"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

lunes, noviembre 03, 2008

Liberalismo como neofilia

Algunos interpretaron la Carta-Elpaís-Boyero como un choque de progres contra carcas, o de hollywoodenses frente a nouvellevaguistas, o de censores contra los vivalavirgen. Sin embargo, creo que era un capítulo más de la eterna dialéctica entre neofobia y neofilia.

La línea de demarcación no hay que trazarla, pues, entre la izquierda y la derecha (Godard o Rohmer), o entre lo americano y lo europeo (Scorsese o Almodovar), entre la ortodoxia y la heterodoxia (Michael Bay o Jean-Marie Straub) sino entre los aprecian la calidad en todas sus manifestaciones (Godard, Rohmer, Scorsese, Almodovar, Bay y Straub) y los que reducen el espacio de posibilidad estética.



En el diaro Córdoba establezco esta distinción entre neofobia y neofilia en relación al nuevo Hotel AC de Córdoba. Obviamente también hay que prevenirse ante los que se apunta al bombardeo de la novedad por la novedad o a los que tratan de convertir cualquier heterodoxia en un nuevo dogma académico.

El liberalismo y el capitalismo son inherentes neofílicos, adictos a la innovación. Los conservadores, neofóbicos por tradición, siempre han detestado esta pasión por la creación destructora. Lo socialistas, creyentes en la religión progresista manque pierda, también.

8 comentarios:

genjo dijo...

Quien juega en un mercado libre buscará cubrir una brecha de necesidades insatisfechas. Su oferta será suicida si no satisface a nadie. El que juegue al capitalismo será innovador o conservador, según las necesidades que detecte, o las dos cosas al mismo tiempo, en aspectos diferentes, que es lo mismo que decir ninguna de las dos. No entiendo que sea contrario al liberalismo el conservadurismo, sino el intervencionismo de quien pretende imponer sus criterios conservadores. Dígase lo mismo del progresismo o del innovacionismo.

Alvy Singer dijo...

Esta clarísimo, McDonald's es lo mismo que Ferran Adrià!!

Libertariano dijo...

Incluso los que se destinan a un nicho "conservador" tiene que innovar. La tradición también es innovadora. Mira los toros...

Las hamburguesas de Adriá:

http://www.ciao.es/Fast_Good_Madrid__Opinion_1264155

Libertariano dijo...

Los enlaces Genjo a dos tradiciones conservadoras que se han propuesto innovar o morir

http://masaryk.tv/2003/armani-viste-al-torero-cayetano-rivera/

http://www.lavanguardia.es/lv24h/20081022/53565220275.html

genjo dijo...

exactamente, libertariano. La disyuntiva que planteas -o innovación o conservación- no es nunca absoluta. Si se quiere sobrevivir, siempre se innova y se conserva.

Vigi dijo...

Bueno aunque a mí estéticamente no me llama mucho la atención, y no deja de ser una arquitectura muy semejante a la racionalista de los años 30, pero camuflada por un cascarón de óxido que lo acerca a las esculturas de Richard Serra o a las de Cristina Iglesias. Tiene unos valores estéticos que rompen con lo que se venía haciendo en Córdoba hasta el momento, y nos mete de lleno en la arquitectura del XXI. Coincido plenamente con los argumentos del artículo del Diario Córdoba.
Para terminar les dejo a los lectores la cita que te puse en un mail, para que piensen sobre los que significa realizar arquitectura con letras mayúsculas:


"El nombre de arquitectura debe reservarse para el arte que, comprendiendo y admitiendo como condiciones de su funcionamiento las exigencias y necesidades corrientes del edificio, imprime a sus formas ciertos caracteres venerables y bellos, aunque inútiles desde otros puntos de vista. Por eso nadie calificará de arquitectónicas las leyes que determinan la altura a la posición de un bastión; pero cuando al revestir una piedra se añade un trozo inútil, una estría, por ejemplo, habrá arquitectura..."

RUSKIN, John, The Seven Lamps of Architecture, 1849.

Libertariano dijo...

Gracias por la cita ruskiniana!!!

Ian Curtis dijo...

Esta clarísimo, McDonald's es lo mismo que Ferran Adrià!!

Claro que no, mejor el McDonald's.