"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

viernes, abril 09, 2010

Sobre toros y cenicientas que no quieren comer perdices



En el Diario Córdoba planteo, en relación a las corridas de toros, el totalitarismo pop que nos asola, el maremoto de prohibiciones y presiones que limitan arbitrariamente nuestras acciones. Hemos pasado del gesto adusto y severo de Rouco Valera a la sonrisa lacia y bobalicona de Bibiana Aído que quiere que las niñas ya no quieran ser princesas mediante agit-prop pedagógico. Mejor lesbianas, republicanas, vegetarianas y multiculturales, todo regado con multitud de lágrimas y de faltas de ortografía, como la cenicienta que no quería comer perdices, el relato de Salamero y Cameros que viene a sustituir, en lo que supone que son tiernas y vírgenes mentes infantiles, al de los Grimm, esos fachas patriarcales, falocráticos y misóginos.

Y mira que yo no dejaría que unos hijos míos viesen una adaptación de Disney sin mi supervisión y guía, pobrecitos, pero mucho menos que fuesen abducidos por el adoctrinamiento igualmente destructor de la auténtica sensibilidad y el pensamiento complejo del ministerio orwelliano de la "Igualdad".



PD. El Abc ha iniciado una campaña "Por la libertad de ir a los toros"

19 comentarios:

Masgüel dijo...

Para princesas sin miedo y autosuficientes ya teníamos a Pipi Langstrump, que fumaba en pipa. ¿No fue en Francia donde los meapilas querían eliminar la serie porque fomentaba una actitud demasiado independiente?. Y en EEUU querían quitar Barrio Sésamo porque decían que reflejaba los ideales del partido demócrata. Lo peor es que a veces ganan las elecciones y lo quitan de verdad. Tenemos lo que nos merecemos y tal y tal.

Anónimo dijo...

Sr. Libertariano, elabora usted un pastiche, que ni usted mismo se cree, las feministas que conozco no son ni vegetarianas y ni republicanas,las vegetarianas van a misa de doce, y las lesbianas no tienen tiempo de dedicarse a eso mientras crian a sus hijos. Que las niñas (algunas al menos y cada vez más) no quieren ser princesas.. que le voy a contar es como el multiculturalismo, es lo que hay, y no por obras de Bibiana y sus campañas, la ministra es consecuencia y no causa. En cuanto a la comparación con Rouco, amigo Libertariano, que la pasión no quite el conocimiento !no hay color! aunque los dos lleven falda. Negrito.

Espectador dijo...

Se dice que mientras los otomanos preparaban el asalto final contra Constantinopla, algunos filósofos y teólogos dentro de la ciudad cercada discutían cuantos ángeles pueden colocarse sobre la punta de una aguja. Siempre me pareció increíble la anécdota; no puede haber alguien tan estúpido como para, en vísperas de la entrada a sangre y fuego de los turcos, seguir perdiendo el tiempo en estas discusiones bizantinas.

Pero la evidencia actual me ha obligado a cambiar de opinión. Que con la que está cayendo, el gobierno de ZP y sus aliados (Izquierda Hundida, p.e.) se dediquen a remover las cenizas de la Guerra Civil, desenterrando y volviendo a enterrar restos, a eliminar escudos de los Reyes Católicos ¡por franquistas!, y a tratar de eliminar los cuentos infantiles más clásicos para sustituirlos por versiones más acordes con sus propias obsesiones, pagado todo ello con el dinero público que en la actual situación sobra, demuestra que si: es posible que existan gentes tan estúpidas o más que los filósofos bizantinos del cuento.

Y lo peor es que se creen muy listos y confían en que con estas cosas nos distraigamos y olvidemos el muladar en el que su inepta gestión nos ha metido.

Anónimo dijo...

Lo siento, pero me parece terriblemente demagógico el post: ¿de dónde sale que se quieran prohibir unos cuentos? Lo que se hace es fomentar otros que otorgan precisamente una mayor pluralidad de visiones a los niños, que puedan salir de estereotipos, que no piensen que tienen que soñar de una manera determinada u otra.

Sobre el hombre de paja que se fabrica a partir de sus propios prejuicios ya le han comentado más arriba, en el segundo comentario.

Es una pena cuando se pierde el rigor y se deja llevar uno por un arrebato.

Libertariano dijo...

Pobres niños. Ya lo advertía Bruno Bettelheim en su psicoanálisis de los cuentos de hadas:

“Desde un punto de vista adulto, y en términos de la ciencia moderna, las respuestas que ofrecen los cuentos de hadas están más cerca de lo fantástico que de lo real. De hecho, estas soluciones son tan incorrectas para muchos adultos -ajenos al modo en que el niño experimenta el mundo- que se niegan a revelar a sus hijos esa “falsa” información. Sin embargo, las explicaciones realistas son a menudo, incomprensibles para los niños, ya que éstos carecen del pensamiento abstracto necesario para captar su sentido. Los adultos están convencidos de que, al dar respuestas científicamente correctas, clarifican las cosas para el niño. Sin embargo, ocurre lo contrario: explicaciones semejantes confunden al pequeño, lo hacen sentirse abrumado e intelectualmente derrotado. Un niño sólo puede obtener seguridad si tiene la convicción de que comprende ahora lo que antes le contrariaba; pero nunca a partir de hechos que le supongan nuevas incertidumbres.”

Yo también era fan de Pipi, quizás una de mis influencias inconscientes más grandes en mi individualismo radical (la consciente es Max Weber ;-) )

Tampoco le gustaría Pipi a las nuevas faldas opresoras. A Negrito le engañan que las faldas que se acercan a los niños son multicolores y multiculturalista en lugar de las enlutadas de antes. Pero por muchos colorines tras la que se escondan siguen calzando los mismos zapatos de la manipulación doctrinal y la intolerancia como método (aunque ahora orwellianamente llamada "tolerancia cero")

El último anónimo no se entera, y tampoco es tan complicado. Hablo de prohibición, en relación a los toros en Cataluña y la pretensión de extenderla al resto de España, y de presión mediante el agit prop, en relación a la sustitución de unos cuentos por otros.

A quien aprecie la literatura y los modelos complejos y profundos seguirá leyendo los originales de Andersen, Grimm, Samaniego, Dickens... antes que las adulteraciones disneynas o bibianas.

Saludos!!!

A. Chena dijo...

Yo a Bibiana le aconsejaría que leyese a Wendy McElroy. Esa sí que es una feminista.

Y viva Pipi!!!!

Stewie Griffin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Stewie Griffin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Stewie Griffin dijo...

Acabo de leer el cuento en cuestión y es que uno no puede quedarse callado ante esto, esto es aún peor que la clasica mierda feminazi-estatista, directamente quieren volver a nuestras hijas retrasadas mentales, con nuestro dinero.

Promueve el consumo irresponsable de alcohol entre niños (Luego vendran a moralizarnos con el tema del consumo de drogas entre adultos, je), deforma grotescamente la noción de libre acuerdo entre las partes en la unión matrimonial, banaliza el drama de la ablación femenina, mete la cuña subliminal del rancio republicanismo estatista romantizado que es hoy uno de los dogmas de fé de todo analfabeto manipulable que se precie, es una ensaltación de la fealdad como ideal moral (como buenos altruistas han de adorar la ausencia de valor, sea el valor que sea), si atendemos al dibujo del frotamiento del hada y la niña del cuento uno ya no sabe ni que pensar, promueve el misticismo religioso (supongo que si no es una religión cristiana les vale a estos hipocritas repiteconsignas), la lista es interminable..... en definitiva es propaganda para nuestros hijos pagada con dinero robado a nosotros mismos que busca deliberadamente volverlos tarados mentales (¿Desde cuando las vacas se hacen al microndas?, ¿Desde cuando una persona con medio cerebro hace las tareas domesticas en tacones? ¿Desde cuando los problemas se solucionan bailando, cantando y deseandolo?...)

La UGT es responsable también de esta basura, que no se nos olvide. Quieren volver a la gente en cabezapalas que repiten consignas sin sentido para poder hacer con ella lo que quieran.

Masgüel dijo...

Es un cuento reaccionario, cargado de rencor y dibuja un personaje que es un progre estereotipado. Lo peor es que no es un cuento para niños, sino para conseguir el aplauso los adultos que se identifican con ese estereotipo.

Pero tampoco me parece que los cuentos clásicos sean los más adecuados para los niños pequeños. Porque efectivamente llevan tanta carga ideológica como el que nos ocupa (reflejan la época en que se fueron escritos) y hay que ser cuidadoso con la formación del imaginario infantil. Para leer "Las mil y una noches" y entender su contexto cultural ya tendrán tiempo cuando les salga pelo en la ingle (suele coincidir con el tránsito del tebeo al texto puro).

Santiago, si un preescolar no puede entender la justificación racional de un cuento de hadas, mucho menos leer a Dickens.

Stewie Griffin dijo...

La verdad es que hace mucho que no leo esos cuentos, quizás si lo hiciera ahora te daría la razón Masgüel. No lo sé porqué la verdad es algo que nunca me había planteado. Por curiosidad, ¿Qué tipo de historias usarías tú con tus hijos de tenerlos (o el día que los tengas)?

Un saludo.

Masgüel dijo...

¿Yo?. Una vasectomía es lo que me voy a hacer.

Ni idea. No me he puesto a mirar. Yo mamé de la tele y del tebeo. Dejaría a los niños con toda confianza en manos de Bugs Bunny y la Pantera Rosa. O de los Simpson, aunque no entiendan muchas cosas. La infancia encaja muy bien con la oralidad audiovisual. Es importante fomentar el gusto por la lectura, pero ya un poquito más mayores, a los diez u once años.

Libertariano dijo...

Una de las peores tentaciones es la que indicaba Harold Bloom: que los niños son idiotas. En su recopilación de cuentos por supuesto que estaba Dickens, Shakespeare... Y, por supuesto, el gran Kipling, que sospecho que también estará contraindicado por colonialista o así.

http://libros.fnac.es/a15337/Harold-Bloom-Relatos-y-poemas-para-ninos-extremadamente-inteligentes-de-todas-las-edades

Una joya por cierto sobre la lectura y la influencia de Oliver Twist, torero!!:


http://www.youtube.com/watch?v=_B2qBMVEUFU


Hoy en El País vienen

Masgüel dijo...

Los niños no son idiotas. Kipling sabía que los niños que se ganan la vida en las calles son rápidos como una luz. Pero "Kim" está narrado en tercera persona. No es infantil, es la visión de un adulto y solo un adulto puede entender precisamente esto, que es la visión de un adulto (que de paso conoce el laberinto cultural del subcontinente indio).

Tú sabrás si se te vale el fragmento de de Bettelheim que has citado. Yo creo que para un niño de cuatro años, tiene sentido.

Anónimo dijo...

Lo que se nota es que Libertariano no tiene hijos, simplemente. Y tanto sus hombres de paja pintando a sus enemigos particulares como su idea de lo que son los niños están muy lejos de la realidad.

Abraham dijo...

Tal vez yo tampoco entienda mucho de niños (sólo soy profesor). Espero entender un poco de literatura, ya que soy profesor de eso.
Este debate sobre los cuentos es producto de la ignorancia. Los cuentos infantiles no pueden adoctrinar, no generan estereotipos ni modelos sociales ni políticos. Un niño no piensa como un analista histórico-sociológico. El niño ve reflejado una serie de deseos incoscientes y por eso ELIGE ciertos cuentos sobre otros.
Lo interesante no es darle un cuento u otro al niño; sino intentar comprender por qué el niño en cuestión ha elegido un cuento u otro.
Y en relación a los toros. El que esté libre de hacer sufrir al otro, que tire la primera piedra.

Masgüel dijo...

Abraham, antes de preguntar, llegarás a la conclusión de que el niño ha elegido un cuento clásico no porque el proceso de socialización inculque determinados roles de comportamiento, sino porque refleja una tendencia innata, natural, que casualmente coincide con determinados patrones tradicionales muy de tu gusto. No culpes a los demás de generar un debate "fruto de la ignorancia" cuando tu postura, como la de todos, refleja tus preferencias ideológicas.

Anónimo dijo...

Cuando le leía a mi hija los cuentos de Grimm, al terminar me preguntÓ un día: ¿Y por qué se casa la princesa con el principe? La niña que es lista (¿a quién le habrá salio?) consideraba que esa parte final estaba... digamos, como "superpuesta". Asumía el canibalismo de la bruja de Hansel pero lo del casorio y las perdices... Y a Dios pongo por testigo como Escarlata que mi adiestramiento no ha pasado de explicarle en las últimas elecciones que lo de Rajoy y Zapatero era como lo del Madrid y el Barça:una pasión. P.D. A Stewie, le recomiendo que se tranquilice en cuanto a la influencia del ministerio de Aida sobre su descendencia, fijate en nosotros que nos criamos bajo la bazofia amenazante del nacionalcatolicismo y como hemos salido ¡zapateristas¡ así que con un poco de suerte imaginate como puedan salirte... a ti los tuyos.Negrito.

David Amorós Navarro dijo...

Podemos exigir libertad sobre cualquier tema que no afecte a terceros. Las corridas de toros son un espectáculo sobre el sufrimiento de un animal. Que de tal espectáculo, algunos creen o crean crear arte es opinable, como cualquier manifestación artística. De la misma manera que para hacer una película no se puede maltratar a animales, tampoco se debería permitir que para cualquier manifestación artística se torturase y matasen toros. Llenarse la boca hablando de libertades cuando no se respetan ciertasd dignidades es un síntoma muy clara de la sociedad, y seguramente el país, donde vivi.mos