"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

domingo, septiembre 25, 2011

(10) Películas sobre profesores (para @EsperanzAguirre)




En Libertad Digital planteó el desafío educativo al que se debería enfrentar la derecha española, siguiendo a la sueca y a la inglesa, junto a una serie de películas que lo ejemplifican.


11 comentarios:

Erthel dijo...

Hmm, que ha llevado a vuestra merced a dejar fuera "La Ola", que bien podría ser un "no dejen a sus hijos en manos de la escuela". Ni siquiera en la pequeña lista del final.

Santiago Navajas dijo...

La ola fue la mencioné en Twitter pero es que ya no sé ni dónde escribo...

Anónimo dijo...

"dos dogmas de la ideología pedagógica que ha hundido el sistema educativo español en el cenagal de mediocridad".
Se ve que el sistema educativo español estuvo instalado en la arcadia feliz.... pero sería con los jesuitas o los maristas o algunas monjas monjiles. Porque yo no lo conocí en la escuela pública de los 70, cuando mis maestros eran casi todos adoctrinadores del franquismo.... En que lugar estaría ese mundo fantástico de la enseñanza de este país? ¡jo! me lo perdí.

Santiago Navajas dijo...

Lo de la Arcadia feliz lo dices tú.

Saludos

Elisa dijo...

Interesantísimo artículo. Echo en falta "Hoy empieza todo", de Tavernier.

Peter dijo...

Estando de acuerdo en bastantes de los aspectos, esta frase: "lo que se larva es un ataque de más calado contra dos dogmas de la ideología pedagógica que ha hundido el sistema educativo español en el cenagal de mediocridad."

Refleja ignorancia histórica, dogmatismo ideológico y demagogia. ¿Cuándo ha sido brillante el sistema educativo español?, ¿se está refiriendo a las cuatro escuelas de élite, a ese bachillerato al que llegaban cuatro gatos en los años 70 con pedagogías antediluvianas y libros que aspiraban a la memorización sin reflexión?

Nunca antes el sistema educativo estuvo mejor y nunca antes los alumnos españoles estuvieron mejor formados y en tal cantidad. Decir esto jode porque se lleva el negativismo y la crítica a todo lo que huela a pedagogía sin discriminar en absoluto.

Dogmatismos plagados de prejuicios que no distinguen grises. Debe ser liberalismo del bueno.

Santiago Navajas dijo...

Que al criticar el actual sistema defiendo el anterior es una falacia, por lo demás muy común.

Anónimo dijo...

No es una falacia: si dice usted "que lo ha hundido", quiere decir que considera que antes estaba mejor. Y partir de esa base es montar un discurso falso y demagógico. Jamás ha estado mejor la educación española, por mucho (muchísimo) que falte para mejorar.

Hable usted de que queda mucho por mejorar, no de "que lo han hundido", porque es falso. Eso sí que es una falacia. Pero empezar diciendo que esto ha mejorado sobre todo lo conocido hasta el momento, no le interesa y es una disonancia cognitiva demasiado fuerte para aceptarlo, porque la idea sigue siendo partir de la base de que "la izquierda" lo ha empeorado todo, y cuesta redefinir el discurso propio aceptando la realidad.

Santiago Navajas dijo...

Uno de los síntomas de la idioticia que promueve el actual sistema educativo es la incapacidad para apreciar matices y la funesta manía maniquea de si no está conmigo debe estar obligatoriamente contra mí.

Ya lo advirtió Unamuno, que en este país si no estás con los hunos te etiquetan automáticamente entre los hotros.

Pero el sistema lógico de la conjunción, la disyunción y el condicional, de los supuestos y las implicaturas, es más complejo de lo admite tu filosofía, Horacio

Anónimo dijo...

No hace sino incurrir en falacias y ocurrencias. Por ejemplo, yo no soy un beneficiado del actual sistema educativo (soy quien le escribía más arriba), sino víctima de lo que antes había. Como usted, como es evidente por sus artículos.

Y no, oiga, no han "hundido" al sistema educativo español actual. Lo han sacado de lo más profundo del abismo, que no es que sea diferente, es que es todo lo contrario del punto de partida del que usted sale. Jamás habíamos estado mejor en educación, con todo lo que nos queda por mejorar, que es muchísimo. Pero claro, se hace más difícil hablar desde el púlpito sermoneador diciendo que estamos mejor que nunca, que ir de enterado inventando que nos han hundido. Vamos, hombre, vamos...

Y no, oiga, no es que nadie le etiquete con "los unos o los otros", es que se etiqueta usted solito. Lea los adjetivos que emplea en su artículo, si es capaz, para ser consciente. Pero me temo que no se dará cuenta, víctima del sistema educativo que le tocó vivir, que le hace escribir a usted "idioticia" en vez de "idiocia", además de artículos tan ridículos como el que cita o insultos a toda una generación como el que dedica con ese adjetivo que se inventa.

Y todo por no escribir con un poco más de humildad y reconociendo que no sabe de qué habla. Así no para de hacer el ridículo, desde el tabaco hasta la educación.

No se desmoralice tampoco por ello, hay blogs peores.

Santiago Navajas dijo...

La idiocia es una enfermedad mental. Con la "idioticia", la escribiré entre cursivas para que captes la ironía, es el lamentable estado en que un sistema educativo perverso ha conducido a una generación entera, con sus facultades mentales en su sitio pero que no ha podido desarrollar o bien ha sido conducida hacia la estupidez y la idiotez. De nuevo, no como enfermedades mentales.

Por supuesto, no es algo exclusivamente español. En Waiting for Superman, un estupendo documental sobre el sistema norteamericano "idiotizado", se apuntan los males y se plantean interesantes y arriesgadas apuestas, sobre todo por lo que tiene que ver con la reconquista de los valores educativos fuertes en la escuela.

Por supuesto, una actitud panglossiana, iracundamente insultante y cobardemente anónima no va a contribuir ni a elevar el debate ni a reconducir la situación lejos de los anteriores sistemas premodernos y postmondernos que nos han mortificado.