"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

miércoles, noviembre 26, 2008

Escuela de ciudadanos (y encuesta sobre Almudena Grandes

¿Cuál puede ser la mejor opción para inaugurar una Escuela de Ciudadanía? Exacto: Almudena Grandes. La escritora, a la que el tal Fortes llamaba con la mala follá característica de los granaínos "la consorte del taxista", se disculpa sin disculparse por haber hecho una repugnante broma sobre la violación a las monjas, como denunció en las mismas páginas Antonio Muñoz Molina. Lo que viniendo de una feminista de carnet y en vísperas del Día contra la violencia hacia las mujeres mostraba la farisaica dimensión del asunto.

Dice la novelista que el novelista no ha entendido la broma. Y es que a Almudena Grandes se le está pegando la mala follá, que Granada es bella pero peligrosa para el carácter. El caso es que Muñoz Molina aunque de Jaén estudió en Granada, así que no se le escaparán los matices del sardónico, afilado y negro humor de los andaluces orientales. Seguramente tampoco le vería la gracia a los furores fusileros de la Grandes cuando se levanta mirando a la Alhambra.

El Ayuntamiento de Manzanares, regido por los socialistas, no ha convocado una asamblea ciudadana plural, representativa y polémica sino que ha optado por el rebaño pastueño, doctrinario y sin debate, apostando por un diálogo a priori amañado y un mitin a favor del poder establecido, lo que es propio de los regímenes autoritarios y sectarios. Republicanismo cívico en acción.

Y seguimos en Granada, notálgico que estoy, porque los García Lorca se dan por aludidos del artículo un tanto cursi, todavía me resuena el rasgueo de la guitarra, de Juan Luis Cebrián en el que éste se ponía en primera fila de la exhumación del poeta popular-y-universal. Borges, allá en Ginebra, se tiene que estar partiendo de risa.







6 comentarios:

Molibdeno Molar dijo...

Quizá te interese esto, por completar la información sobre esta señora mala:

(es del blog de Arcadi Espada:)

http://blogs.elmundo.es/elmundo/blogs/elmundopordentro/index.html

Querido Arcadi: No sé si habrá leído usted el sorprendente (¿o no?) artículo de Almudena Grandes en El País de ayer que ha hecho reaccionar a Antonio Muñoz Molina y a Herman Tertsch, con cierta justicia, a mi entender. No voy a opinar sobre la apología de la violación que pueda leerse en el texto de la señora Grandes, ya lo han hecho ellos. Yo matizaría algo, pero no es eso lo que me inspira ahora. Grandes cita un artículo del mismo periódico (socialdemócrata) en el que atribuían a la Madre Maravillas la frase o conseja "Déjate mandar. Déjate sujetar y despreciar. Y serás perfecta", y la usa para apoyar con un extraño sentido de la ecuanimidad su argumentación a favor del juez Garzón con un chiste a propósito del goce que hubiera podido producirle a la monja un encuentro con "una patrulla de milicianos jóvenes, armados y -¡mmm!- sudorosos"... Y sigue diciendo "En 1974, al morir en su cama, recordaría con placer inefable aquel intenso desprecio, fuente de la suprema perfección. Que la desbeatifiquen, por favor." Tampoco voy a ponerme a esperar que la Ministra Aido salga a escandalizarse por tan machista "broma". Sin dejar de ser consciente de que una columna, o incluso un reportaje de varias páginas, no da para muchas precisiones (aunque si permitan aportar granitos de arena a estrategias manipuladoras) me voy a conformar con señalar un vicio periodístico: La frase atribuida a la Madre Maravillas, en realidad, es de San Juan de la Cruz. No es difícil de encontrar: está en el versículo 32 de los Avisos Espirituales... La señora Grandes, el reportero de El País y tantos chistosos que comentan sobre "sadomasoquismo" no parecen haberse enterado. En todo caso, nadie ha acusado al poeta de apologista de la violencia de género. Por lo demás, el femenino de la frase ("32. Déjate enseñar, déjate mandar, déjate sujetar y despreciar y serás perfecta.") se refiere al alma, a la que el poeta se dirige en arrebato místico, como habría dicho D. Francisco, mi profesor de Literatura en el colegio. Pero ya se sabe, en nuestra terrible Iberia, la gente primero opina y después dispara. Estudiar, nunca, ¿para qué...?»

Un cordial saludo,

Iñigo Valverde

Luxemburgo

Mary White dijo...

Si lo que ha dicho Almudena lo dice un hombre, le encarcelan. Igualdad ante la ley.

Libertariano dijo...

Muchas gracias por el apunte de la fuente poética. Por cierto, San Juan de la Cruz siempre me ha parecido el mejor escritor en español y el mejor en poeta en cualquiera.

Mucho mejor, es decir peor, fue aquella frase gloriosa de la sra. vicepresidenta De la Vega:

"Las mujeres, biológicamente, somos más evolucionadas. Nuestra biología es más sofisticada que la masculina, eso es así por naturaleza."

Con un par, de ovarios

http://www.letraslibres.com/index.php?art=10127&rev=2

berti dijo...

No he visto ninguna adaptación de Almudena Grandes, no sé si por boicot o por que intuyo que me repatearía. Detesto su estilo, sus temas, su cansinismo, su cursilerismo-supuestamente-erótico... En fin, no sabía su amorío con el taxista. Ahora Luis me cae un poco peor.

pepeblai dijo...

El enlace al artículo de Muñoz Molina no funciona.

Está aquí:
http://www.elpais.com/articulo/opinion/Chistes/viejos/elpepiopi/20081125elpepiopi_8/Tes

Sobre las películas basadas en las "novelas" de la consorte del taxista, yo no creo que sean malas adaptaciones. El problema es que la cosa no tiene arreglo. Son engendros inadaptables.

Por cierto, puestos a hablar de taxistas poetas, me parece mil veces mejor el Fari (qepd) que García Montero.

vengadorbacana dijo...

... y eso que Muñoz Milina no puede ser más políticamente correcto en su respuesta y nadie dudaría que obtendría el nihil obstat de la "memoria histórica".

Pero la Grandes le acusa del delito más grave que puede cometer un progre articulista de El País: tratar de de desvirtuar la pureza de esa memoria. Menos mal que la prueba del delito está escrita y Molina puede alegar haberse mantenido fiel sin contaminación ideológica de "revisionistas".

Si no, ya sabe el camino que tomó Tersch.