, podrías enviarme alguno de tus artículos a mi web. ¿Qué te parece?.

Un saludo,


Tomás (www.cinehistoria.com).

Libertariano dijo...

Hola Tomás, muchas gracias por la invitación. Me animas aunque dada la gran calidad de los posts de tu página procuraré hacer algo parecido al gran nivel de algunos de los expuestos.

Un abrazo

Por Tomás dijo...

Estimado Santiago:

Gracias a ti. Pues, lo dicho, cuento contigo.

Un abrazo,


Tomás (www.cinehistoria.com).

Joanna dijo...

Santiago, lo que se nos viene, lo que ya tenemos encima desde hace casi 10 años... :(

Los rusos fueron -entre otras cosas- a cuidar sus negocios, que ascienden a varios miles de millones de dólares. Con lo que no contaba Chávez, era que para el momento de la visita el barril iba a estar sobre los 40$...

Así que mas allá de los rusos, con esos precios, sí, lo que se nos viene encima... :(