"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

miércoles, agosto 26, 2015

¿Es la UE una dictadura alemana? Y si lo es, ¿es la mejor opción?

¿Es posible erradicar el control político para que la sociedad se organice de manera anárquica?  ¿Quizás gracias a la tecnologías de la información ya sea posible una sociedad sin jerarquías?  ¿O, por el contrario, debido al tamaño cada vez más gigantesco de los países y las construcciones supraestatales la dictadura burocrática sea más necesaria que nunca?

Tanto por las utopías anarcocapitalistas made in Silicon Valley como por las dictaduras emergentes asiáticas, la democracia liberal está contando con menos fans entre las élites académicas. Federico Fellini rodó una refutación de que fuese posible una coordinación sin control cuando la complejidad de la tarea se hacía mayor en la película Ensayo de orquesta (1979), cuando los miembros latinos de una orquesta se rebelan contra el director de la misma, un alemán, y la misma partitura que debían ensayar. El director abandona el ensayo y se refugia en su camerino. Mientras los miembros de la orquesta tratan de coordinarse entre ellos. Inútilmente, todo deviene un caos, una confusión, ya que mientras que algunos tratan de imponer su punto de vista, otros se dedican a hacer lo que les da la gana. La revolución sigue anárquicamente, con las paredes llenas de eslóganes y símbolos de rebelión. De repente, el edificio empieza a temblar como si fuera golpeado por una bola de acero. No lo parecía. Se produce el derrumbamiento de una de las paredes que mata a un arpista. Tras la confusión y el terror, vuelve el director del camerino. Y el ensayo de orquesta se reinicia donde lo dejó, con maneras si acaso más dictatoriales.

 
 Si como sostiene Daniel Bell, la dictadura de los sabios funcionarios confucianos es lo óptimo para China, ¿Cabría defender algo así para Europa, disciplinados todos por la directora de orquesta Angela Merkel?