"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

miércoles, octubre 21, 2009

Un capítulo cualquiera de House



No me lo esperaba pero es lo que tienen las encuestas (a la derecha): Tony Soprano está en reñida pugna con el dr. House. Tiene mérito lo de House. Seis temporadas repitiendo el mismo capítulo (gracias, Eloy). El Eterno Retorno nietzscheano en versión televisiva: acabo de ver el cuarto de la sexta, "El tirano", en el que vuelve a estar el equipo original: el Neurólogo Negro, el Australiano Pijo y la Tía Buena Empollona. Además, por supuesto, del Oncólogo Ligón y la Jefa Buenorra del Hospital. Es como si una maldición les impidiese salir del Hospital en plan El Ángel Exterminador.






Gran parte del mérito de la serie lo tiene Hugh Laurie, nacido para ser House como James Gandolfini en realidad es Tony Soprano o Kiefer Sutherland es Jack Bauer. Como Johnny Weissmüller fue Tarzán. Aquí tenemos al bueno de Hugh Laurie ganándose el papel (imitando el slang americano)









PD. "Jack Bauer podría salir de la isla de “Perdidos” en 24 horas" Amén

19 comentarios:

irichc dijo...

House es el super-yo de todo fantasma y una auténtica caricatura (probablemente involuntaria) de los espíritus fuertes.

Wallenstein77 dijo...

Hola a todos:
A pesar de que House esta muy bien, considero que El ala oeste deberia estar la primera de las series que mencionas, y eso que hay algunas muy buenas.

Saludos a todos.

POLIDORI dijo...

"Los españoles tenemos el cerebro cojonudo".

Pues eso.




John W.

loquesea dijo...

O ...

será dijo...

esto.

Anónimo dijo...

House es Dios, y Los Soprano su profeta.


Alarico

Burrhus dijo...

Spoiler (es decir, reviento lo que pasa en la serie, que la gente lee la palabra y no sabe qué significa).

Si buscas a Cameron por Google News, verás que la actriz deja la serie. Digo yo que algo tendrán que cambiar.

Zuppi dijo...

A mí me gusta House, pero no me acaba de resultar creíble su maldad después de ver a Hugh Laurie en "Stuart Little" (la 1 y la 2) diciendo aquello de: "Little vienen Little van, Little bin Little ban" o algo así, ni su inteligencia después de verlo de ladrón tonto en "101 dálmatas".
Es lo que tiene tener chiquillos...

Mary White dijo...

Ala Oeste forever...

CMRR dijo...

pero no me acaba de resultar creíble su maldad después de ver a Hugh Laurie en "Stuart Little" (la 1 y la 2)

Cierto. Era como ver a Michael Madsen en Reservoir Dogs después de Liberal a Willy.

CMRR dijo...

"Liberal a Willy"... Veeenga, tengo que dejar de leer tanto blog de política.

dragoadicto dijo...

He respondido Los Sopranos... pero tampoco me has dado la opción de Breaking Bad.. de verdad nadie ha visto esta joya de la televisión americana???!!

Zelig dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Zelig dijo...

Eso de que todos los capítulos de House son iguales es una boutade graciosa, pero la realidad es un poco más compleja. No olvidemos que House es una serie "mainstream", para todos los públicos. No es una serie de la HBO de 13 capítulos, con una perfecta dosificación en progresión e intensidad dramática, sino que ofrece 24 capítulos por temporada. Eso supone un ritmo y una intensidad de producción demencial con la que es imposible mantener el listón alto de forma continua. Necesariamente se tiene que reservar lo mejor para los capítulos del principio y del final de temporada, habiendo capítulos de relleno entre medias que, aún así, siempre superan la media de cualquier otra serie de su división.

También es una serie "de fórmula". House es un médico detective que se dedica a resolver misteriosos casos médicos. Punto. La diferencia con otras series de fórmula (C.S.I., El mentalista, Life,…) está en la calidad de los diálogos, la solidez de sus personajes y los dilemas morales a los que los enfrenta. Los capítulos del final de la 5ª temporada y el inicio de la 6ª están siendo excelentes. El inicio de temporada es un telefilm con House ingresado en el manicomio, totalmente alejado de la fórmula. El anteúltimo, por ejemplo, es ideal para debatir en una clase de filosofía o ética por el grave dilema plantea: ¿es ético matar a un paciente si se trata de un dictador sanguinario que confiesa que seguirá con el genocidio?

Libertariano dijo...

Bien visto, Zelig, actualmente estoy escribiendo al artículo sobre la serie y por ahí van también mis tiros.

Etc. dijo...

"¿Es ético matar a un paciente si se trata de un dictador sanguinario que confiesa que seguirá con el genocidio?" El tema desde luego que da para reflexionar pero la forma desde el que lo abordaron me parece bastante peligroso: primero se nos presenta al dictador como alguien razonable y digno que ha tenido que tomar una decisión dificil, al mismo tiempo aparece una de las víctimas afectada de esa "dificil decisión". Aqui si hay una verdadero dilema. Luego inexplicablemente el dictador se vuelve un tirano y un bárbaro. Matar al malo no remueve apenas los pilares de nuestra conciencia, más bien al contrario acaba convirtiendo al que mata en un héroe comprometido y valiente al tomar partido en un conflicto que ni le va ni le viene y del que puede salir peor que mejor parado. No olvidemos además que la decisión acaba siendo más producto de un calentón emocional que de un ejercicio de reflexión; dado el país de producción de la serie, que el tirano acabe asesinado es más politicamente correcto de lo que parece, además de otra forma más de reafirmar su propio modelo de practicar la justicia...

Zelig dijo...

Es una forma peligrosa de presentar al personaje pero realista. Esa definición que haces del tirano es perfecta y apuesto a que se ajustaría a muchos casos reales: un tipo carismático, digno, que se presenta a la vez como víctima de la situación, por lo que ha tenido que tomar una "decisión difícil" y que al final, por supuesto, se revela como un fanático sanguinario. ¿Cuantos tiranos, sobre todo africanos, comenzaron ganándose a la gente, convenciendo a gobiernos de otros países, utilizando precisamente esa táctica?.

En cuanto al asesinato en sí, también me parece resuelto de forma creíble. Se trata de una situación límite en la que el personaje tiene que tomar una decisión precipitada e impulsada por la emoción. No tiene tiempo para la reflexión.

Se trata también de la decisión que más juego puede dar en los capítulos siguientes, desde el punto de vista dramático, teniendo en cuenta además el carácter religioso del personaje.

Ian Curtis dijo...

A mí me gustan varias de la lista; voté a 'Roma', que fue una serie increible tanto en factura como en actores como en historia. Podían también haber caído The Wire, Los Soprano, Mad Men, Seinfeld, The Office...

PS: Sí, aquí hay otro aficionado a Breaking Bad, Dragoadicto!

Libertariano dijo...

Ian, se puede votar por varias!