"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

sábado, diciembre 11, 2010

El fascista que Rubalcaba lleva dentro



Sólo Durán i Lleida puede competir en buenas maneras y tono sosegado con el superVicepresidente Pérez Rubalcaba.  Con la diferencia que Durán i Lleida es un caballero siempre y en todas circunstancias mientras que bajo la piel de cordero progresista del político socialista se esconde un lobo fascista.

Esta semana se ha definido por el encarcelamiento de Julian Assange, la silla vacía de Liu Xiaobo Nobel de la Paz y por la declaración del "estado de alarma" por primera vez en la historia de la democracia.  Dichos sucesos revelan, en distintas circunstancias, el método del Estado como institución que tiende a la acción totalitaria si no está perpetuamente acotada, criticada y puesta en cuestión por parte de los ciudadanos. En defensa de la Sociedad Abierta como la denominaba Popper o la Gran Sociedad en terminología de Hayek.

En Estados Unidos no han tenido reparos en pedir el asesinato de Assange aunque sin duda resulta un poco más sutil orquestar una campaña de acoso judicial.  Por otro lado, a las autoridades chinas no les importaría sin duda ajusticiar a Xiabo si no fuera por el escándalo mundial que suscitaría.  Y al gobierno de Zapatero no le ha importado perpetrar una campaña de difamación, linchamiento moral y acoso laboral contra los controladores para elevar una cortina de humo que no dejase ver lo que está significando el mayor recorte de derechos laborales y civiles de la historia de la España contemporánea (otra cuestión es la reivindicación y la protesta de los trabajadores de AENA que, como diría el presidente del ex-talante, es "discutida y discutible").

Sin duda, un hombre sin atributos como Zapatero (el "tigre de León" como lo ha bautizado Santiago González, es decir, un ligre) o un "inutil total" como el ministro de Fomento (estuvo hábil Rajoy al descalificarlo por boca de nuestro negativo héroe de hoy) no se hubieran atrevido jamás a establecer un "estado de alarma" en un desafío directo a la conciencia democrática y liberal de nuestra Constitución.  Pero sí, sin embargo, un hombre que muestraque  la genética cultural del PSOE rechina bastante, capaz de usar las más gruesas descalificaciones contra los extraños pero también para tratar de hundir a "los suyos".  Sí Rubalcaba, cuya inteligencia está a la altura de su desparpajo moral.  Los casos más sangrantes de nuestra democracia moderna, desde la Ley Corcuera hasta el actual alarmicidio pasando por los GAL, han tenido en común la presencia cercana y ominosa de esta versión castiza del coronel nazi Hans Landa de los Malditos Bastardos de Tarantino (ojo, spoilers¡): ni una mala palabra, ni una buena acción, sin duda encantador, siempre un tipo peligroso.


El caso de los controladores contra el Estado lo que ha puesto de manifiesto es la astucia y la malicia del Leviatán hobbesiano a la hora de servirse de todo el poder a su servicio, tanto intelectual, para forzar la interpretación de lo que constituye  un estado excepcional,  como estrictamente de fuerza bruta, bajo la amenaza de la metáfora militar.

El que se atreva a enfrentarse al Estado perderá:  es momento de recordar que Rubalcaba amenazó a Tomás Gómez cuando éste osó "chantajear" a los poderes fácticos de su Partido, es decir a Zapatero y al mismísimo, y que definió al líder madrileño como "el que dijo que no".  Lo que es una buena definición tanto del mal ángel (Luzbel y su lema "Non serviam") como del buen liberal (Montesquieu y su regla sobre la separación de poderes; al que quiso enterrar, por cierto, uno de los colegas de Rubalcaba que comparte con él su pasión por la extorsión política como táctica y el apoltronamiento en el poder como estrategia política).  Seamos también nosotros los que digamos "no", con calma y con contundencia, y así merecernos, como una vez sentenció el Jano del Gobierno -demócrata ante las cámaras, fascista de espaldas a ellas-, "un Gobierno que no nos mienta".  No por un graciosa concesión de los poderosos sino porque, Wikileaks mediante, les hemos obligado a ser transparentes, honestos y rigurosos.

PD.Del discurso de Vargas Llosa en Suecia, Elogio de la lectura y de la ficción

No debemos dejarnos intimidar por quienes quisieran arrebatarnos la libertad que hemos ido conquistando en la larga hazaña de la civilización. Defendamos la democracia liberal, que, con todas sus limitaciones, sigue significando el pluralismo político, la convivencia, la tolerancia, los derechos humanos, el respeto a la crítica, la legalidad, las elecciones libres, la alternancia en el poder, todo aquello que nos ha ido sacando de la vida feral y acercándonos –aunque nunca llegaremos a alcanzarla– a la hermosa y perfecta vida que finge la literatura, aquella que sólo inventándola, escribiéndola y leyéndola podemos merecer.

15 comentarios:

A./ dijo...

Es de los pocos sociatas del gobierno que piensan, aunque, afirman los que le conocen, más listo que inteligente (el doctorado lo recibió pesois causa); un poco lo de Guardiola, pero de familia franquista y del Colegio de El Pilar.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

¿Los estados excepcionales no serían nunca de aplicación? ¿Para qué están en la Constitución? ¿Quién antes que un gobierno, poder ejecutivo, debería decidir si los estados de excepción se presentan?

Lo suyo no es liberalismo sino un sectarismo de pose intelectual.

Álvaro Quintana dijo...

Gabriel Albiac, como suele, stuando las cosas en un contexto más amplio:

http://www.abc.es/20101213/opinion-colaboraciones/nadie-alarma-muertos-20101213.html

Un saludo!

Alvy Singer dijo...

Rubalcaba: fascista.

Reagan: macho.

Aterradora simetría, Navajas.

Libertariano dijo...

Creo que Rubalcaba, sin duda, tiene inteligencia política, aunque no tanta como él mismo cree... no hay apuesta que no pierda: Bono frente a Zapatero, Gómez frente a Trini...

Por supuesto, que hay situaciones para decretar un estado de alarma. Pero sin duda no una huelga de controladores. A este paso, y dadas las huelgas que puede haber, raro será el año en que no militaricen a algún colectivo... No hay peor poder que el arbitrario. No hay peor sociedad que la que acepta sin rechistar y asintiendo que le recorten derechos.

Gracias por el artículo de Albiac que me hubiera perdido. No suelo hojear el Abc...

Para macho macho, la sra. Thatcher. Pero ni el simpático actorcete, ni la dama de hierro se hubieran atrevido a decretar un estado de alarma por las buenas. Y es que en EEUU y RU, los gobiernos temen al pueblo. Aquí, el pueblo teme al gobierno (parafraseando a alguien...)

Libertariano dijo...

Alvy, que has publicado!!! Ya estoy buscándolo... ;-)

Alvy Singer dijo...

Reagan no es un fascista ¿no? Lo digo porque él fue incluso peor que Rubalcaba...

Libertariano dijo...

La comparación entre Presidente y el Vicepresidente, además de la diferencia en el tratamiento de los hechos por parte de los adoctrinados habituales, los que sustituyen el pensamiento por consignas y se quedan tan anchos, es una buena piedra de toque de la indigencia intelectual de muchos. Que desde la derecha se haya reivindicado a Reagan para justificar el desatino del "estado de alarma" es un error conceptual; pero que lo sea desde la izquierda muestra, por si acaso aún hacía falta, que está en la bancarrota ideológica más absoluta.

Ha sido Santiago González quién mejor ha retratado a los que comparan las medidas de Reagan en su affaire con los controladores con las que he tomado el gobierno socialdemócrata español

http://santiagonzalez.blogspot.com/2010/12/embudo-socialdemocrata-proposito-de-la.html

Lo cierto es que la socialdemocracia española muestra un día sí y otro también una mezcla de ignorancia política, estupidez económica e hipocresía moral que hace que el tsunami conservador que se nos viene encima sea, en comparación, una marejadilla primaveral.

Como en el caso del puritanismo reaccionario que mostraron en el affaire Dragó-Sostres (al grito histérico e hipócrita de "¿pero es que nadie va a pensar en los niños?") esta defensa de la conculcación de derechos con una excusa arbitraria es la mejor muestra del talante falaz y mediocre de la mayor parte de la izquierda española, tan ñoña como inquisidora.

Cara de palo dijo...

¿Mike Huckabee también?

Vaya, otro que se une a Bob Beckel, oráculo del Partido Demócrata, que ha pedido ante el público de la Fox "pegarle un tiro al hijo de puta” (es decir, al pálido hacker nihilista).

Es enternecedor saber que republicanos y demócratas pueden estar de acuerdo en algo.

La comparación de Rub-Al-Qaaba con Hans Landa me resulta un tanto novedosa, si bien reconozco que no deja de tener su gracia. Yo lo veo más bien como nuestro particular Fouché, aunque no llega a su altura. Si Stefan Zweig viviera, dudo mucho que se dignara escribir una biografía de Don Alfredo.

Alvy Singer dijo...

Navajas confunde usted medios con medidas y efecto con actitud. Los controladores tienen un estado mental dentro como afirma Arcadi Espada. Y usted, viejo hombre reaganiano (el presidente con el discurso más siniestro de USA con permiso del inepto Bush hijo, directamente un fan meritorio de austin powers), olvida el discurso de usted quiere que esté en la barrera.

Anónimo dijo...

¿Siniestro por qué?

Alvy Singer dijo...

Deberes: Rambo 2 y los discursos de Reagan en su recta final y en su victoria.

PD: Muchas Gracias por el libro, 24 de enero en sus librerías.

Libertariano dijo...

Siniestro es a Reagan lo que pelma es a Hayek

http://www.libertaddigital.com/opinion/carlos-rodriguez-braun/rivas-acusa-a-hayek-57558/


Reagan ha sido seguramente el Presidente más decisivo del siglo XX junto a Roosevelt y Kennedy. Es revelador que mientras en la derecha se acepte la importancia de FDR y JFK, aunque se les critique, la relevancia de Reagan por la izquierda no sólo es negada sino que se recurre al insulto y la difamación. Así, Hitchens escupiendo sobre su tumba

http://www.slate.com/id/2101842/

Por cierto, fue FDR el que inauguró la senda militarista de corte imperialista de los EE.UU. con su vocación de extender la democracia por tierra, mar y aire a fuerza de misiles y fue otro demócrata el que lanzó dos bombas atómicas sobre poblaciones civiles.

Pero ya sabemos el nivel intelectual y la catadura moral de la izquierda (de bajar impuestos a lanzar inquisiciones moralistas pasando por decretar estados de alerta)

PD. Que sea un best seller, Alvy!!!

Silvio dijo...

Excelente artículo, realmente tiene tintes tragicómicos. Me sirvió para entender un poco más la actualidad política de tu país, y de quien protegerme. Este tipo de personajes están en todos los ámbitos. En mi Argentina, sobran.

Te dejo un saludo y la promesa de regresar por el blog.

Chivo expiatorio dijo...

siniestro, tra.
(Del lat. sinister, -tri).

1. adj. Dicho de una parte o de un sitio: Que está a la mano izquierda.
2. adj. Avieso y malintencionado.
3. adj. Infeliz, funesto o aciago.

(Diccionario de la RAE)

Oséase: Rub-Al-Qaaba. Sirve también para calificar a su desaparecido jefe (el de ahora y el de antes).

Reagan fue funesto, pero sólo para el totalitarismo.