"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

lunes, septiembre 23, 2013

El "derecho a decidir" no es el problema: hacia un doble estado catalán



En la disputa entre nacionalistas españoles (españolistas) y nacionalistas catalanes (catalanistas) los que somos españoles pero no españolistas nos arriesgamos a ser vapuleados por ambos lados.  Dado que España, como Cataluña o Europa, es una realidad social y no una realidad física, depende su existencia y configuración de los conceptos, sentimientos e imágenes que sobre dicha entidad tengan los ciudadanos que la piensen. Además, claro, de las relaciones jurídicas y económicas que las configuran como un sistema de particularidades.

En la disputa con los nacionalistas catalanes y españoles, los últimos discuten "el derecho a decidir".  Los liberales españoles, sin embargo, debiéramos discutir el sujeto del derecho a decidir.  Porque mientras que el "derecho a decidir" me parece algo que es obvio conceder desde una perspectiva democrática y liberal, lo que está en juego filosóficamente es la dilucidación del sujeto de dicho derecho.  Desde el punto de vista de los nacionalistas dicho sujeto es algo que llaman "nación", así que insisten en que tiene que "decidir" ya sea la "nación catalana" o la "nación española". Y, claro, la contradicción está servida...  

En Gran Bretaña, quizás porque tienen las ligas y las selecciones de Inglaterra y Escocia separadas (y el fútbol como metáfora sirve para aclarar los problemas a los que no están acostumbrados a pensar mediante conceptos sino mediante imágenes y sentimientos), lo han tenido claro y la nación inglesa, vía esa encarnación preclara que es David Cameron, le ha concedido a la nación escocesa el derecho a decidir sobre su independencia.  Pero los ingleses tienen ese espíritu de "tenderos" que les lleva a negociar hasta lo más "sagrado" mientras que los españoles todavía se aferran a sus nociones de "caballeros" que convierte cualquier disputa en una cuestión de todo o nada...

Pero si el "derecho a decidir" no lo ha de ejercer ninguna fantasmal "nación", ya sea "catalana" o "española", ¿quién?  Echemos un vistazo a otro trozo de "imperio británico" que también pone de los nervios al habitual nacionalista español: Gibraltar.  Puede tener sentido que España reclame el peñón por motivos geo-estratégicos, o algo así, pero imagino que nadie en sus cabales y con el bachillerato terminado creerá que podríamos obligar a los "llanitos" a pertenecer a España contra su voluntad (y si hay algún argentino por aquí, pues tres cuartos de lo mismo para sus pretensiones malvinopatrióticas).

Gibraltar es una muestra de lo que nos debiera deparar el siglo XXI: un territorio fragmentado en polis aliadas por lazos comerciales, políticos, sociales y de buena vecindad.  De lo que se sigue que el famosísimo "derecho a decidir" tendría que ser reclamado por los liberales como una forma de romper la elefantiasis del Estado-nación para reconducirlo hacia estados mucho más pequeños, y por tanto con menor poder de coerción sobre los individuos.

"Derecho a decidir" en Cataluña, sí, pero no de la inexistente "nación catalana" sino de los catalanes de carne y hueso. Ciudadanos que serían libres, algunos, de crear su propio estado catalán separado del español mientras que otros configurarían un otro estado catalán dentro del estado español, como ha venido siendo hasta ahora.  La solución de un doble estado catalán tendría, qué duda cabe, dificultades logísticas y traumas psicosociales de calado pero satisfaría esa exigencia al parecer irrenunciable para tirios y troyanos, israelíes y palestinos de la piel de toro ibérica, de sentirse miembros de un estado unidimensional catalán o de otro estado bidimensional español-catalán.  

En lo que a mí perspectiva liberal respecta, lo que importa de los casos "yugoslavos", escocés, catalán, vasco, etc. es que supondría la partición de los mega estados actuales en mini estados confederados y en el reconocimiento del ciudadano de estas "neo polis" como sujeto último de decisiones políticas, sociales y económicas, por lo que comenzaríamos a enterrar el caduco y zombi ogro del "estado-nación" decimonónico que está dando sus últimas bocanadas antes de caer derrumbado como cierto muro del que no quiero acordarme.

TVE está emitiendo una pedagógica serie histórica, Isabel, sobre la fabricación de "España" a partir de los reinos de Castilla, Aragón, León, Granada... preexistentes.  Del mismo modo que se fabricó, se puede desmontar.  Ha sido divertido, por patético, como los nacionalistas catalanes, encarnados en el felón director del Museo de Historia de Barcelona, le han hecho la mejor publicidad a la serie: ¡censurándola!  Estas idioteces creía que era patrimonio exclusivo de los gerifaltes religiosos con los artistas "blasfemos" pero, como sospechábamos, el nacionalismo es una forma de religiosidad laica a fuer de lacia.


PD.  Esta tarde en un supermercado cordobés, señoras elegían la mortadela según estuviese envasada o no en Cataluña.  La Selva es una marca de Gerona pero ¿cómo saben estas señoras que no es una empresa de andaluces emigrados o, si acaso, de catalanes "españolizados" (que diría el ínclito Wert)?


PD. El modelo de "polis confederadas" tiene su expresión más acabada actualmente en Suiza, donde se han convocado varios referéndum sorprendentes para una mentalidad como la española y con unos resultados todavía más sorprendentes.  Daniel Ordás sigue insistiendo, con muy buen criterio, en trasvasar dicho modelo a España.

13 comentarios:

Jeremías Johnson dijo...

Con respecto al "derecho a decidir":

"Eso del derecho a decidir es una chorrada que nos inventamos para no mentar la autodeterminación, que es de lo que se trata. Y punto pelota" (Agustí Colomines, presidente de la fundación de Convergencia Democrática de Cataluña)

Con respecto a Gibraltar:

No es necesario obligar a los gibraltareños a ser españoles. Es perfectamente posible dejarles conservar su ciudadanía y permitirles seguir viviendo en España, como hacen muchos británicos en la costa levantina o en la Costa del Sol, tan ricamente. Muchos gibraltareños, además, tienen residencias o segundas viviendas en territorio español.

Lamento disentir también en lo referente a su propuesta para una confederación de polis. Perdone si le resulta un poco brusca mi forma de expresarlo, pero es una propuesta de los mundos de Yupi. Es poco realista. El peso de la historia y de la cultura política de un país es muy fuerte. Además, piense en esto: ¿acabaría con el problema del nacionalismo? Porque el problema es ese, no hay que perderlo de vista. El problema en España no es tanto la organización territorial como esa especie de enfermedad moral o peste política que adopta la forma de un populismo falaz, corrupto, antiliberal y antiespañol (es decir, destructivo y opresivo).

Tampoco creo en esa dualidad que establece usted entre nacionalismo catalán y nacionalismo español, presentándolos como equivalentes. El primero es hegemónico en su territorio, el segundo es marginal y carece de representación parlamentaria.


Y ahora, con su permiso, voy a ver Take Shelter.

anto33 dijo...

Discrepo del escrito en muchos puntos:La comparación con el Reino Unido no se sostiene.No es lo mismo porque España hace referencia a todo el Estado,incluida Cataluña.La comparación correcta sería entonces la Corona de Castilla y la Corona de Aragón,porque estos fueron los reinos que se unieron.Y además se olvida de otros territorios en el caso británico¿Tiene Gales derecho a la secesión?¿E Irlanda del Norte?
Lo que ya no se aguanta por ningún lado es la idea de que los "estados pequeños" son más respetuosos con las libertades.La atomización serviría para que resurgieran los "reinos de taifas",como de hecho ya parece estar sucediendo con las autonomías.Esta supuesta descentralizació ha supuesto en realidad una supercentralización de todo el poder(ejecutivo,económico,judicial) en manos de unos pocos,dejando al estado como una entidad teórica.En Cataluña si algo no tenemos es LIBERTAD,con un poder omnímodo e insaciable,que cada día quiere más,dinero o poder,y cada vez nos roba más derechos,lingüísticos y sociales.Y para eso es para lo que han iniciado el proceso independentista.

Santiago Navajas dijo...

Lo del "derecho a decidir" lo trato como efectivamente es "derecho a la autodeterminación". Los nacionalistas periféricos llevan lustros siendo mucho más hábiles que los nacionalistas españoles a la hora de articular retóricamente sus planteamientos.

Lo que planteó es que tiene derecho a la secesión Gales y... ¡Tarragona! Es decir, si el derecho a la secesión lo ejerce no una metafísica "nación catalana" sino la ciudadanía catalana, los catalanes de carne y hueso, si Tarragona vota por pertenecer a España y Gerona por la Cataluña independiente, habría una doble Cataluña. Sería aceptar el órdago catalanista pero dándole la vuelta desde presupuestos no nacionalistas sino liberales.

El problema de la LIBERTAD no tiene que ver con el nacionalismo sino con el poder omnímodo del estado como tal. Y lo mismo sucede en Cataluña que en Andalucía, en Alemania y Hong Kong: es un fenómeno universal.

Por supuesto, que la "polisización" no sería suficiente, aunque sí necesario. Otro fenómeno de calado sería una rebelión fiscal contra el estado como ha planteado Sloterdijk recientemente. Fragmentar el estado y debilitar financieramente al estado me parecen dos alternativas liberales para reducir su poder.

Gesualdo dijo...

Me gustaría apuntar que Irlanda del Norte sí tiene derecho a la secesión y el caso es que ya lo ha ejercido hace 90 años...

Sobre la afirmación de que "no se sostiene que los estados pequeños sean mas respetuosoa con la libertad de sus ciudadanos", yo diria que la realidad circundante nos indica lo contrario.

Dicho todo lo anterior sin meterse a analizar la cuestión de fondo.

Pablo Otero dijo...

La "polisización" como mecanismo de debilitamiento del estado es una idea atractiva, pero existe al menos un factor que no tiene en cuenta: que otros estados no emprendan el mismo camino. En ningún momento se puede olvidar que ahí fuera existe una dialéctica de estados con la que hay que contar.

JFM dijo...

Perdona pero no veo en qué defender la unidad de España sea ser espantilde;olista. Defender que no se discrimine al catellano y a los niños castellano-parlantes no es ser espantilde;olista. Ahi tienes a Fabregas (htpp://fabreagas.blogspot.com) que escribe en catalan, y se ha elevado contra el sistemla escolar catalan y las restricciones a la libertad de expresion en Cataluntilde;a. Ser contrario a un sistema autonomico, e,n el que tras haber obervado que a algunas regiones les sirve para obtener dinero, se esta intentando resuscotar al leonés (valor comnication cero, valor literatura: epsilon) y crear un sentimiento nacionalista todo ello con dinero publico no es ser españolista. Y yo que soy contrario a los saperatismos y al ssitema autonomico, tengo que decir que Gibraltar me la suda, la Hispanidad (esa fraternidad con paises que no tienen reparos en expropriar empresas espanyolas por un 5% de su valor) me la suda mas aun asi que de nacionalista español my poco

A mi el modelo francés me va muy bién. Este modelo se puede resumir en:
Puedes hablar en catalan? Publicar periodicos en catalan? Abrir una tele en catalan? La respuesta es si. Puedes pasar una prueba de catalan en el bachillerato? La respuesta es tambien si.

Quieres que la administracion te atienda en catalan? Pues te j..s. La administracion te atiende unica y exclusivamente en francés lo cual quiere decir que las afectaciones de funcionarios son decididas en funcion de sus competencias y de las necesidades de la administracion sin que esta se vea nunca obligada a afectar un puesto a un inutil porque este es el unico postualnte que habla la lengua regional. Y ese argumento que usan los indepndentistas de que los ancianos en las aldeas no saben castellano (respectivamlente francés) y que por eso hay que atenderlos en catalan por alli no cuela: los ancianos en cuestion fueron a la escuela en francés, han estado decadas viendo la tele en francés y leyendo la prensa en francés asi que nadie venga diciendo que no lo saben. Lo mismo que no deberia colar en España donde por una parte nos dicen que bajo Franco no se podia hablar en catalan (falso, excepto en la posguerra) y por otra que personas que vivieron bajo su regimen no hablan castellano.

En Francia hay gobiernos regionales (vigiladisimos por la Inspeccion de Finanzas y el Tribunal de Cuentas _Nacionales_) que administran hospitales y escuelas pero ojo! nada de legislaciones regionales, nada de programas escolares regionales incitando al odio contra Francia (ni libros de matematicas en lengua regional lo cual hace que cuesten el doble), nada de seguridad social regional y nada de tribunales supremos regionales: la ley es la misma para todos tanto si vives en Dunquerque como en Hendaya o como en la Martinica

Y a Francia no le ha ido nada mal sin autonosuyas.

Jom dijo...

En cuento he visto nacionalistas españoles he dejado de leer... Qué huevos.

JFM dijo...

Te recuerdo también que esas senyoras que eatn negandose a compra un producto Made in Cat lo hacen después de que en Cataluntilde;a hayan lanzado, sin que nadie se haya opuesto, un boycott de los productos no catalanes (sin que a los nacioanlistas les haya importado si la empresa era de une empreasrio catalan) y que las mas altas autoridades de Ctaluntilde;a jhayan, sin que les haya costado mas de un puntilde;ado de votos a a lo sulmo, llamado no una sino repetdidamnete, vagosn ladrones y paraitos a los demas espantilde;oles. Pues mi padre era uno de esos infortuandos que al no ser de la raza superior, era ipso-facto un vago/ladron/parasito a pesar de haber tenido que trabajar partir de los nueve anyos y que le escupan en la cara es aldo por lo que no paso. Asi que, too bad, por los justos de Cataluña.

Jeremías Johnson dijo...

Una cosa más, Santiago:

Si la división de Palestina propuesta por la ONU no solucionó los problemas entre árabes y judíos, ¿qué le hace suponer que la división de Cataluña en dos, una para los secesionistas y otra para el resto, va a solucionar el problema? Los nacionalistas catalanes jamás aceptarían ese arreglo. De hecho, ni siquiera les basta con Cataluña. Quieren más: los Países Catalanes.

Leo en el blog de Gregorio Luri:

"Tengo la seguridad de que llegado ese momento, los que estamos en medio no haremos más que estorbar, porque dificultaremos a cada bando la visión del enemigo y, en consecuencia, recibiremos hostias de las dos partes. Y posiblemente las tendremos bien merecidas."

Las negritas son mías.


Otra cosa: eso de la "rebelión fiscal contra el Estado" no lo verán mis ojos ni tampoco los suyos. No en España, que es, según las encuestas, uno de los países más estatistas de Europa y más partidarios del intervencionismo. Nos guste o no, así son las cosas. No veo por qué iba a ser diferente en una España definitivamente fragmentada. Tenga también en cuenta el argumento de Pablo Otero, un poco más arriba. Los grandes estados de Europa seguirían existiendo, y los estaditos ibéricos se verían reducidos a la impotencia frente a los manejos de los grandes.

Espectador dijo...

Respecto comprar o no productos catalanes, se olvida de dos cosas.

Primera, que como ya le han hecho notar, eso lo empezaron los de "compreu, no compreu", con su lista de productos no catalanes a evitar por los buenos patriotas.

Segunda, que el IVA de los productos catalanes va a Cataluña, y que cuando parte de él vuelve al estado (como en cualquier otra comunidad), eso se convierte en una prueba de "Espanya ens roba". Así que para evitar robarles, que está muy feo, lo mejor es no darles ocasión, no comprándoles.

Yo desde luego procuro robarles lo menos posible.

¿? dijo...

Amén...

Depredadora dijo...

Hoy, Día de la Hispanidad.
En mi opinión, este tema de la Independencia es tan sólo un burda treta para distraer al país de problemas más importantes en relación a la economía.
¿Por qué ahora, más que nunca, la lucha por una Cataluña independiente, cuando hace pocos años, sí, existía, pero no era un tema tan candente como ahora?
¿Tendrá algo que ver con la enorme deuda catalana? ¿Intenta el gobierno catalán abrazarse al clavo ardiente de la búsqueda, ya por fin, de la independencia catalana para evitar hablar del estado de sus cuentas, que seguramente le costaría las próximas elecciones?
¿Intentan convertirse en los héroes que consiguieron la ansiada independencia y que sus errores se vean borrados por la historia?

Y, si me lo permiten, me voy a ver el desfile de las Fuerzas Armadas, a disfrutar algún legionario que se le marque el paquete más de la cuenta.

JFM dijo...

Señor Navajas Acabo de leer su articulo de Libertad Digital donde dice que Lincoln restablecio la Union a sangre y a fuego y la esclavitud miel sobre hojuelas.

Lincoln ha sido una figira muy calumniada pmor los pêrdeodres como es logico; pero tambiné por los europeos para lavarse la mala conciencia primero del apoyo que prestaron al bando esclavista y despues y luego por lo de Auschwitz, la izquierda por motivos evidentes y algunos liberales a los que les mola tanto un estado debil (la Condeferacion) que tolearn la esclavitud 'algo que no lo, olvidemos, implicaba que ni&ntiolde;os de corta edad fuesen separados de us padres y vendidos a mil kilometros de sus casa).

Nos dan como argumento declariones que hiro antes o durante la guerra. Pero tanto si Lincoln lo importante era la Union como si suu obsesion era la esclavitud solo podia decir lo mimo. Para abolirla habia primero que ser elegido y despues gnar la guerra y un discurso anti-esclavista radical le hubies hecho perder en los estados "tibios" como Ohio, un discurso anti-esclavista radical hubiese hecho unirse a la Seacesion a cuatro estados escalvistas que se mantubieron por los pelos y que por importancia esrategioca y economica quizas hubiesen poddo decidir la lucha en favor de la Confedracion de haberse unido a ella. Eso sin habmar del efecto en Estados libres pero "tibios" como Ohio que podain declararse neutrales.

Asi que para saber el objetivo real de Lincoln hay que prestar atencion a sus hechos y no a sus dichos.
La verdad es que Lincoln tuvno una sino dos ocasiones de restablecer la Union a cambio de concesiones sobre la esclavitud. Una en una negociaciones antes de la guerra y la otra, la de la pelicula, en los ultimos meses de esta. En ambas se nego en redondo a restablecer la Union a cosdta de los esclavos.

En cuanto a lo de restablecer la Union a sangre y fuego le haré observar que es el Sur quien inicia las hostilidades. AQsi que una breve cronologia.

-En el msimo momento en que se conoce la vctoria de Lincoln, sin esperar ni siquiera su toma de funciones el Sur profundo (el menos industrilizado, el mas dependiente del algodon y el mas paleto) se declara en Secesion. Pero el alto Sur, el que concentra toda la industri y casi todo el talento militra del Sur (Lee, Stonwall Jackson y Bedord Forest son de Virgina) no sigue. Lincoln no cesa de jhacer declaraciones para que el Sur vuelva pacificmente 'los lmazios de afecto que nos unen son demasiado fuertes") sin proferir nuna una sola amenaza. Una vez investdo presidente ni mueve tropas o navioss, ni declmra movilizaciones o planes de armamento. De hecho espera a que los animos se enfrien en el Sur. De hecho en este cunde el desanimo ya que sin al Alto Sur, la Confederacion no es viable. Para evitarlo Jefferson Davios tras una reunion con radicales del Alto Sur decide una accion de la que espera que galvanizara a los confederados y de paso llevara al Alto Sur a ka Secesion; atacra Fort Sumter. Pedro en el Norte Entonces y siolo entonces Lincoln decide que aquello ha ido demasiado lejos y pide voluntarios. Pero hay que decir que lo de Fort Sumter ha montado en colera a los mas tibios de los estados del Norte.

Hay muchas cosas que me hé dejadop en el tinterio y soy conciente de que probablemente solo tu me leas.