"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

lunes, marzo 23, 2015

Elecciones andaluzas 2015




Tanto en Libertad Digital como en el Diario Córdoba me publican dos artículos sobre las elecciones andaluzas de ayer.  No hay mejor época para emprender un viaje al extranjero que durante una campaña electoral.  La idiotez de los eslóganes, la desvergüenza de las promesas, el gregarismo de los mítines, el espíritu de rebaño que lleva a personas por otro lado razonables a convertirse en miembros de sectas agitando banderitas supone un duro golpe para el optimismo antropológico.  Así que me fui a Praga.  La joya escondida de la capital checa es la Villa Müller, la obra maestra que construyó Adolf Loos para el magnate Müller y su esposa en un barrio residencial de las afueras.  Como si fuese una Alhambra burguesa, la Villa Müller es “idiota” por fuera y muy inteligente por dentro.  Con la belleza al servicio de la funcionalidad -¡vade retro, ornamento!- Loos diseñó el hogar perfecto.  En esto llegaron los comunistas y expropiaron la casa a Müller, que sólo pudo conservar el dormitorio, para convertirla en una vivienda social con familias alojadas en el salón, el comedor de verano, el cuarto de los juegos, etc.  Rápidamente lo que era un prodigio de ética y estética se convirtió por obra y (des)gracia de la política bolchevique en un destartalado bloque de viviendas cochambrosas.  Müller murió al inhalar los gases de la caldera que trataba infructuosamente de encender pero, claro, lo de tener servicio había pasado a mejor vida (como él mismo).




Los comunistas checos llegaron al poder en 1948 de una forma completamente legítima, primero en alianza con el gobierno liberal en el exilio y, más tarde, ganando las elecciones.  Sin embargo, no les bastaba con ejercer un poder limitado así que dieron un golpe de estado para detentar un poder absoluto.  Su líder golpista, Klement Gottwald, un referente sin duda para nuestros socialistas bolivarianos, diseñó el programa político perfecto para un asalto al poder desde las urnas:  
"A pesar de la situación favorable, el siguiente objetivo no es soviets y socialismo, sino más bien llevar a cabo una revolución nacional democrática muy profunda"




Los comunistas mantenían la apariencia de trabajar dentro del sistema mientras introducían un caballo de troya en sus entrañas.   Es bueno recordar en días electorales como hoy, cuando ha pasado lo que se denomina con banalidad “la fiesta de la democracia”, que los pueblos también se han suicidado electoralmente, apoyado en las urnas a gobiernos corruptos, criminales y/o delirantes.  Los andaluces llevan desde el inicio de la democracia evitando lo que para el filósofo político Karl Popper constituye el fundamento de la democracia representativa: cambiar de gobierno sin derramamiento de sangre.  Los andaluces han sido incapaces en estos cuarenta años de escapar de las redes del clientelismo económico, el caudillaje político y la sumisión moral que los terratenientes socialistas, vía BOJA y presupuesto público, les han ofrecido a cambio de un puñado de votos.