"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

martes, junio 12, 2012

Goodbye, Spain. Willkommen, Europa





Les pregunto a mis alumnos si se sienten más españoles que europeos o viceversa.  Españoles me dicen absolutamente todos.  Sin embargo, entre españoles y andaluces el sentimiento patriótico está más repartido.  Este es uno de los problemas de la crisis económica que estamos viviendo: una falta de identidad europea.  En este sentido es normal la crisis.  Es complicado que se elimine, o se modifique radicalmente, una estructura económica y cultural con tanta tradición como la que configura los Estados-nación sin que se produzcan traumas.  Griffith lo puso en celuloide ejemplarmente en su El nacimiento de una nación.  Por mucha epidural que te pongan, parir es algo sumamente traumático.  En el caso de los Estados Unidos tuvieron que pasar por una Revolución complicada y violenta además de por una cruel y sanguinaria Guerra Civil.  Así que si para hacer nacer a Europa, la actual crisis es lo peor que nos va a pasar, que vengan Thomas Jefferson y John Adams a verlo.

O Europa pasa a ser los Estados Unidos de Europa o nos veremos "reducidos" a ser como Uganda. Unos Estados de Unidos de Europa que tengan en Berlín su capital política y económica, liderando por la potencia de su Cultura (con mayúscula, en el sentido orteguiano).  Alemania ha de ser la educadora de los europeos en la europeidad ya que por su propia tradición federalista es la que mejor puede implementar esa emergencia de lo europeo sin que se pierdan los rasgos hasta ahora esenciales de la españolidad, la italianidad, etc.  No es sólo una cuestión de unidad fiscal y política, como apunta el New York Times.  Es mucho más profunda y radical: se trata de una unidad cultural, de sentirnos orgullosos de una tradición humanista, liberal y racional en la que Shakespeare se da la mano con Tolstoi, Wittgenstein con Popper y Einstein con Bohr.

La cuestión española es si vamos a estar preparados y con voluntad de sumarnos a un núcleo duro de Europa en el que sin duda estarán países como Holanda pero no Gran Bretaña, imbuida en su propia insularidad y su relación de parásito simbiótico con los EE.UU.  España es un país que ha perdido el sentido de lo razonable, donde el relativismo cultural es una plaga y tiene una élite política y cultural sin profundidad ni preparación, que asiste inane a la burla de los símbolos de las esencias constitucionales y con pasividad a la condena al paro de la generación más joven, mientras interpreta el "café para todos" autonómico como un "sálvese quién pueda y el último que apague la luz".

Alemania tuvo la fuerza de reunificarse diciendo aquello de "Goodbye, Lenin".  Los españoles tendremos que decir, aún más radicales, "Goodbye, Spain... Hello, Europe".  Porque como vio profético Ortega y Gasset, el mayor filósofo español que todavía sigue hoy menospreciado por ignorancia por parte de gran parte de los filósofos españoles, España es el problema y Europa, la solución.



8 comentarios:

Jom dijo...

Menuda estupidez.
El problema de España es que existen 17 legislaciones diferentes, 17 regulaciones diferentes, 17 mercados diferentes y todas ellas totalmente arbitrarias.
El problema de España es el poco respeto por la propiedad privada y una justicia muy lenta y que no funciona.
El problema de España es que en algunas regiones llaman al boicot, incluso desde de las instituciones, a los productos del resto de España.
El problema de España es el totalitarismo, la falta de libertades, el sectarismo y el odio que se fomentan desde algunas regiones o desde algunos partidos.
El problema de España es ese paternalismo estatista que asfixia la economía, despilfarra el dinero y no nos deja responsabilizarnos de nuestras vidas, sin la posibilidad de que haya otras alternativas.
El problema de España es que precisamente no se cree en España, se la repudia y todos esos acomplejados que dicen que el problema es España y la solución es Europa. ¿Europa es la solución a qué? Europa no es solución a nada, se está suicidando cultural, económico y políticamente desde hace decenios, despreciando sus raíces y su historia. Algunos países más que otros, España uno de los que más, por lo tanto "más Europa" sólo servirá para acrecentar los complejos y empeorar aún más.

Rafael dijo...

Y no nos olvidemos de este majadero sistema educativo que padecemos.
En España se premia por activa o por pasiva en el aula los malos modos. A un delincuente se le trata con más manga ancha que a un buen estudiante.
¿Que no?
Comparad (los profesores presentes) el tiempo dedicado a cada alumno en cualquier evaluación.
Los institutos no son centros de enseñanza, son aparcamientos de chavales toda la mañana. Ni siquiera reformatorios pues no cumplen esa función.
Hemos cerrado la vía de escape de los guetos, convirtiendo los colegios en guetos. Y tan orgullosos que estamos. "El colegio debe reflejar el medio social en que se encuentra".
Os habeis enterado de que tenemos alumnos analfabetos funcionales acabando la ESO. Que no saben dividir, escribir correctamente. Y lo peor, siendo un lastre para el que quiere y puede.
Por no hablar de profesores tarados emocionalmente.
Pensadlo un poco antes de creer en bálsamos de Fierabrás.

Jeremías Johnson dijo...

Santiago, tengo que decir que discrepo radicalmente.

Uno de los mayores defectos de nuestras élites intelectuales y políticas es esa tendencia tan extendida a dar por sentada la incapacidad de España para solucionar sus problemas sin ayuda de otros, esa absoluta desconfianza en España (desconfianza que tiene su origen en una visión muy negativa de la historia de España), esa disposición a creer que se lo debemos todo a "Europa" (como si España no fuera un país europeo); defecto que tienden a contagiar a todos aquellos españoles que tienen la ocasión de escuchar sus peroratas.

Atribuir la presente crisis económica a una falta de identidad europea me parece una frivolidad.


En cuanto a Ortega, ciertamente era un señor de gran solvencia intelectual (incluso tuvo un discípulo de la talla de Julián Marias, detalle significativo), pero también dio muestras de una buena dosis de frivolidad en cuestiones políticas. A Ortega hay que admirarlo, pero sin caer en la adoración bobalicona y acrítica. Todo el mundo tiene sus horas bajas, y todo el mundo dice tonterías de vez en cuando, como el mismo Ortega se encargó de dar a entender refiriéndose a Albert Einstein.

Antonio dijo...

No tengo otra forma de comunicarle un pequeño, y ciertamente simpático, lapsus en su último artículo en LD.
Usted se está refirindo en realidad a Leopold Bloom.
Saludos.

Jeremías Johnson dijo...

"El imbécil de Harold Bloom..." Cómo me he reído con ese lapsus linguae.

Ya que alguien ha mencionado ese desliz, aprovecho para hacer otra observación en relación con el último artículo: MILF no significa "Mature I'd like to fuck", sino "Mom I'd like to fuck".

Santiago Navajas dijo...

Gracias por las rectificaciones, el Alzheimer... de hecho, me di cuenta esta mañana pero aunque se lo avisé al editor aún no ha podido rectificarlas.

Lo de "mature" en lugar de "mother" es porque en realidad el término hace referencia a "maduras" más que a "madres" aunque es cierto que desde American Pie, que yo sepa, se refiere a "mother". Pero hay madres muy jovencitas que no caerían bajo la denominación y maduras que no son madres que sí lo harían. El término hace referencia a cuarentonas y demás que aún se conservan estupendamente.

Lo de Harold es gracioso, sí... pero hay otro lapsus que es todavía peor, creo, y es lo que hecho con el pobre Cormac MacCarthy... en fin, que se me han cruzado mucho los cables y me parecían tan obvias las referencias que no las comprobé suficientemente.

Santiago Navajas dijo...

En cuanto a los comentarios sobre lo de Europa, estoy muy de acuerdo en las críticas vertidas al sistema autonómico y al educativo, que a su vez se basan en un sistema cultural relativista y acomodaticia, sin tensión espiritual. Precisamente lo que sí tienen en Alemania y en Inglaterra, cada una de ellas a su modo. Por supuesto, que España hace cosas estimables, de la selección española de fútbol a Zara, pero son más bien excepciones que la regla. Al menos en Andalucía, Extremadura, las dos Castillas... quizás se puedan salvar Madrid, Navarra, País Vasco, con más peros Cataluña... Pero, insisto, se trata de ir olvidando España (y Grecia, y Francia, y etc.) para ir pensando y sintiendo como europeos, con unas tradiciones fuertes, Atenas, Jerusalén y Roma; Kant, Locke y Popper; Cervantes, Shakespeare, Joyce; sobre las que construir un futuro poderoso. Del mismo modo que dejó de haber, constitutivamente, aragoneses, castellanos y granaínos, pera pasar a ser españoles. Destrucción creadora que diría Schumpeter

Santiago Navajas dijo...

Gracias por las rectificaciones, el Alzheimer... de hecho, me di cuenta esta mañana pero aunque se lo avisé al editor aún no ha podido rectificarlas.

Lo de "mature" en lugar de "mother" es porque en realidad el término hace referencia a "maduras" más que a "madres" aunque es cierto que desde American Pie, que yo sepa, se refiere a "mother". Pero hay madres muy jovencitas que no caerían bajo la denominación y maduras que no son madres que sí lo harían. El término hace referencia a cuarentonas y demás que aún se conservan estupendamente.

Lo de Harold es gracioso, sí... pero hay otro lapsus que es todavía peor, creo, y es lo que hecho con el pobre Cormac MacCarthy... en fin, que se me han cruzado mucho los cables y me parecían tan obvias las referencias que no las comprobé suficientemente.