"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

miércoles, abril 06, 2005

Un tipo brillante se mata

Había leído con interés algunos artículos de Lodares, una rara avis que se atrevía a decir las cosas claras con verbo brillante. El lunes lamentablemente se mató en un accidente. Creía que la filología serviría para transformar el mundo, en la medida de sus posibilidades, por ejemplo desmontando los mitos "que consideran que se habla español porque así lo quiso un poder centralizador que terminó imponiéndolo con la fuerza de las leyes"

Lingüista, era un acérrimo adversario de la invasión de lo políticamente correcto por parte de la carcundia nacionalista y el feminismo que confunde el género con la velocidad, ya saben "Lleida" en lugar de "Lérida" o "frailes y frailas".

En uno de sus últimos artículos señalaba los parámetros de acción para mantener el español como una lengua universal:

He aquí siete ideas que se deberían trasmitir a la UE respecto a nuestra lengua: 1) Efectivamente, hablamos un idioma sobre todo americano pero el Atlántico no traza frontera lingüística y la comunidad hispanohablante es, al fin y al cabo, la tercera del mundo en tamaño internacional. 2) En España se hablan varias lenguas, nadie lo niega; pero hay una general y común: el español. No somos como Bélgica, Suiza o Canadá, donde no existe una lengua común. Somos un país de comunidad lingüística, donde todo el mundo puede entenderse en una misma lengua y éste es un hecho objetivo. 3) Descontado el inglés, el español será en el siglo XXI la lengua europea que va a experimentar un mayor crecimiento mundial como grupo de lengua materna (GLM). El futuro es imprevisible, ya lo sé, pero consulten las cifras del Britannica World Data para el periodo 1993-2025 y verán qué favorecidos salimos. Consulten asimismo el Informe-Graddol de previsión demolingüística para el 2050 (patrocinado por el British Council) y hallarán que el chino, el español y el inglés encabezan el capítulo de "Grandes Lenguas", ni el francés ni el alemán aparecen en él. Quizá las previsiones de este informe son muy optimistas para el español pero... no lo he hecho yo. 4) En cuanto a su peso económico, el español aparece entre las seis primeras lenguas del mundo en todos los estudios hechos al respecto. 5) Es, sin duda alguna, la lengua extranjera que más gusta e interesa en EE UU (si es que puede considerarse extranjera allí) un país muy influyente en el mundo en cuestión de modas y gustos. Es más, si no yerran las previsiones, otra vez, del Informe-Graddol, toda América será un dominio geopolítico bilingüe en inglés-español gracias a los acuerdos sectoriales de libre comercio como Mercosur o el Nafta (y aquí sí creo que Graddol menoscaba al portugués). 6) Son muchas en el mundo las instituciones comprometidas con la enseñanza y difusión del español que, por su propio interés, consideran inconveniente el desplazamiento de esta lengua en organismos internacionales. Dicho de otro modo: de doce años a esta parte, el español ha ido creando una clientela internacional cada vez más numerosa y exigente. 7) Hablando de organismos internacionales a nivel mundial, el español es la lengua, junto con el inglés y el francés, que mejor representada está en ellos.


Lo siento mucho.

3 comentarios:

Pablo Celan dijo...

ME acabo de enterar al leer tu anotación. Es un jarro de agua fría, porque Lodares era uno de los pensadores más necesaros que teníamos. Un desmitificador de relatos canónicos; eso es lo que lo hacía imprescindible.Yo aún tenía pendiente por aquí la reseña de algunas aportaciones suyas en su último libro sobr "el futuro del español". ¡Es una gran pérdida!

Anónimo dijo...

Leí una tarde apresuradamente "El Paraíso Políglota" pero recuerdo perfectamente dos píldoras liberales: una frase rescatada de Savater: "El derecho a hablar una lengua no justifica a el derecho a crearse hablantes en una lengua" y reconocer que era un error que la Constitución dijese que era un deber conocer el español. También recuerdo la relación que establecía entre los sectores más inmmovilistas y reaccionarios en la pervivencia de determinadas lenguas.
En Baleares ya hay una ponencia presentada por los nacionalistas del PSM para que en el futuro estatuto sea un deber conocer el catalán. Ni aumentará el número de hablantes ni la gente hablará y escribirá mejor el catalán pero habrá unos cuantos estómagos que agradeceran las políticas que se derivaran de un artículo así en el Estatuto.
No sabía nada de la pérdida de J.R. Lodares y me he quedado frío.
Belio

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.