"Las ideas son menos interesantes que los seres humanos que las inventan" FranÇois Truffaut

viernes, octubre 28, 2005

El dinero y la felicidad: Layard contra Norberg

El último invento de los intervencionistas estatales para entrometerse en la privacidad del individuo es el argumento de Layard de que para aumentar la felicidad hay que subir los impuestos. Según los neocomunitaristas, el individuo se encuentra perdido en las sociedades complejas, psicológicamente confundido e incapaz de encontrar asideros vitales que proporcionen sentido a sus tristes vidas burguesas, plenas de objetos pero carentes de sujetos.

Si Durkheim hablaba del valor terapeutico de la religión, los neocomunitaristas socialdemócratas proponen que es mejor el Estado, superior forma de la eticidad que diría Hegel. Para ello, claro, este Guardián y Promotor del Sentido Cósmico ha de recaudar más impuestos, de manera que se frene la carrera salarial que nos lleva a desear más que nuestro vecino sin parar en consideraciones sobre lo que verdaderamente necesitamos.

Desde un punto de vista liberal la falacia consiste en poner como bien superior la Felicidad por delante de la Libertad. Que es mejor ser libre e infeliz a una felicidad de los borregos es uno de los incentivos hacia la democracia y la ciencia que ha caracterizado a los regímenes denostadamente denominados burgueses frente a los fascistas y los comunistas.

La opinión de Layard en una entrevista en Redes, y la respuesta de Norberg en el Cato Institute.

PD. El próximo Redes se titula

¿Qué tienen en común los babuinos del Serengueti y los funcionarios españoles?


¿La felicidad, el aburrimiento, la incompetencia, la lucha por el status?

10 comentarios:

apfner dijo...

Interesante aunque suena familiar. La afirmación de que para ser feliz es mejor no desear ya que así de ningún modo se frustran los deseos, es típica del estoicismo. Isaiah Berlin, por cierto, la critica severamente porque así expresada resultaría válidamente aplicable un esclavo capaz de abstraerse de su misera vida de sometimiento.
En cuanto al comunitarismo, es verdad que es la nueva bandera del antiliberalismo. Eso está estudiado: en EEUU muchos profesores marxistas se han hecho comunitaristas; les fascina la idea de que no existe nada a lo que pudiéramos llamar individualidad y de que nos definimos a partir de los deberes hacia los demás y de la posición que ocupamos en una comunidad, en lugar de a partir de nuestra conciencia, nuestra capacidad para decidir libremente o para autodeterminarnos.
Aprovecho para recomendarte la Anatomía del antiliberalismo, de S. Holmes, publicado por Alianza Editorial, que decida un par de capítulos a los comunitaristas, en concreto a Alasdair MacIntyre que lleva décadas criticando al liberalismo y alabando a las sociedades griegas, olvidando, por ejemplo, que las griegas eran esclavistas y que debemos, en gran parte, al liberalismo la abolición de la esclavitud.
Le dediqué un post:
http://road-to-freedom.blogspot.com/
2005/08/crtica-al-comunitarismo.html
Saludos
Antonio

Wonka dijo...

Muy interesante y muy bien vista la intención política de los estudios sobre felicidad, tan de moda entre los econometras. El argumento de gente como Layard es parecido al de aquel americano (no recuerdo ahora su nombre) que habla de que en la economía capitalista hay "too much choice", que nos deja despistados e insatisfechos. Ya. Virginia Postrel se encargó de desmontarlo en varios posts de su blog.

Major_tom dijo...

Entonces para ser feliz, ¿con que te roben es suficiente?

castielero dijo...

Me voy a autocitar ... con la excusa de darte la referencia a un artículo de Layard en Prospect:
http://elrincon.redliberal.com/003436.html

Un saludo

Negrito dijo...

Nunca he entendido el debate más o menos impuestos.No me interesa. Sin embargo me preocupa mucho si es a ti o a mí a quien se los suben o bajan. Sobre funcionarios:es maravilloso serlo, sobre todo porque se trabaja MUCHO MENOS que en otros sitios. Es fantástico.

Vigi dijo...

Libertariano, te he enviado un correo y no te ha debido llegar, no sé lo que pasa, si es culpa de mi ordenador o de tus antivirus!!!, te comentaba que Pedro Poyato me había dicho que te había conocido, y que es un tío que sabe bastante de cine, muy teórico a veces pero que entiende bastante, y que es un hombre muy válido!!!:)dame tu dirección, no vaya a ser que te lo haya mandado a una dirección equivocada

Libertariano dijo...

Gracias a todos por los links para seguir el ataque neocomunitarista.

Vigi, sí conocé a Pedro Poyato, aunque no en las circunstancias más propicias (estaba un poco mareado por lo que acababa de ver, una versión políticamente correcta de Otelo) Ya le he echado un vistazo al libro que me recomendaste y tiene muy buena pinta. Me habló muy bien de ti.

Mi email es santiagonavajas@gmail.com No sé qué pasa

Un saludo

lmb dijo...

¡Cuánta unanimidad! ¿No estaremos empezando a formar una comunidad de opinión, paradójicamente alrededor de un blog rabiosamente proindividualidad?

Desde un cierto punto de vista, estoy de acuerdo; no creo que la máxima expresión de lo humano se encuentre en la felicidad; creo que la libertad es un valor de mayor calado.

Sin embargo, me parece que la declinación de la libertad en virtud de la que ser libre es elegir cómo gastar una renta cada vez mejor dotada es degradar el concepto. ¿No es libre el que escoge no consumir en absoluto?

Lo cierto es que mucha parte de las sociedades occidentales escogen (libremente) a sabiendas representantes que posteriormente diseñan y aprueban leyes que se constituyen en límites para la libertad individual, como por ejemplo las leyes impositivas. (En este punto, podríamos pensar que la actitud de los liberales radicales de criticar el resultado de estos procesos democráticos y no darles un cierto carácter de verdad se parece a la de los mandarines que, en el terreno del arte, se constituyen en oráculos que determinan qué y qué no es arte, por encima de la opinión de las masas y del arte de las masas). Y eso es, como decía o sugería el bueno de Rawls, porque en el otro platillo de la balanza de la libertad no está la felicidad, sino el riesgo, y bien podríamos pensar que la gente elige libremente no tanto para optimizar su capacidad de elegir, sino para optimizar el binomio capacidad de elegir y riesgo.

Norberg habla como un superhombre que no percibiese riesgos en su futuro; la mayor parte de la gente que conozco los percibe, y está más que dispuesta a transaccionar algo de capacidad de legir a cambio de acotar los riesgos a los que piensan que se enfrentan de cara a su futuro.

Saludos afectuosos, liberales.

Libertariano dijo...

Exactamente lmb, en el fondo está el sofisma de tener vincular la libertad y la felicidad. Por el contrario, la cuestión, como bien apuntas, está en la ecuación libertad-riesgo.

De hecho uno de los conflictos fundamentales, si no el que más, entre liberales por un lado, y socialistas y conservadores por otro, es en la apreciación del riesgo.

Los socialistas y los conservadores son aversos al riesgo, y conjuran dicha aversión echando mano del Estado o de las instituciones establecidas, según los casos.

El liberal, siempre en abstracto claro, es un amante del riesgo (más radical cuanto más amante).

Y la felicidad está vinculada, fundamentalmente por tanto, a si el cojunto mayor de individuos de una sociedad es más o menos amante del riesgo y de si en ella se dan las condiciones para que dicha satisfacción del riesgo a correr sea efectiva.

Los yanquis son, evidentemente me parece, unos individuos mucho más amantes del riesgo que los europeos, por lo que hacer comparaciones de felicidad entre unos y otros no tiene más sentido que el hacer comparaciones entre sus individuales puntos de vista sobre el riesgo y como su sociedad lo satisface.

Los brasileños acaban de aprobar por referendum el derecho a tener armas. ¿Qué pasaría en la mojigata ;-) , cobardica :-O y "balnearia" Europa?

Saludos

jiang dijo...

You will get a beautiful cloth which in the game if we want to need the beautiful cloth, we can use our own Scions Of Fate gold to buy. The one I owned on my character is one of my friends sent to me the necessary SOF gold. Sometimes we can share the trophy as the necessary Scions Of Fate money together, and we do quest together. I do not have enough confidence and cheap SOF gold about my weak memory. First I have to buy sof gold to improve my pet which I have a lovely leopard in this game.