"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

jueves, junio 18, 2009

Pero, ¿qué les pasa a los neoprogres con la energía nuclear?

En EE.UU. tienen a los creacionistas y en España tenemos a los antinucleares. Con el añadido de que aquí el Presidente del Gobierno pertenece a dicha secta y legisla siguiendo dicha ideología supersticiosa. Esa es la definitiva diferencia entre los progres, como Felipe González, y los neoprogres, como Zapatero. González tenía la inteligencia suficiente para rectificar sus postulados ideológicos políticos ante la contundencia de la realidad. Véase la OTAN y la política económica de la reconversión industrial, con el enfrentamiento que mantuvo con unos sindicatos que se creían aún en la República, cuando la acción sindical se ejercitaba por la fuerza. Por el contrario, Zapatero es incapaz de amoldarse a la realidad y simplemente deja que ésta le atropelle. Le pasó con ETA en su primer mandato y le está pasando con la energía nuclear en el segundo. No dejes que un comité de científicos destruya tus fantasías infantiles. La ciencia es dura, difícil y duele. La ideología supersticiosa es una alianza de sonrisas, cánticos y consignas.

¿Es la energía nuclear de derechas y la energía solar de izquierdas? En un programa de televisión se ha hecho esta pregunta. Que simplemente se pueda plantear esta sandez revela el grado de banalización del debate. El Pleno del Consejo de Seguridad Nacional, en el que seguramente habrá una mayoría de científicos y técnicos de izquierda, ha certificado que la central nuclear de Garoña puede seguir funcionando sin problemas durante 10 años más. Lo que contribuye al equilibrio energético del sistema español y es, además, fundamental para reducir la factura de contaminación ambiental de la industria patria. Pues ni siquiera este argumento de peso ecologista ha rectificado la deriva supersticiosa antinuclear de José Luis Rodríguez Zapatero, el Neoprogre.

En Coraline, la niña que da título a la película encuentra un mundo alternativo en el que viven unos padres-bis, que son exactamente iguales que los suyos en el mundo real con dos diferencias: satisfacen todos sus caprichos sin límite, lo que sus padres reales no pueden hacer por las restricciones presupuestarias propias de cualquier familia y porque no es recomendable pedagógicamente decir que sí a todos los caprichos de los niños, y en lugar de ojos tienen dos botones cosidos en las cuencas oculares. Los maravillosos padres alternativos le ofrecen a Coraline quedarse para siempre con ellos, una familia de jauja donde todos sus deseos serán saciados, pagando el insignificante precio de cambiar sus ojos por botones, eso sí del color que ella prefiera.

Cuando Zapatero eligió quedarse en el ilusorio mundo alternativo eligió botones mitad rojos, mitad rosas. Fijaos en la eterna sonrisa falsa de la madre de pega.






PD. Carmencita, seis años, y ya cinéfila gafapastas a punto de comerse una bolsa gigante de Cheetos en la sesión digital de Coraline.

12 comentarios:

Armando dijo...

Yo no lo tengo nada claro...

agustin dijo...

¿Y en España no hay creacionistas? ¿Acaso no lees Red Liberal ni las columnas y blogs de Libertad Digital?

Empecinado dijo...

Todo se reduce a una cuestión propagandística, aderezada con altas dosis de ignorancia e irresponsabilidad, y basada en el cortoplacismo electoral.

Un saludo.

Juan R. García

POLIDORI dijo...

El gran problema de ZP es que es lo que parece y es lo que dice que es.

Si ha engañado a alguien es porque se ha dejado engañar. No será por que el no lo haya dicho alto y claro.

judas dijo...

Como alguien vuelva a decir que Zapatero es neoprogre te juro que llamo a la SGAE.

Pepe dijo...

¡Qué ganas de meternos a los creacionistas con calzador, sin venir a cuento! ¿Ejemplo de irracionalidad?
Nada tenemos que ver con los fanáticos antinucleares y somos muy racionalistas y escépticos. No creemos en fantasías, como que la vida apareció por casualidad en un charco templado y que una bacteria llega a ser un elefante aprovechando errores en la copia del genoma.Y en España ya somos unos cuantos, menos que en USA y en el Reino Unido, pero en aumento.
Infórmese hombre.

Anónimo dijo...

¿La niña es su hija? pues muy mona la chamaca.

judas dijo...

"Infórmese hombre."
Viniendo de un creacionista uno no sabe si es cinismo, ironía o simplemente analfabetismo.

Anónimo dijo...

En "¿Los artefactos tienen política?", primer capítulo de su ensayo "La ballena y el reactor", Langdon Winner problematiza la tecnología nuclear desde una perspectiva que, en mi opinión, debería recibir más atención.

Para quien interese: http://www.reusser.cl/alumnos2005-06/plaintext/downloads/ballenayreactorlight.pdf

P.D. Hay creacionistas y creacionistas. Entre un defensor del literalismo bíblico y Teilhard de Chardin hay un abismo. Como lo hay entre un defensor del fisicalismo y Paul Feyerabend.

Masgüel.

Libertariano dijo...

Manuel Lozano, catedrático de Física Nuclear y además de izquierda, defiende el modelo energético nuclear en esta interesante entrevista:

http://www.maikelnai.es/2009/06/11/entrevista-a-manuel-lozano-leyva-nucleares-por-que-no/

Agente, Lozano actualiza la ocurrencia de Winner sobre lo nuclear y el totalitarismo.

La chamaca no es mía, la gracia que el Cielo no quiso darme (su padre opina que el Infierno)

Anónimo dijo...

El argumento medioambiental no se sostiene. La opción nuclear es, de las que hoy pueden cubrir nuestra creciente demanda energética, la menos contaminante. Pero el argumento de Winner me lleva a dudar de la opción nuclear incluso como solución provisional (porque a la larga las tecnologías energéticas más propicias a la democracia y a las que debemos aspirar son las que nos independicen de las redes de suministro). Entretanto debemos permanecer vigilantes frente a cualquier propuesta legislativa que prometa seguridad a cambio de restringir nuestra libertad. Lamentablemente es un precio que mucha gente está dispuesta a pagar y a los gobiernos les resulta demasiado fácil sacar adelante ese tipo de reformas legislativas. La de Winner me parece una preocupación justificada. En lo que llevamos de década se han dado ejemplos preocupantes, especialmente la "ley patriótica" en EEUU. El problema es que casi nadie usa este argumento, cuando es el más importante que la gente comprenda cuando, pese a todo, nos sumemos a la nueva fiebre nuclear.

P.D. A los diablillos les es dado presentarse en forma grata.

Masgüel.

Anónimo dijo...

Haber mandado a esa niña a la galaxia le va costar a uno un tiramisu... negrito.