"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

viernes, agosto 10, 2012

El desprecio izquierdista a la ley. De Batman a Sánchez Gordillo e Ignacio Escolar pasando por Robespierre

Goethe decía preferir la injusticia al desorden. O, lo que viene a ser lo mismo, primero el orden y a continuación la justicia.  O, también, que sólo la justicia que surge del orden puede ser una justicia estable, una verdadera justicia, una justicia sobre lo que se asiente una libertad y una paz sólidas.

Me venía esto a la cabeza mientras contemplaba los juicios sumarísimos realizados por un Tribunal Popular en la última entrega de Batman dirigida por Nolan, una película a la par desordenada e "injusta" estéticamente.  Para pasar el rato (aunque en mi caso fue un rato muy intenso porque había en la sala un tipo desquiciado que se dedicó a quitarse la camisa en mitad de la proyección, beber cocacolas que sacaba de una bolsa de deporte gigantesca y a comentar favorablemente los delirios megalomaniacos del malvado de turno. Creímos que de un momento a otro se pondría a pegar tiros pero el caso es que no se movió nadie en la sala.  Antes muertos que perdernos el final. Buenos cinéfagos).

El protagonista malvado es un tal Bane que ataca desde Wall Street hasta un partido de fútbol americano y organiza juicios robespierrianos contra los representantes del orden y la justicia "capitalistas" en nombre de los desposeídos de la tierra, de aquellos que según Marx sólo pueden perder sus cadenas.  Es sabido que la diferencia entre la Revolución Francesa y la Americana reside, fundamentalmente, en que mientras que la primera descarriló rápidamente en la demagogia y la violencia de los grupos de extrema izquierda, de Marat a Saint-Just, que despreciaban el imperio de la ley porque la ley la interpretaban personalmente -ellos eran la ley- la de los Estados Unidos supo mantenerse a salvo de extremistas racionalistas gracias a su talante empirista y pragmático.  La distancia que va del iluminismo de Robespierre y Napoleón a la ilustración de Washington y John Adams.

Una versión cañí y cutre de Bane podría estar interpretada por Sánchez Gordillo, el asalta Mercadonas.  El desprecio a la legalidad y el tomarse la justicia (social) por su mano forma parte "memética" de cierta izquierda intrínsecamente antisistema, antiliberal y protofascista (en el sentido de no sentir, todo lo contrario, ningún reparo a emplear la violencia para alcanzar sus objetivos políticos).  Pero todo acto violento no tendría ninguna relevancia ni ningún futuro si no tuviera una cobertura ideológica que lo justificase con cierto barniz intelectual.  Por eso tan culpables como los violentos son aquellos que los amparan y los animan desde sus pseudoargumentos de comprensión y justificación.  Así "asaltó" mi TL en Twitter esta joya de Ignacio Escolar, al parecer uno de los periodistas agit-prop favoritos de la extrema izquierda instalada en los mass media, un antisistema del Sistema, podríamos decir, como el mismo Sánchez Gordillo:


A los que no ven diferencia alguna entre robar y la desobediencia cívica, una pista: se llama ausencia de ánimo de lucro.

.




No suelo estar muy de acuerdo con las posturas de Sánchez Gordillo pero, con tanto linchamiento, me están entrando ganas de defenderle.

No hay mejor desobediencia cívica que la que empieza por uno mismo, digo yo, así que si el alcalde de Marinaleda y el propio Escolar de verdad quisieran ayudar a tanto parado y hambriento como desgraciadamente hay en España en lugar de asaltar supermercados y llamarlo "desobediencia cívica" podrían montar una empresa, un negocio...  Algo, aunque fuese un puesto de pipas, para dar trabajo a aquellos que lo piden. Pero es más fácil destruir que crear, más cómodo enfrentarse a una cajera empujándola que a un director de banco o ejecutivo de capital-riesgo para convencerles de que vale la pena financiar un proyecto capitalista de tecnología o lo que sea que va a crear puestos de trabajo PD.  Luego de calificar la crítica y la aplicación de la ley a Sánchez Gordillo y sus cuates como "linchamiento" (la misma expresión que suele emplear la extrema izquierda abertzale para calificar el tratamiento mediático y legal que reciben sus gudaris favoritos) reculó


1. No estoy de acuerdo con lo que ha hecho Sánchez Gordillo. Me parece un acto reivindicativo torpe que le ha dado argumentos a la derecha.


pero no tanto... no por convicción en el respeto a la ley y el rechazo a hacer el mal a nadie sino por mero tactismo en la dialéctica schmittiana de la política entendida como confrontación radical y sin tregua entre "amigos" (a los que no se les mira el diente) y "enemigos" (ni un vaso de agua).

PD. Escolar no es una excepción.  También los diputados Gaspar Llamazares y Alberto Garzón, que han prometido hacer cumplir la ley, justifican el vandalismo y el robo.

 PD. El País aplaude hoy el acto vandálico que ha propuesto el humorista de izquierdas Stephen Colbert contra la Wikipedia -un proyecto de conocimiento objetivo, neutral, democrático y gratuito basado en la iniciativa de la sociedad civil. Idealismo libertario sin ánimo de lucro y sin demagogia ni partidismos- y el Partido Repúblicano. Como decía, al enemigo, ni la Wikipedia.  En consecuencia, no les voy a proponer que visiten la wiki de Colbert para sabotearla.  Igual al gracioso no le hacía puñetera la gracia...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

El necio de Escolar no capta lo fácil que es para cualquiera el ponerse en el punto de vista del que sufre el asalto y el robo, las cajeras y el dueño del supermercado. Estos no pueden menos que oír a Escolar como alguien que les dice que han sufrido un accidente. Sin pretenderlo, en esto consiste su necedad, reduce la izquierda a una especie de mafia caprichosa o a una horda de bárbaros.

No es el primero ni será el último en muchos decenios, pero tiene la ventaja de ser un tuitero y tan tonto que nos lo hace ver resumido en menos de 140 caracteres. Una retorcida y sorprendente ayuda en el desprestigio de la izquierda.

Sonja dijo...

Me alegro de haber descubierto este blog, pues sí la verdad, yo también veo algo de de Bane en Sánchez Gordillo.

anto33 dijo...

Ya no soportaba a Escolar cuando lo veía en Cuatro,pero esto me confirma su indigencia mental.Me he pasado por su periódico digital y era lo que me esperaba,con comentarios de los lectores realmente patéticos.Cuando salga en septiembre,ya veremos lo que dura sin Zapatero.El tipo represnta lo peor de la izquierda mediática.