"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

miércoles, marzo 07, 2012

La imposición lingüística, el sexpañol y la RAE




En el Suplemento de Ideas de Libertad Digital comento la polémica sobre el "lenguaje no sexista" desde un punto de vista liberal: la imposición de una norma desde el poder estatal (el modelo racionalista-constructivista) en lugar de la emergencia de la norma desde el libre intercambio de los hablantes (el modelo anglosajón)

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Permítame discrepar. Pienso que últimamente, dentro de los círculos liberales españoles, se tiende a exagerar las bondades de la desregulación y de la liberalización, que siempre son soluciones para todos los instantes, todos los momentos y todas las ocasiones. Una varita mágica que igual se aplica a la economía, a la política o a la gramática.


Esto se llama ideología simplista, pues la realidad es sumamente compleja y no reducible a un esquema maniqueo (regular-malo, desregular-bueno). Si fuera así, podríamos acabar con cualquier tipo de regulación y que reinara la anarquía.

Don Santiago intenta extender la desregulación e independencia del modelo estatal (que es buena en economía) a la lingüística. Lo que pasa es que son áreas diferentes y lo que funciona para una no funciona para otra, de la misma manera que la democracia (que puede ser adecuada a nivel social) no es adecuada dentro de la familia o la empresa (instituciones jerárquicas)

Como persona que tiene un nivel nativo de inglés (y ha invertido 20 años para conseguirlo así como una estancia de un año en USA), déjeme que exprese mi más profundo desprecio a ese modelo normativo emergente anglosajón que usted glosa. Tenemos que aprender mucho de los Estados Unidos, pero no del modelo de lengua que tienen.

El resultado de ese modelo es una lengua sin reglas claras, con montones de excepciones, difícil de aprender, que requiere una memorización muy grande. Ni los mismos nativos la usan bien y son frecuentes las faltas que producen. La alfabetización de niños y adultos toma un tiempo más largo que con otras lenguas, desperdiciándose tiempo y dinero que podría emplearse en tareas más productivas.

La ortografía es un ejemplo. En español, francés o alemán (lenguas sujetas al pérfido modelo de una academia que intenta fijar su uso), uno ve una nueva palabra por escrito y sabe cómo pronunciarla. No en inglés, donde la irregularidad es tan grande que, por cada palabra nueva, debes memorizar cómo se escribe y cómo se pronuncia.

En español, tenemos la suerte que una "a" siempre se va a pronunciar como una "a". En inglés, puede tener hasta diez sonidos diferentes y no hay reglas claras para saber cómo se pronuncia en cada momento.

¿Es este el paraíso de un modelo normativo emergente? ¿No será más lógico que una academia realice los cambios paulatinos que mantengan una lengua regular y, por lo tanto, más fácil de aprender y de usar? Me parece a mí que, en este caso, la ideología no deja ver la realidad.

Santiago Navajas dijo...

No solo se lo permito sino que se le agradezco la más que interesante reflexión. El problema del inglés que señala es cierto pero no creo que se deba a la no existencia de una Academia normativa sino a otros dos factores. En primer lugar, la propia característica fonética del inglés, a diferencia del español, el alemán, el italiano y en parte también el francés. En segundo lugar, la propia dinámica "liberal" del ámbito lingüístico anglosajón les lleva a una mayor flexibilidad que tiene como efecto positivo la actualización constante de la lengua, lo que hace que esté creando nuevas palabras, nuevas expresiones, nuevas formas de pronunciar... El efecto negativo es el que señala, pero como indico en el artículo es que dicho "libertinaje" no me parece mal en cuanto que las ventajas de una lengua viva sobrepasan a las desventajas que, es cierto, usted señala.

En general con respecto a mi liberalismo me suelen objetar que aplique los principios liberales o bien al terreno económico, los social-liberales, o bien al ámbito cultural, los liberal-conservadores. Pero es que yo soy un liberal-liberal y por tanto creo que el paradigma es aplicable a todos los terrenos y pongo ejemplos de donde allí sucede.

Un saludo!!!

Marzo dijo...

Sin duda, pues, anónimo, la complejidad y, por supuesto, no foneticidad de la escritura china y la japonesa 1) son un enorme mal y 2) se deberán a una supuesta dejadez regulatoria del gobierno chino y el japonés en la materia...

Le propongo entonces que, para acabar con la actual anarquía, se establezca un gobierno mundial que sustituya forzosamente todas las lenguas vivas por el esperanto. (Y le emplazo a ver si sigue siendo una sola lengua mil años después).

(Por cierto, yo más bien detesto el esperanto; me parece un excelente mal ejemplo de lengua artificial. Considero un excelente buen ejemplo, en cambio, la interlingua [ http://ia.wikipedia.org/wiki/Interlingua ], que es una lengua destilada en lugar de construida con piezas sueltas).

José M. Martínez dijo...

No sé, pero no me gustaría nada ver textos como el que reproduce Ignacio Bosque en la pág. 11 de su informe. Es surrealmente ridículo: lo copio como muestra insuperable: «Sólo los venezolanos y venezolanas por nacimiento y sin otra nacionalidad podrán ejercer los cargos de Presidente o Presidenta de la República, Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva, Presidente o Presidenta y Vicepresidentes o Vicepresidentas de la Asamblea Nacional, magistrados o magistradas del Tribunal Supremo de Justicia, Presidente o Presidenta del Consejo Nacional Electoral, Procurador o Procuradora General de la República, Contralor o Contralora General de la República, Fiscal General de la República, Defensor o Defensora del Pueblo, Ministros o Ministras de los despachos relacionados con la seguridad de la Nación, finanzas, energía y minas, educación; Gobernadores o Gobernadoras y Alcaldes o Alcaldesas de los Estados y Municipios fronterizos y de aquellos contemplados en la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional.»
«Para ejercer los cargos de diputados o diputadas a la Asamblea Nacional, Ministros o Ministras; Gobernadores o Gobernadoras y Alcaldes o Alcaldesas de Estados y Municipios no fronterizos, los venezolanos y venezolanas por naturalización deben tener domicilio con residencia ininterrumpida en Venezuela no menor de quince años y cumplir los requisitos de aptitud previstos en la ley.»

J.C.Alonso dijo...

Querido Santiago; creo que independientemente de las ideologías, hay algo obvio: el sentido común. A ver, yo tuve la suerte de trabajar con un neurocirujano hispanonorteamericano nacido en Castellón y me contó un montón de anécdotas… La primera es que para vivir en USA, hay que tener pasta y decir que crees en Dios, seas cristiano, judío o musulmán -estos algo peor, últimamente -pero es importante. Se echaba unas buenas risas a cuenta del lector:— JC, vaya pensándose un Dios porque Ud. lo lleva claro con lo que le gusta Ford… El buen doctor obtuvo la GreenCard a los 26 años de estancia (no atan las longanizas a las colas del guaguau en el Nuevo Mundo) y se había divorciado recientemente de su esposa, algo que le tenía de muy mala uva. Bien, en EE.UU le llamaban “el españolito” porque su fonética le delataba. En España tenía el sambenito de la dicción sureña made in Usa que tiraba “pa atrás”, pues sus últimos años había ejercido en la Universidad de Nuevo México y muchos compañeros-todos decían que hablaban inglés, lo entendían y leían , je ,je…- de la fundación se jactaban sobre su acento. Él, se lamentaba no haber tenido el talento de su padre: un ilustre geólogo castellonense que estuvo en la residencia de estudiantes Madrid en las década de los 30 compartiendo dialéctica con los grandes de nuestro país y no saber valenciano… Para que nos entendamos como la fonética del español de otro ínclito hispanonorteamericano, Michael-Miguel Alegría (el astronauta). La cuestión es que la gente de Baltimore dice no puedo, “I Can´t” que vamos ni aprendiendo filología en Salamanca, que Hugh Jackman dice “I feel”, pues es muy tosco (y contaba que tuvo que ir a un logopeda en USA)… En Sevilla dicen: “me voy a casar, no con una rubia sino a por perdices…” La cuestión es…. ¿hay que eliminar academias?, bien, soy partidario de empezar por la Academia de lengua gallega, catalana, bable, valenciana o murciana y etc. Ojo, por esa regla de 3 igual se podría liar con las filmotecas de mi sufrida patria, y ahí me duele… Le doy la razón. Se critica mucho el modelo francés, pero recuerdan la guerra de independencia…Otro gallo hubiera cantado si Napoleón hubiese ganado aquella guerra, igual hablábamos como el insigne Dumas. Por favor, no me digan de Francia que si esto y lo otro, cuando Sarkozy se ha fundido el bretón, el corso y el normando, y también al tato del merovingio. Aún más, a día de hoy aún recibe cartas amenazadoras de grupúsculos independentistas… Respeto con mayúsculas a las lenguas y el mestizaje universal, ponderando la educación y la modalidad de la conservación de las lenguas maternas... No como la tropa de TV3 cuando entrevistan a un jugador de póker salmantino, increíble… Yo nací en Valencia, soy hijo de maragato, abuela gallega, bisabuela norirlandesa y madre castellano-manchega por la gracia de Martínez de la Rosa (no el piloto, el excelentísimo ministro del XIX) que repartió nuevas provincias y esto se coló en territorio valenciano, con cartelería del rey Jaime con membrete Camps&Urdangarín, cuando la fonética es como la de Monsieur Bono, D. José… Un saludo, y por favor vea “Shame”…y coméntenos algo

Santiago Navajas dijo...

Grandes Marzo y Alonso. No he visto (entera) Shame, lo que me avergüenza pero es que estoy liadísimo... empecé a verla descargada pero la dejé para poder verla en cine. Y hasta ahora...

Javi dijo...

En términos generales, comparto tu amor por la libertad. Y en términos particulares, comparto tu aversión a la RAE. El único motivo que veo para ceder parte de nuestra autonomía es para obtener una mayor cantidad de libertad. Y no es el caso de la RAE.

El fallo de muchos liberales es que no os dais cuenta de que la libertad en muchos casos se comporta como el dinero. Es necesario perder un poco para poder ganar más. Así, por ejemplo, la mayoría aceptáis la existencia del Estado como garantía del derecho a la vida y la propiedad. Eso lo entendéis. Pero yendo un poquito más allá: un estado democrático puede ser la mejor defensa de la libertad del débil frente al fuerte. ¿De qué me sirve que el Estado no coarte mi libertad, si lo hacen los bancos?

Dice Amartya Sen que la libertad debe ser considerada de manera positiva, no negativa. Muchas veces, vuestra libertad es simplemente "no interferencia". No. Tener libertad de movimiento no es solamente la ausencia de aduanas. Es tener, realmente, a mi alcance, la capacidad para viajar.

Y cuando los liberales inteligentes os dais cuenta de estas cosas, comenzáis a converger con los socialistas inteligente.

Un afectuoso saludo.