"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

martes, febrero 09, 2016

Titiriteros, no terroristas. Una piedra de toque liberal (post data del titiritero Albert Boadella)



En Vozpópuli me manifiesto a favor de los titiriteros del "¡Gora Alka-ETA!", no de lo que han hecho y dicho sino de su derecho a decirlo y hacerlo.  Y en contra de la caza de brujas que los conservadores de todos los partidos y sectas están realizando contra el grupo anarquista, aprovechando que el Manzanares pasa por la ciudad de Manuela Carmena.

PD. El "titiritero" Albert Boadella lo resume en una frase. A este paso prohibirán a Shakespeare por apología de la violencia de género, canibalismo, incesto...


3 comentarios:

Luis Orlando dijo...

Siempre he pensado que es mejor saber lo que piensa la gente que ignorarlo, es decir, dejar que exprese su opinión libremente, sea ésta la que sea. Creo que es más inteligente saber que piensa cada uno, aunque sólo sea por precaución.

Lo que si que me molesta profundamente es que una gente que apoya a un grupo terrorista se financie con mi dinero sin mi consentimiento. El teatro, los títeres, el cine y cualquier otra manifestación cultural debe quedar fuera del poder político.

ricard dijo...

La provocación del artista es necesaria para la buena salud de una sociedad democrática. A fuerza de corrección política mal entendida estamos reinstaurando la censura.

Saludos.

Josep Lluis Suachenaguer dijo...

"Lamentosisimo" que estos payasos hayan tenido que pasar varios dias en la carcel. Es alucinante como presuntos liberales han olvidado que es mucho más importante condenar la persecución del disidente que condenar sus (¿estupidas?) ideas.

Ahora acosan a otros payasos granadinos por posibles injurias a la policia nacional de Granada. (https://www.youtube.com/watch?v=F4tjhu847GI). ¿¿¿¿¿Será posible????
A cambio del monopolio de la violencia, ¿no les va en el sueldo aguantar que los que se sientan violentados los insulten?

Dentro de poco habrá que sacarse una licencia municipal de bufón para poder insultar a un concejal.