"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

domingo, febrero 07, 2010

El socialismo libertario de Chomsky (y Godard)

Noam Chomsky comienza su andadura en Público con un artículo en clave liberal, el rechazo a la sentencia del Tribunal Supremo de los Estados Unidos que permite excesivo poder a las grandes fortunas para influir en el juego electoral. En el juego de las democracias capitalistas es fundamental organizar un correcto sistema de reglas de juego que permitan el fair play en la competencia.

El instinto liberal hacia los empresarios es paradójico. Por un lado, de admiración ante su fuerza de creación destructora. Por otro, de desconfianza: el sueño de todo capitalista es acabar con el capitalismo. Critican el intervencionismo estatal por el día pero por la noche piden proteccionismo estatal y subvenciones. Google es a la vez una oportunidad para ampliar los márgenes de la libertad y un peligro de Big Brother omnisciente. Adolfo Domínguez pide el despido libre con la derecha mientras coge las subvenciones estatales con la izquierda. Ni el conservador y el socialista, amigos del status quo y siempre a la búsqueda de un centro de un gravedad permanente, aunque de diferente colores, entienden el reflejo liberal...

Sin embargo, la obra política de Chomsky muestra la parálisis de la izquierda, incapaz de plantear una alternativa teórica a la economía de mercado (ahora el centro de la discusión entre los altermundistas reside en si el modelo a seguir es el colectivismo a la cubana o a la kibbutz. Cuando no, ya que estamos, con volver a Mao. Ese es el nivel del debate)

Lo que se adivina de forma cinematográfica en la última propuesta de Jean Luc Godard, Socialismo, a través del trailer: imágenes fascinantes, mensajes crípticos, fuego en el cuerpo, humo en la cabeza. Pero siempre ese instinto libertario...








6 comentarios:

Fonseca dijo...

Vaya petardo de trailer...


Fonseca

Masgüel dijo...

¿Y qué somos los que defendemos que el mercado es una idea estupenda pero hay que regularlo para que su desarrollo no vulnere los derechos, libertades y obligaciones que democráticamente nos otorguemos, incluidas, si se da el caso, formas de solidaridad social sufragadas mediante la recaudación de impuestos?.

Porque si en el mito de la Edad de Oro del que hablabas ayer la solidaridad se da automáticamente por lazos místicos, no menos místico es el superindividuo roarkiano. Las particularidades de la vida personal es lo más valioso para cada cual, pero en el fondo son pequeñas variaciones del tema cultural común en el que se desarrolla. Somos animales sociales, vivimos en un mundo limitado en recursos y nuestra tecnología ya nos permite destruir los delicados equilibrios que permiten la supervivencia de los sistemas biológicos naturales. Si toda la izquierda se dedica a buscar debajo de las piedras "una alternativa teórica a la economía de mercado", entonces...¿yo soy de derechas?. ¡Qué susto!.

Libertariano dijo...

Bienvenido Max!!! Además te encontrarás que el jardín liberal está repleto de senderos que se bifurcan: austriacos, neoclásicos, teóricos de la elección pública, institucionalistas...

Lo que apuntas en el meollo de la investigación capitalista: una vez que la economía de mercado se da por supuesta lo relevante es la búsqueda de los mecanismos de coordinación "óptimos"

Y creo que sugieres que una derivada muy interesante: que ese "óptimo" esté también relacionado con variables culturales. Puede haber diferentes éticas capitalistas que den lugar a formas de desarrollo y de coordinación diferentes.

Creo que en este sentido te serían de gran interés los mecanismos de coordinación coletivista que defienden los anarcocapitalista o los que la última Premio Nobel ha defendido.


El tráiler es una obra maestra, Fonseca. Y es que hay ámbitos donde la izquierda sigue disputando a la derecha, por ejemplo, la vanguardia estética.

Dicho lo cual me pongo a escribir la crítica de la última de Clint

cugamo dijo...

Masgüel, el estar de acuerdo con que el Estado tenga la responsabilidad subsidiaria de educar o de dar atención sanitaria no te hace ser de izquierdas, en eso, la mayoría de los liberales -quita los más cercanos al anarcocapitalismo- estamos de acuerdo.
El estar de acuerdo con la protección del medio ambiente tampoco -ni mucho menos- te hace ser de izquierdas.
A mí me gusta más la diferenciación individualista-colectivista que izquierda-derecha pero si a los individualistas se nos llama de derecha "pos vale".
¿Estás de acuerdo con que el Estado intervenga en los acuerdos privados, sean estos en la gasolinera, comprando una casa, en el mercado laboral,etc....?¿piensas que el Estado es el que debe crear puestos de trabajo a través de la inversión pública?¿crees conveniente la intervención del Estado en lo que debes comer, beber, fumar,...?
El "espectro liberal" es mucho más heterogéneo que el pensamiento único colectivista.
A pesar de todo creo que hay que huir de las etiquetas aunque sean cómodas.
Un saludo

Alvy Singer dijo...

Me encantan los post dedicados a Chomsky, que se tiñen de una nostalgia y de un suspiro de pillines, don diablos, pero lo mejor es ser liberal...

Como os quiero, MAJALANDRINES.

Amador dijo...

"repleto de senderos que se bifurcan:"
nacionalcatólicos, pijifachas, libeggales, randroides, esclavistas, manchego-fakes

el Gran Circo la Leche, vamos X-D