"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

martes, junio 14, 2011

Franco: la leyenda, la polémica en Libertad Digital y una encuesta sobre el Valle de los Caídos

En El hombre que mató a Liberty Valance el senador Ramson interpretado por (James Stewart) anima a los periodistas a que oculten la verdad objetiva y escriban la leyenda. Más que hechos, los seres humanos, esos animales simbólicos, necesitarían mitos, modelos, sueños.  Aunque Ford, paradójicamente, a los espectadores no nos hurta la verdad-verdadera que resulta ser todavía más de leyenda que la propia leyenda...  Complejo a la par que sencillo que era el Maestro.



Con Franco pasa lo mismo que con el EHMLV solo que no terminamos de ponernos de acuerdo si era más bien como Tom Doniphon (John Wayne)  o como Liberty Valance (Lee Marvin).  Así que no tenemos muy claro si tenemos que imprimir la leyenda positiva o la negativa.  He leído bastante sobre Franco y el franquismo.  Sinceramente, no fue para tanto.  Ni por la devoción que aún le dedica cierta derecha ni por el resentimiento con que lo ataca determinada izquierda.  No fue para tanto en el sentido de relevancia histórica porque sin él hoy estaríamos más o menos igual.  No hay más que fijarse en los países con los que somos homologables: Grecia, Portugal, Italia...  Somos feos, católicos y sentimentales, como era el propio Franco, solo que él era un poco menos desorganizado, chapucero y procrastinador.  De ahí el éxito que tuvo en montar un capitalismo latino, ese híbrido entre el anglosajón y el renano que copia lo peor de ambos y que, ya en democracia, tanto los conservadores como los socialistas se han empeñado en sofisticar cuando tenían que haberlo desmontado hasta los cimientos.  Así nos va... (y a Grecia, Italia, Portugal...)




Es verdad que resulta un tanto patético que el historiador "oficial" de la RAH se resista a calificarlo de "dictador".  Y aunque es cierto que su régimen era más autoritario que totalitario su explicación denota que el medievalista no entiende mucho de filosofía política contemporánea. Tampoco resulta muy plausible que Pío Moa pretenda hacer una defensa "liberal" del franquismo...  Por el lado de los hooligans contrarios, la infravaloración de su figura y de sus méritos refleja uno de los motivos por los que no solo ganó sino que duró y duró contra viento, marea y todo tipo de análisis materialistas dialécticos.  Franco tenía una inteligencia pragmática, una frialdad emocional, una prudente valentía, un humor irónico y una habilidad para las relaciones sociales que hacían de él un político con mayúscula, un superviviente nato (¡me ha salido igualmente el retrato de Rubalcaba!).   Del mismo modo que la máxima astucia del diablo es hacernos creer que no existe, la de Franco fue propagar que él no se metía en política...

Con Franco pasará como con, salvando las distancias, Julio César.  Decía Nietzsche que en realidad la tragedia shakespereana sobre el "dictador" (siguiendo a la RAH a partir de ahora habrá que escribir el nombre siempre entre comillas, como un postmoderno el término "realidad") debería llamarse más propiamente "Bruto" porque el poeta se pondría más bien de parte del hijo que del padre.  Lo que no está claro porque una de las cosas que caracterizan a  Shakespeare es que resulta mortíferamente equidistante, siendo capaz de crear la más grande obra antisemita al tiempo que compone una de las defensas más emocionantes de lo que significa ser judío



Ahora los socialistas, dado que van a salir del Gobierno e igual no vuelven durante un tiempo, quieren terminar de ganar la Guerra Civil en el Valle de los Caídos para remediar lo que se perdió en Teruel.  Hay dos opciones














PD. Las respuestas en Libertad Digital al franco-liberalismo de Pío Moa: José Carlos Rodríguez y Jorge Vílches.


PD.  Mi opinión sobre la estética del Valle de los Caídos

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Para monólogo de Shylock doblado en español me quedo con el de To Be or Not to Be. Hace falta que lo suba alguien al You Tube.

Pablo dijo...

Militarote espadón mandando en un país subdesarrollado. No hay mucho más que decir.

Cayo Asinio Polión dijo...

En la historia de la infamia política española Franco se encuentra entre sus más ilustres pasmarotes (dificilísimo y raro privilegio, por cierto, en lista tan nutrida y excelsa). La función básica de estos excepcionales mamarrachos, tanto aquí como en cualquier otra bananera parte, es triple: hacer el trabajo sucio cumpliendo minuciosamente el papel de matarifes, mantener los inmutables privilegios de sus principales accionistas, y, por ultimo y no menos importante, ofrecerse a la historia simbólicamente como chivos expiatorios tanto del odio como de la nostalgia. Mientras y gracias a, en Jspanihstan siempre mandaron y mandaran los mismos intereses y sus asustadizos beneficiarios. ¿Sobre franco en definitiva?: siempre habrá tontos revoloteando alrededor de su patetísima y desdichadísima figura. Tontos, entre los que, paradójicamente y no sin sincera alegría, acabo de incluirme.

generaciondel92 dijo...

Me parece que menospreciar a un sabio como Luis Suárez no es del todo justo. También creo que ya cansa oír habla tanto de Franco, de la Guerra Civil, del Valle de los Caídos, etc. ¿Los culpables? Algunos políticos, que no paran de remover la mierda. Creo que en estos temas tan delicados hay que hacer el esfuerzo de perdonar. No hay otra salida.