"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

miércoles, abril 28, 2010

Heidegger, el enemigo filosófico número 1


En el nuevo número de La Ilustración Liberal aparece un artículo en el que presento a Heidegger como el enemigo filosófico nº 1.  ¿De qué?  De la razón, la libertad, la democracia... en definitiva la humanidad.  Por las mismas fechas en que el gran filósofo alemán, lo perverso no quita la genialidad, se implicaba definitivamente con el existencialismo no humanista en su encarnación suprema, Adolf Hitler, Manuel Chaves Nogales escribía en La agonía de Francia (reseña de Horacio Vázquez-Rial en el Libros de Libertad Digital):

"... hasta ahora no se ha descubierto ninguna forma de convivencia humana superior al diálogo, ni se ha encontrado un sistema de gobierno más perfecto que el de una asamblea deliberante, ni hay otro régimen de selección mejor que el de la libre concurrencia: es decir, la paz, la libertad, la democracia. En el mundo no hay más"

Pd. Carlos López-Díaz reseña el último libro de Víctor Farías sobre Heidegger y su vínculo intelectual con el neofascismo, la izquierda chavista y el islamismo.  Los extremos se tocan y la contra-anti-cultura de izquierdas y derechas tienen al enigmático, hermético y teutónico mago de la Selva Negra como su guía espiritual contra el Espíritu.


10 comentarios:

Masgüel dijo...

Ta claro que no leeré tu artículo hasta que se publique de forma gratuita el próximo trimestre.

También Nietzsche era irracionalista, antiliberal y antidemócrata, pero filosóficamente hubiese tenido derecho a afirmar, como el destripador de "From Hell": "Un día, los hombres mirarán atrás y dirán que yo di vida al siglo XX". Presentar una enmienda a la totalidad de la obra de Nietzsche o de Heidegger es tan absurdo como aceptar hasta la última coma. No hay que irse muy lejos para encontrar un ejemplo de lectura bien aprovechada. Su amigo y discípulo Hans-Georg Gadamer, antinazi, anticomunista y heideggeriano hasta la médula.

Libertariano dijo...

La comparación de Heidegger me parece más oportuna con Jack que con Friedrich. Creo que a Nietzsche le hubiese dado con el martillo en la cabeza a Martin, y después le habría metido un cartucho de dinamita en la cabeza.

La relación entre Nietzsche y Heidegger siempre me ha parecido superficial y espuria. En Nietzsche hay una actitud hacia la verdad y la veracidad, como defiende Bernard Williams en su obra póstuma, que es imposible de rastrear en Heidegger, un auténtico reverso tenebroso de aquel.

Por otra parte, a Heidegger creo que le causarían vergüenza ajena filosófica los heideggerianos que tratan de disculparlo, de domesticarlo, de hacerlo un "humanista", algo que él ya dió por finiquitado en "El existencialismo no es un humanismo".

El origen de este artículo fue una conferencia que escuché a Arturo Leyte sobre Heidegger. Y otras noticias que me han llegado de otras universidades españoles y francesas en las que se difunde el meme de que "Heidegger no ha sido entendido". Para lo que han tratado de ocultar las aristas más incómodas del "maestro". Lo que Farías y Faye han sacado a la luz: su compromiso filosófico esencial con el nazismo.

En el caso de Heidegger se ha producido otra, y van..., trahison des clercs que han incurrido sistemáticamente en una ceguera voluntaria, parafraseando el libro de Jelen respecto a la voluntad de no ver los crímenes del comunismo.

Por otro lado, Max, dicha enmienda a la totalidad la hago explícitamente desde unas premisas liberales, democráticas y humanistas, lo que la hace no sólo no absurda sino completamente necesaria a la luz del auge de Heidegger en los ámbitos polìticos que revela Farías y que no conocía cuando escribí el artículo hace unos meses.

Un abrazo!!!

Masgüel dijo...

Supongo que te refieres a "La carta sobre el humanismo". "El existencialismo no es un humanismo" es de Kanapa. El antihumanismo y el giro lingüístico que manifiesta en la carta es un precedente directo de Foucault.

A mí Heidegger también se me atraganta (hay que tener el gaznate bien gordo para disfrutar su prosa), pero me parece una piedra angular de la filosofía del siglo XX.

Y si algunos heideggerianos han descafeinado a Heidegger, el de Williams es un Nietzsche edulcorado, Salvo Vaihinger, nadie entendió como Heidegger al Nietzsche del final de la metafísica. Y probablemente de no ser por Heidegger, aún seguiríamos leyendo a Nietzsche exclusivamente como un crítico de la moral.

P.D. Un abrazo no, caceuncalorrrr.

lorenzomilans dijo...

¡Qué polémica tan interesante! Lástima que no pueda entrar en el fondo, dada mi ignorancia. Sin embargo tengo una pregunta y un comentario. La pregunta es para Santiago: ¿por qué dices que la actitud hacia la verdad/veracidad de Nietzsche no se encuentra en Heidegger? ¿Es un juicio de intenciones a uno y otro, o te refieres al estilo incomprensible de su prosa?

El comentario es que no necesariamente estáis diciendo cosas diferentes. Si entiendo bien a Santiago, no está negando la importancia o influencia de Heidegger; está diciendo que es perversa.

Libertariano dijo...

Pues no sé hasta qué punto; Lorenzo, eres "ignorante" del que es uno de los asuntos más polémicos de la filosofía del siglo XX pero es un asunto que te interesaría mucho. Entre otras cosas porque hay vínculos entre algunos aspectos de la filosofía del lenguaje de Heidegger y del segundo Wittgenstein.

Un par de libros muy buenos como introducción de alto nivel son:

La biografía de Safranski, casi tan buena como la que le dedicó Monk a Witt.

Los libros de Richard Wolin, un yanqui que explica a Heidegger sin caer en el heideggeriano. Especialmente:

http://biblioteca.unisabana.edu.co/abc/archivos/Heidegger.pdf

En el que relata la relación filosófica de Heidegger con sus alumnos... judíos, seguramente los más brillantes que tuvo.

Sobre el compromiso filosófico y no sólo accidental de Heidegger con el nazismo los libros de referencia son los de Farías, que levantó la liebre cuando se había propagado porlos círculos filosóficos el tabú de hablar del nazismo de Heidegger, y el de Faye que retoma el relevo de Farías desvelando algunos seminarios que impartió Heidegger y que se conocen por apuntes de sus alumnos (algo así como los Cuadernos Azul y Gris de Witt)

Evidentemente Heidegger es un gran filósofo. Como Darth Vader es un gran guerrero jedi. O Mourinho es el mejor entrenador del mundo. Aunque también creo que está sobrevalorado por el prestigio del hermetismo de su expresión, un vicio filosófico que comenzó Hegel y que Heidegger llevó a su máxima expresión.

A Ortega le pasa lo contrario, que su claridad conceptual le ha perdujicado al considerarse un filósofo más accesible. Pero basta comparar los discursos sobre la técnica de ambos para comprobar que Ortega al menos no tiene nada que envidiar al alemán.

Y me refiero a Ortega porque siendo también tan nietzscheano como Heidegger representa el aspecto solar, liberal, de compromiso con la verdad mientras que Heidegger encarna el reverso tenebroso de Nietzsche. Cuando hablo del compromiso con la verdad y con la libertad de Nietzsche me refiero a parte de su contradictoria obra, concretametne mi libro favorito: El gay saber.

PD. Especialmente fascinante, y ligeramente morboso, es la correspondencia entre Heidegger y su discípula-amante Hannah Arendt, una de las historias de amor del siglo

Masgüel dijo...

Como introducción a Heidegger yo recomendaría la de Vattimo, que además aporta el punto de vista de la corriente hermenéutica, que en mi opinión es la directamente heredera de la obra de Heidegger.

Y es curioso que menciones a Ortega y Gasset porque, en mi opinión, es el filósofo que más se parece Heidegger de toda su generación. Exceptuando la diferencia de léxicos, cuando leo a Ortega, me suena a Heidegger y cuando leo a Heidegger, me suena a Ortega. Por ejemplo, "Ideas y creencias" es heideggeriano de cabo a rabo. Y otro tanto vale para las "Meditaciones sobre la técnica".

Aunque cuesta un dolor de cabeza también recomiendo el documental "The Ister", un recorrido por el Danubio acompañado por las reflexiones de tres filósofos y un arqueólogo sobre los comentarios de Heidegger al poema de Hölderlin.

E.G. dijo...

Muy buen aporte.
-------------------------
"Pajín en el país de las maravillas" : http://elrinconliberal.es/?p=410

Askundio dijo...

Llego aquí saltando de vínculo en vínculo y tras haber leído algunas críticas de cine interesantísimas.

Como agradecimiento por ellas, dejo este link por si interesa.

http://revistas.ucm.es/fsl/00348244/articulos/RESF8788110157A.PDF

La referencia al libro de Farias me sorprende. Sin entrar a valorar el tema de fondo, que da para mucho, me parece que cualquier interesado en el asunto leerá con con provecho el artículo de Pierre Aubenque "Otra vez Heidegger y el nazismo". Si se desconoce la referencia... da otra visión del asunto (y del libro de Farias). Aubenque estudió con Heidegger, y es muy sabio, pero además, a diferencia del filósofo alemán, es claro, humanista y bueno. Creo que su aportación es para tenerla en cuenta.

Askundio dijo...

Vaya, el link no se copió bien. Bueno, con escribir "otra vez Heidegger y el nazismo" en google es suficiente...

Libertariano dijo...

Gracias Askundio. Efectivamente a Aubenque hay que tenerlo en cuenta pero el artículo ha quedado desfasado sobre todo por la publicación de los cursos impartidos por Heidegger tras su dimisión de rectorado.

Aubenque es un buen discípulo de Heidegger en el sentido de que como el alemán hace unas profundas y sutiles lecturas de los griegos. Su "El problema del ser en Aristóteles" fue una de mis grandes lecturas en la Facultad.

De lo que se trata como indica el francés es si hay ruptura entre los escritos "pre-nazis" de Heidegger y sus escritos "nazis" Yo pienso que no. Y un indicio de que Aubenque se equivoca estriba en su lectura de que no hay política en Ser y Tiempo. La hay. Y a chorreones. Su espíritu antiliberal, antimoderno, antidemocrático, antiverdad está expresado radicalmente.

Por otra parte sí que es malévolo, y filisteo, por su parte calificar de hipócritas a los que critican el contenido de la filosofía de Heidegger a la vez que reconocen su talento genial.

Un saludo!!