"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

miércoles, marzo 03, 2010

Shutter Island en Cuba

El cortijo de los hermanos Castro, vulgarmente conocido como "Cuba", es un Parque Temático de los Horrores: prostíbulo barato para los señoritos "artistas" españoles (un poeta benedettiano contaba su estancia cubana: conferencias bien pagadas de día, jineteras mal pagadas de noche), residencia de socialismo campechano para los sufridos líderes de izquierdas que de Felipe González a Lula da Silva encontraban solaz para sus pequeñas "traiciones" burguesas, régimen de apartheid para negros y gays, exotismo latino y tercermundista para los estadounidenses que como Oliver Stone o Michael Moore continúan la tradición de Ernest Hemingway y los Corleone...

La muerte del albañil, delincuente común y héroe de la libertad -de todo hay en la viña del Señor, en el erial del Diablo y en cualquier corazón suficientemente humano- Orlando Zapata es sólo la punta del iceberg del genocidio que se está desarrollando en el campo de concentración caribeño -no, esta vez no me refiero a Guantánamo-, al que seguro (¡segurísimo!) que le mete mano el juez Garzón cuando se libre de las denuncias por prevaricación, estafa y cohecho que el Tribunal Supremo está coleccionando con dedicación y buena letra.




En Shutter Island, la última película de Scorsese, llena de buenas ideas desaprovechadas por el material averiado que suele servir el ínclito Lehane, se nos muestra un hospital psiquiátrico con toda la pinta de campo de concentración. En la Casa de los Horrores de los Castro Bros. -su madre esté en el Cielo- dichos hospitales no tienen pinta, son campos de exterminio. Si no me creen, pasen y vean...

9 comentarios:

POLIDORI dijo...

Desgraciadamente la realidad siempre acaba superando a la ficción.

Y con esta gentuza cualquier cosa que podamos imaginarnos siempre será superada por su crueldad.




John W.

Nahum dijo...

Muy bien traída la referencia de la película de Scorsese al caso cubano.

Sobre todo para cierta "intelectualidad" española, toledana, que se empeña en no ver la realidad e inventarse justificaciones. En fin, tenemos por acá un montón de Teddy Daniels ideológicos...

En una cosa discrepo: creo que el material de Lehane es excelente (aunque, en este caso, ya lo hubiéramos leído los españoles en Luca de Tena, claro). Me parece un novelista "noir" estupendo.

Saludicos.

Ramón Besonías dijo...

Saludos desde Extremadura.

Sugerente asociación la que haces entre el sistema castrista y el centro psiquiátrico de "Shutter Island". Quizá exagerado. Tildar de "genocidio" lo que sucede en Cuba es darle argumentos al contrario qye acaban desacreditando el debate.

Pero merece traer a la memoria la falta de libertades que deslegitiman un sistema como el comunista en Cuba, que ya de por sí se cae solo.

Os enlazo un artículo sobre "Shutter Island" de mi blog de opinión:

http://lamiradaperpleja.blogspot.com/2010/02/quitame-la-vida-pero-no-mateis-la.html

Libertariano dijo...

Efectivamente, Ramón, lo de "genocidio" no es el concepto adecuado, pero es que la referencia a Garzón, que ve genocidios por todos lados, me hacía agitar el trapo rojo.

En cuanto a Lehane, Nahum, es el factor asociado a su excesivo sentimentalismo asociado a las tragedias infantiles, me lleva a verlo una impostura psicoanalítica, pasto para lacanianos y demás gente de mal pensar. Ya me pasó con el Río Místico de Eastwood y ahora con Scorsese. Ambas se dejan ver pero se muestran las predecibles costuras didácticas con demasiada facilidad y todo queda demasido atado-bien-atado (incluida frasecita final de Di Caprio...)

Un saludo y que pronto veamos a Cuba ser una democracia con una transición pacífica. Serán necesarios muchos Mandelas eastwoodianos!!!

Ramón Besonías dijo...

Libertariano, of course.

Pero en la última de Scorsese, pese al guión cerrado (incluida la vuelta de tuerca final) no buscan tanto el didactismo como la emoción cinéfila, es un guño más que un mensaje.

Por lo demás, Cuba libre (el pais y la bebida).

Alvy Singer dijo...

Shutter Island es un PELICULÓN y yo un JOVENZUELO sin tiempo para contarlo.

Alvy Singer dijo...

Pero luego lo cuento.

JMax dijo...

Yo tambien creo que, algunos defectillos aparte, Shutter Island es una gran pelicula. Supongo que mi debilidad por el pulp americano de la época dorada
( Weird Tales y similares) tiene algo que ver. Solo comentar la agradable sorpresa de encontrar a alguien que conoce y disfruta la pintura americana del XVIII - XIX. Una vez cierto artista contemporáneo español de cuyo nombre merece la pena olvidarse, me soltó en una cena en NY, que no existía arte americano digno de tal nombre, aparte de Pollock y lo que ha venido despues. Naturalmente era el típico izquierdista antiamericano de manual, pero en su caso el agravante era un título de Bellas Artes, una carrera bien dirigida y las pretensiones propias de un intelectual. Su ignorancia era enciclopédica. Tuvimos fuerte discusión y me sentí inmediatamente rodeado de miradas acusadoras de otros artistas españoles( La ocasion era la inaguración de una muestra de nuevo arte español), casi todos con el mismo herbor de menos, las mismas tendencias narcisistas y la misma laguna de información: Historia del Arte o Historia a secas. Como artista y "libertarian right wing" se lo que es sufrir el aliento de la secta en el cogote, pero lo que encuentro descacharrante es la deficiencia cultural dominante en gente con carrera universitaria, solo comparable a su sectarismo ideológico.
Un saludo

Gerard dijo...

Buen y necesario rapapolvo.