"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

martes, noviembre 10, 2009

¿Hay vida liberal después del Muro de Berlín?


En Generación.net no defiendo que contra Stalin viviéramos mejor pero sí que le veo poco futuro al liberalismo. El Leviatán -de China a Estados Unidos pasando por Venezuela y la UE- va creciendo devorando libertad negativa. Como diría Thomas de Quincey se empieza con los campos de exterminio y se termina prohibiendo la happy hour y apellidando Sitel al Gran Hermano que lo escucha todo, que lo ve todo.

Bajo escucha es el humilde pero gran traducción, en su revelación de lo esencial, en España de una de nuestras series, querido lector, favoritas: The Wire

14 comentarios:

POLIDORI dijo...

Somos menos libres que hace 20 años.

Bajo la dictadura de lo políticamente correcto y casi imperceptiblemente hemos ido perdiendo libertad frente al estado. Y todo, mas que consentido, ha sido deseado.

¿Que necesitamos para que nos demos cuenta que el rey va desnudo?




John W.

Guasón dijo...

"Somos menos libres que hace 20 años".

Y lo dice así, claro, sin despeinarse, ni aportar datos, etc. Ya puestos, yo creo que somos menos libres incluso que hace 40 años. Por afimar gratuitamente, que no quede.

POLIDORI dijo...

Mira Guasón, solo te daré dos datos, y eso no quiere decir que no haya mas, que los hay.

1- SITEL.
2- IMPUESTOS.




John W.

Guasón dijo...

Hombre, que yo sepa las escuchas telefónicas no son patrimonio exclusivo de hoy día y menos en España.
Como tampoco las subidas de impuestos. Y no es que esté a favor de subir impuestos, pero en el 100% de los casos no siempre se cumple que una sociedad que pague más impuestos es menos libre. En general digamos que sí, pero no siempre porque no son sólo los impuestos el indicador de la libertad en un país. Hay más cosas.
Es más, somos más ricos que hace 20 años incluso a pesar de la crisis, (imagínate sin ella) y esa riqueza no ha sido producto precisamente de la existencia de un regimen comunista totalitario en la España de los últimos 15 años.
Ahora bien, ¿podríamos ser más libres de lo que somos hoy día? Sí, sin ninguna duda, eso está más que claro. Pero que hoy en día seamos menos libres que hace 20...pues lo dudo bastante.

Erthel dijo...

Bueno, yo soy más bien optimista. Pensad en cómo estaba el tema de la libertad antes de internet, y lo rápido que ha avanzado y sigue avanzando, totalmente fuera del alcance del estado, que apenas puede balbucear mientras la libertad medra en la red.

Vale, nos falta una aplicación más física, pero creo que con el tiempo la gente le irá sacando más y más distancia al estado en cuanto a métodos de pasarselo por el forro.

Guasón dijo...

Sin duda, lo de internet y su influencia es importantísimo en ese aspecto a mi modo de ver también. Y eso hace 20 años ni si quiera lo hubiésemos imaginado.

Anónimo dijo...

Hace 20 años vendian unos aparatos que casi nadie conocia y que se llamaban tarjetas modem.En 1989 te podias conectar a una bbs y al banco de Sabadell para ver como iban las acciones de Repsol recien privatizadas.Podias conectarte a Segundamano a poner un anuncio pero Telefonica te facturaba por minutos.
Tambien habia otras tarjetas de "videotexto" que era algo parecido pero mas limitado.Una copia del Minitel frances.En aquella epoca a internet solo se conectaban las Universidades y supongo que en las españolas por su nivel de investigacion mas bien poco.
Echando la vista atras,a mi me han decepcionado varias cosas.
1-El PP.
En aquella epoca creia que cuando el PP gobernase entraria en España el espiritu de Reagan y Thatcher.Entonces algunos hablaban de listas abiertas o de privatizar las televisiones publicas por ejemplo.Miradlos ahora repartiendose las Cajas y gastando como si fuesen socialistas.
2-Mi generacion.
Jamas pense que esa veneracion por el Estado como niñera fuese tan potente.Queremos un trabajo de funcionario y una vivienda publica en alquiler.

cugamo dijo...

Pues yo siento estar de acuerdo con Polidori.

Somos más ricos -eso es indudable- pero eso no es sinónimo de ser más libres. Hace 20 años a ningún dirigente socialista que yo recuerde se le hubiera ocurrido levantar el puño y cantar "La Internacional". Eso lo permite una sociedad instalada en la servidumbre. ¿Os imagináis un debate tipo "La Clave", aquellas noticias seguidas de tertulias, etc...hoy en las televisiones nacionales?. Es cierto que los socialistas siempre han perseguido la libertad y fueron acabando con los programas de opinión -es su naturaleza- pero, proporcionalmente, yo creo que somos menos libres hoy teniendo en cuenta los medios de que disponemos. Seamos realistas: por la libertad individual hoy día nos preocupamos cuatro gatos refugiados en internet. Y...Guasón...no te quepa duda: mientras más nos roben los gobiernos, menos libres somos.
Un saludo

John Galt dijo...

Esto es la marea del estatalismo del siglo XX. Desde el New Deal, la libertad individual solo ha hecho retroceder. Es cierto que con periodos de calma, como en los ochenta, pero en el resto de las décadas Marx y Bismark ganaron.

Anónimo dijo...

A la libertad le pasa lo que a los salchichones que el problema no es que haya mucha o poca, sino quién se lo come. Negrito.

Boecio dijo...

Cada vez hay menos libertad. Y hay muchos ejemplos de ello. Para una muestra, los siguientes:

En primer lugar hay que tener claro que no puede haber un Estado de Derecho sin una justicia rápida y ágil, eficaz y eficiente, y por supuesto, independiente y neutral. Y en España nos encontramos con que el Consejo General del Poder Judicial está plenamente politizado ya que a sus miembros los eligen los políticos, y claro está, que el partido en el gobierno es el que designará a la mayoría de sus miembros.

Con el Tribunal Constitucional pasa lo mismo.

La Justicia ordinaria es lenta y con escasez de medios. Para muestra los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo, que son los órganos judiciales que han de juzgar a la Administración; en el partido judicial de mi residencia están citando a juicio para dentro de ¡dos años!, para el 2011. Y claro, la Administración se aprovecha de ello para imponer sus criterios “a la fuerza”; y si no estás de acuerdo te dicen que acudas al contencioso. Podría poner más ejemplos.

En el ámbito sanitario hay más ejemplos. Los médicos en Andalucía son en su mayoría interinos. De modo que o recetan lo que se les manda de arriba, o corren en riesgo de que no se les renueve el contrato. También se les limita el remitir a los pacientes al especialista, o solicitar determinadas pruebas de coste alto. Y si te renuevan el contrato, o eres fijo, puedes perder el complemento de productividad.

Educación: Sin cheque escolar, no hay libertad de elección de centro. Además los padres tan sólo podemos optar por un centro de los de la zona de nuestra residencia. Y sólo podemos elegir centros públicos o concertados, porque los privados son para gente pudiente (curiosamente siempre sobran plazas en los centros públicos y faltan en los concertados; supongo que será por la calidad educativa, humana y moral; pero eso es otra historia que debe ser contada en otra ocasión).

En los partidos políticos no hay democracia, el que manda es el que hace las listas. Por eso el Congreso de los Diputados y el Senado no sirven de nada, puesto que cada diputado o senador se limita a votar lo que le dice su jefe de filas, no vaya a ser que luego no le vuelvan a poner en las listas.

De los sindicatos para qué hablar. Tan sólo defienden sus propios intereses, y se limitan ha hacerle la guerra a los gobiernos de derechas, y la pelota a los de izquierdas. Para no perder las subvenciones, claro está.

En fin, lo dejo ya, porque podríamos seguir poniendo bastantes más ejemplos (impuestos, medios de comunicación, etc.).

PD. Decir que hay más libertad porque existe Internet, es de chiste.

cugamo dijo...

Boecio cita los tres pilares básicos e la sociedad: justicia, educación y sanidad; y en ninguno de ellos hay contribución alguna a la libertad individual. A los chavales de la LOGSE los estamos haciendo unos palurdos que llegan a la universidad y a los puestos de trabajo sin instrucción. El hombre sin instrucción nunca puede ser libre porque no tiene opinión. Y esto hace 20 años no pasaba o al menos no era tan escandaloso. ¿Los habéis visto escribir?. Clama al cielo.
Aparte de todo esto yo veo un crecimiento continuo de la ideología excluyente en la sociedad. El que disiente en el tema del cambio climático o en cualquier otro tema del ecologismo populachero es condenado al ostracismo; e igual pasa con otros muchos temas en manos de lo políticamente correcto.
Pa´ llorá.

jojo dijo...

....................................................................................................

Guasón dijo...

Pues ya ves, Boecio, mucho me te temo que sin ese "chiste" sobre internet poco nos íbamos a "reir". Por lo pronto, ni tú ni yo podríamos estar aquí escribiendo lo que escribimos y nadie más ajeno a nosotros podría estar leyéndolo desde cualquier parte del mundo. Y más teniendo en cuenta que internet no sólo se reduce a que a uno le lean lo que escribe sino que es muchas más cosas.

Yo a lo que voy es a la respuesta a la siguiente pregunta ¿Somos menos libres hoy que hace 20 años? A lo que respondo: "Lo dudo bastante". O al menos considero que si al mencionar la falta de libertad nos topamos con casi las mismas trabas que hace 20 años, entonces estaremos igual pero no peor.

Ahora bien, reitero, ¿Podríamos ser más libres? Totalmente. Eso si que no lo dudo ni un microsegundo.