"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

lunes, agosto 13, 2012

Paul Ryan, un home run liberal-conservador de Romney, un zas en toda la boca para Obama

+1000 “If you’re going to criticize, you should propose,” @PaulRyanVP says of his budget plan

El periódico liberal Wall Street Journal propuso al congresista Paul Ryan como segundo de Mitt Romney en su complicado partido electoral contra Obama por la Casablanca. Obama es un político admirable, dicho sea desde el disenso. El candidato mesiánico y retórico, populista e idealista, que ganó las elecciones contra los mucho más experimentados Hillary Clinton y John McCain se transformó nada más pisar el Despacho Oval en un tecnócrata pragmático y eficaz que enfrentó una crisis económica y bélica gigantesca con un puño de hierro en guante de sea, rebajando su perfil político sin dejar por ello de maniobrar en lo que Felipe González denominaba las alcantarillas del poder.

Así consiguió llevar a puerto un inicio de reforma sanitaria que, aunque modesta para lo que era su pretensión original, lleva en sí el germen de un giro a la europea del sistema estadounidense que, de no torcerse, llevaría a los Estados Unidos en el largo plazo a un sistema universal, público y gratuito (como explicita Luis Rojas Marcos en este documental de la "neutral" RTVE).  Acabó, asesinándolo, con el símbolo terrorista más grande que ha existido desde el Che Guevara al tiempo que llevaba a cabo una guerra militar brutal pero en silencio (vía drones) contra los enemigos de los Estados Unidos mientras sacaba brillo a su Premio Nobel de la Paz.  Ni se ha inmutado a la hora de incumplir sus promesas electorales respecto al cierre de Guantánamo, la revocación de la Patriot Act de George W. Bush o la subida de impuestos sólo a los ricos sin que su base electoral se resienta ni, por supuesto, los conservadores del Partido Republicano, felices de que Obama se haya pasado al reverso tenebroso de Bush,  digan ni pío.

En el campo opuesto, los Republicanos daban pena.  Rendidos al maximalismo delirante de representantes como Sarah Palin o Michele Bachmann su mejor opción electoral es un inversor mormón muy peinado sin demasiado carisma cuya mejor baza es vender un perfil tecnocrático empresarial.  A estas alturas de la partida, y con Obama por delante en casi todas las encuestas, se ha jugado su última carta en un giro estratégico poniendo a su lado a una de las grandes esperanzas del Partido Republicano, una especie de anti-Obama que puede desempeñar un gran papel en la poesía épica que constituye el núcleo de una campaña electoral y en la que destaca el presidente demócrata.  Porque Paul Ryan, el candidato a vicepresidente, no sólo es pese a su juventud la cabeza más ideológica del Partido Republicano sino que tiene una gran experiencia en el cuerpo a cuerpo de una campaña electoral, en la elaboración de un perfil "oficial" que gane las elecciones para luego, ya conquistado el poder, desarrollar la auténtica personalidad política (el otro gran ideólogo del Partido Republicano, Ron Paul, jamás conseguirá traspasar el techo de cristal que supone su anclaje en unos principios libertarios con los que nunca transigirá con lo que hace falta para alcanzar el poder y plantar las semillas libertarias, como sí hicieron Roosevelt o Reagan desde terrenos opuestos).  Si los Republicanos se habían ganado a pulso su fama de paletos creacionistas cuya vulgaridad hacía juego a su ignorancia, mientras que Obama monopolizaba la imagen de cultivado intelectual y sofisticado, ahora con Paul Ryan se equilibran las cosas.

Paul Ryan sabe que para conseguir cambiar la tendencia estatalista que ha implantado Obama en el núcleo del sistema sanitario hay que, en primer lugar, alcanzar el poder.  Y ya desde ahí, sembrar las semillas del individualismo frente al colectivismo, de la libertad frente al intervencionismo, de la ética de la equidad frente a la moralina justiciera, de un sistema de oportunidades frente a una igualación de resultados finales, de la economía de mercado frente al estatalismo, del recorte de la elefantiasis pública frente a la expansión del Estado.  Y para eso no se puede vociferar en el vacío, como hacen los republicanos que sólo saben descalificar a Obama, sustituyendo los hechos y las propuestas por adjetivación gracianesca, sino proponer un plan concreto como el que ha presentado Ryan para la reforma del sistema sanitario estadounidense (que presenta en la actualidad tantos grandes fallos de eficiencia que incluso una reforma como la de Obama es preferible a seguir con el status de los más conservadores y la industria sanitaria: ObamaCare vs. RomneyCare + RyanCare) o una reducción del déficit y la deuda estatal.  Como apunta David Harsanyi en Reason

On the other hand, Ryan also champions a voucher-style reform and other ideas that are excellent starting points

Por ello, el Wall Street Journal propuso su nombre como candidato.  Porque es en la ideología conducida por el principio de realidad donde hay que dar la batalla política.  Los lectores del periódico han saludado su nombramiento como si fuera un home run:  La política entendida como una confrontación de visiones del mundo en lugar de un mero quítate-tú-que-me-ponga-yo (la rutina de la partitocracia española) vuelve a estar en la primea línea del debate político.





PD. Sobre el asesinato de Bin Laden, el primer trailer de la película que se estrenará tras las elecciones, Zero Dark Thirty, de Kathryn Bigelow que llevaba sin rodar desde que le ganó el Oscar a Avatar, de su ex marido James Cameron, con En tierra hostil

Bienvenidos a la tierra hostil de las elecciones norteamericanas. Sólo uno puede quedar vivo. El otro será arrojado a una fosa más profunda que donde tiraron a Bin Laden: la de los "losers".

PD.  ¿Quieres saber cuál es tu candidato a la presidencia basándote en sus programas electorales?  Haz este test...


4 comentarios:

Pablo Muñoz dijo...

Jill Stein, Gary Johnson, Barack Obama y Ron Paul (en este orden). No está mal, eh, Navajas?

Anónimo dijo...

Muy buen artículo Santiago. Esperemos que tus previsiones se cumplan. No lo tienen fácil los republicanos para ganar al negrito y si le ganan… posteriormente para arreglar los entuertos económicos que les está dejando Obama, tampoco lo tendrán fácil.

Los socialistas en todos los sitios son iguales en fines y peores cuanto más medios económicos tienen. Si ganan los republicanos ya nos iremos enterando de los entuertos económicos que hicieron y les dejaron los socialistas yanquis. ¡Si lo sabremos los españoles de lo que son capaces!

Saludos.

Pablo el herrero

Santiago Navajas dijo...

La fuerza está contigo, joven AlvySinger, pero aún no eres un Liberal…
.........


Gracias Herrero!!

Anónimo dijo...

A mí me ha salido 84% Romney, 78% gary Johnson...