"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

jueves, marzo 19, 2015

Podemos, ¡vaya timo! (apuntes desde el paraíso comunista checo)




Praga es un buen lugar para apreciar el delicado sabor de la cerveza y el putrefacto aroma del totalitarismo. El comunismo es una pesadilla de la que los checos abominan con el desparpajo del que después de una noche de sufrimiento se despierta esperando que nunca más se repetirá. Pero en este caso no podemos decir que todo fue un sueño. Del poeta Holan, cuya casa visité ayer y que fue acusado de "decadente formalista" (¿y quién no lo es en Burgueslandia?), al matrimonio Müller, a los que expropiaron su fabulosa Villa diseñada por Adolf Loos que visitaré hoy, pasando por miles de represaliados que a diferencia del poeta y político Havel no consiguieron despertar jamás. Esta es una introducción aclaratoria al artículo que publico hoy en Libertad Digital

Va por vosotros. El domingo ya de vuelta, just in time para comprobar si Andalucía se ha convertido en Venezucía

1 comentario:

manuel lopez gil dijo...

Estimado D. Santiago Navajas.
Creo que tiene Ud. mucha razón en su artículo y estoy de acuerdo, pero lo que no dice son soluciones.
Lo que si es cierto es que la mejor propaganda que tienen esos advenedizos ha sido, lo impresentables, ademas de ladrones, delincuentes y todos los epítetos que se le ocurran, que son los que nos han estado gobernando, de lo que lógicamente se aprovechan y no se puede exigir a la mayoría de los ciudadanos de España que tengan los conocimientos suficientes para discernir entre los buenos (si los hay) y los malos (que no cabe la menor duda que hay a mogollón).
Quien tiene la culpa de la poca preparación de la gente? Que no le quepa la menor duda de que muchísima los medios de comunicación, que con tal de conseguir audiencia meten toda la morralla que cabe. El público les importamos tres bemoles.
Lo único que tengo clarísimo es que no vuelvo a votar en mi vida, si no es Ud. capaz de proponerme otra solución y que me convenza.
Reciba un cordial salido.